3 °C
Noticias

Malestar en las artes

|





Mar Molina


El sector de la cultura y las artes está siendo uno de los más afectados por los recortes presupuestarios y la escasez de ayudas públicas en España. El Gobierno español subió el IVA (Impuesto del Valor Añadido) del 18% al 21% en el 2012 provocando una debacle en las industrias culturales del país y un mal estar generalizado entre los profesionales de la cultura. Debido a esto la medida tomada por el ejecutivo, el pasado 28 de Noviembre, de reducir el IVA únicamente en el arte del 21% al 10% se ha encajado con cierto escepticismo. Especialmente, ha dejado atónitos al mundo del teatro, la música y el cine que no entienden porque han sido excluidos de esta reducción fiscal. Daniel Martínez, presidente de la Federación Estatal de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA), acoge la decisión del Gobierno con una doble sensación. “Estamos muy contentos de que al menos a un sector como es el del arte se le rebaje el IVA, y confío en que sea una señal positiva, un movimiento esperanzador para que se amplíe al resto de los sectores culturales”, explica Martínez. Para él, el argumento ofrecido por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría de que la medida adoptada acerca el tipo de IVA cultural español al resto de los países europeos de nuestro entorno —la media del IVA cultural es de un 7%— es una novedad positiva que nunca hasta ahora había sido señalada por los responsables del Gobierno. “Espero que, a partir de ahora, se vaya dosificando la reducción del IVA al resto de los sectores afectados. Nosotros tenemos paciencia, pero no podremos aguantar mucho más”, añade Martínez. Por el contrario, los intérpretes agrupados en la Unión de Actores, se mostraron menos compresivos con la política del titular de Hacienda, y en un comunicado mostraron su indignación por la política fiscal “suicida” de este gobierno que “vuelve a dejar pasar una oportunidad de solventar uno de los errores fiscales más grandes que ha cometido, el de grabar todo el sector cultural con un IVA del 21%”. “Todo el mundo entiende que esta medida se adelanta por la proximidad de ARCO(Festival de compra y venta de arte contemporáneo) y su importancia para la llamada marca España, lástima que este gobierno siga pensando en la cultura como evento puntual y no como tejido social. Es necesaria una política cultural coherente y continua en el día a día de todas las artes, una política fiscal que permita la producción y desarrollo cultural en los pueblos y ciudades del país independientemente de los grandes eventos, que sin el tejido cultural son imposibles", aseguran los actores, que piden a los ministros José Ignacio Wert y Cristóbal Montoro que se replanteen el IVA cultural. Nacho Duato, bailarín y ex director de la Compañía Nacional de Danza durante dos décadas, muestra su descontento con los políticos españoles y asegura que no volverá a trabajar en España. En una entrevista al diario 20 Minutos explica su opinión sobre la tasa cultural y alguna anécdota en su trato con las clases institucionales. “El 21% de IVA que impone el Partido Popular a la cultura es una clara muestra de su desprecio hacia ella. Recuerdo que un secretario de Estado, de quien no voy a decir el nombre, me llamaba el saltimbanqui. Para ellos lo que hacíamos en el escenario era "levantar la pata". Todavía funciona así. No es que estos estratos sociales lo desprecien, es que no les interesa. Mira las familias reales del Reino Unido, Holanda, Suecia o Dinamarca: dedican su teatro más importante a la danza. En España lo llamamos Teatro Real, pero pocas veces fue don Juan Carlos. Para eso que lo llamen el Teatro del Pueblo. Pero es que la R no es de Real, es de Ricos”.