1 °C
Noticias

Queremos a la emigración española en Reino Unido, pero solo la que "trabaje y no busque ayudas”

|

Redacción Express News


Desde que la crisis económica arrasó el endeble mercado laboral español, ¿quién no conoce a una o varias personas que están viviendo en Reino Unido? Londres, , Birmingham, Edimburgo; ciudades donde la población española, generalmente con títulos universitarios y masters, realiza una labor importantísima en empleos poco cualificados. Muchos británicos ya hace tiempo que ven esto con dudas. En un desayuno informativo organizado por Vozpópuli, Simon Manley, embajador británico en España, ha negado que su país estéen un proceso de "limitar el acceso de extranjeros en Reino Unido. Allíhay miles de españoles que trabajan como ingenieros, abogados, futbolistas, algunos cocineros de restaurantes estrella y estamos orgullosos de su contribución. Reino Unido es un gran país gracias a la emigración no a pesar de ella pero tenemos que crear un sistema en Europa donde haya libre movimiento de trabajadores sostenible. Necesitamos educación de mayor calidad para asegurar que nuestros jóvenes británicos tengan acceso estos puestos de trabajo también". "Somos abiertos, pero tenemos que asegurarnos de que los jóvenes británicos acceden a los puestos de trabajo" Sin embargo, reconoce Manley que "en algunas comunidades de nuestro país hay una población muy importante sobre los colegios y los servicios públicos", y tuvo palabras de bienvenida para los trabajadores españoles pero especialmente para "banqueros, abogados ingenieros españoles que trabajen y no busquen el sistema de bienestar británico". El diplomático ha recordado que también en Alemania se podrálimitar el acceso de las ayudas sociales y ha negado que se vaya a impedir la entrada de ciudadanos españoles: "Hablamos de limitar ayudas, no la entrada de la gente. Somos un país abierto, muy abierto. Creo que tendráque haber un debate a nivel europeo sobre cómo tener un sistema de libre circulación sostenible". Aunque sus palabras no iban precisamente dirigidas para el grueso de la emigración española, que acude a Londres y otras ciudades casi siempre sin haberse estrenado apenas en el mercado laboral español y que ha crecido exponencialmente en los últimos años.