3 °C
Reino Unido

Varios vuelos retrasados por un cierre temporal del espacio aéreo inglés

|

Naiara Álvarez Panizo/naiarapanizo@gmail.com


La semana pasada se ha producido un cierre temporal en el espacio aéreo de Reino Unido. A pesar de esto, cabe destacar que no se ha producido ninguna cancelación de vuelos que conectan el país Anglosajón con la red aeroportuaria española. Por otro lado, lo que sí ha producido fueron varios retrasos de bastante duración, concretamente en 34 vuelos que unen Reino Unido con España.El motivo por el que El Servicio Nacional de Tráfico Aéreo británico, o bien NATS (siglas en inglés) ha suspendido los vuelos en todos sus aeropuertos de la capital inglesa y también en los del sur del país, ha sido por un problema técnico en su centro de control. El propio organismo aseguró que se trataba de un “fallo técnico” en el centro de control que tienen en Swanwick, situado al sur de Inglaterra. Por otro lado, Eurocontrol afirmó que el problema surgió por un fallo en el servidor de datos de vuelo en el propio centro de control.Según los datos que ha facilitado AENA, desde las 4 de la tarde estaban pendientes unos 96 vuelos que enlazaban Londres con varios aeropuertos españoles. Por otro lado, fuentes pertenecientes a IBERIA aseguraron que entre sus vuelos afectados se encontraban dos que estaban pendientes de despegar en el aeropuerto madrileño Adolfo Suárez Madrid-Barajas, otro en Londres también a punto de abandonar tierras anglosajonas y otros dos vuelos que ya habían efectuado la salida con dirección Londres habían tenido que dar la vuelta y los pasajeros no pudieron reanudar su viaje hasta el día siguiente por la mañana.Enseguida se descartó la idea de un posible ataque informático, o por otro lado, un fallo en el suministro de la corriente eléctrica como
motivo principal del problema que lo que hizo fue que los controladores no pudieran acceder desde sus pantallas a todos los datos y la información necesaria para que todo funcione correctamente.En Heathrow, que es el aeropuerto con más tráfico de toda Europa, se anunció que por lo menos 50 de los vuelos que tenían previsto su despegue el día 12, no pudieron despegar y además se aconsejó a los pasajeros que comprobases sus vuelos antes de llegar al aeropuerto o abandonar sus casas. Cuando esto sucede, obviamente nadie se lo espera por lo que se generó el caos entre los pasajeros, dado que muchos de los que tuvieron la suerte de poder aterrizar antes del cierre aéreo, no pudieron recoger sus maletas y British Airways anunció que se les serían enviadas a través de un servicio de mensajería. Enseguida se formaron largas colas en los mostradores para presentar quejas, pero sin duda lo han sabido resolver de manera muy eficaz teniendo en cuenta que Heathrow es el primer aeropuerto en el Reino Unido y que cada día da la bienvenida a unos 200.000 pasajeros.Por otro lado, tanto Gatwick y Stansted, segundo y tercer aeropuerto respectivamente, reanudaron sus vuelos a lo largo de la tarde, eso sí, con diversos retrasos, como también sucedía en London City Airport, situado al Este de la ciudad y en Luton, al Norte.Pero no fueron solamente los grandes aeropuertos londinenses los únicos afectados en todo esto. Los aeródromos de Bristol, Southampton, Leeds y Brimingham también sufrieron el cierre del cielo británico, al igual que Glasgow y Edimburgo en Escocia. Sin duda cuando suceden estas cosas vale más prevenir que curar y a pesar de todos los retrasos y todas las quejas que se generaron, lo importante es que todo el mundo llegó a su destino sin tener que lamentar ningún tipo de percance.