3 °C
Deportes

El Real Madrid pone tierra de por medio

|

Fernando Vaca
@fjvacama


El conjunto blanco es aún más líder de la Liga tras su victoria en Almería (1-4) y los tropiezos de sus máximos perseguidores
El Barcelona no pudo pasar del empate (0-0) en el campo del Getafe en un partido en el que se echó de menos al mejor Messi
El Atlético de Madrid cayó en el Vicente Calderón ante el Villareal (0-1) y sufría su primera derrota en casa 27 partidos después


El Real Madrid es una sonrisa permanente desde que José Mourinho abandonó la casa blanca. Y de eso ya ha pasado más de un año. Su sucesor, un hombre que llegó al Bernabéu con la etiqueta de entrenador defensivo, le está devolviendo al conjunto blanco todo ese prestigio que se dejó por el camino hace no sé cuándo. Sí, Carlo Ancelotti, ese mismo al que en la rueda de prensa previa de la final de la Champions League le preguntaron si temía por su puesto en caso de una derrota, sigue acumulando datos históricos como entrenador del Real Madrid.
Uno de ellos, aparte de la ya famosa “Décima”, es el récord de victorias oficiales consecutivas que acumula el conjunto blanco. En concreto: 20. La última llegó este pasado fin de semana en Almería, donde los blancos vencieron a los locales (1-4) en un encuentro donde la brillantez dejó paso a la eficacia. Fue así como el partido se desarrolló poco vistoso para los ojos del aficionado, siendo Isco ese verso suelto encargado de salirse de la línea establecida: el malagueño se apoderaba de la pelota allá por la media hora de encuentro, rompía la cintura de un adversario con dos amagos insalubres y ponía el 0-1 en el marcador tras un lanzamiento con rosca magistral.
Con este exquisito tanto se rompía la monotonía que se vivía sobre el césped de Los Juegos del Mediterráneo. A este reto de comprobar quién hacía el gol más bonito se unió el local Verza, que fulminaba la corta alegría madridista tras un misil desde 25 metros (1-1) ante el que nada pudo hacer Iker Casillas. El encuentro se volvía loco. Demente se volvió en la siguiente jugada, cuando Bale ponía en la red (1-2) un centro de Kroos que no merecía lo contrario. Desencanto local, felicidad blanca y descanso.
Los segundos cuarenta y cinco minutos nos dejaron el mismo escaso fútbol y datos estadísticos bastantes interesantes. El primero de ellos vino con el penalti que atajó Casillas a Verza, despejando fuera de la portería un balón que suponía el 2-2 en el marcador. El arquero madridista no paraba un penalti desde el año 2011, cuando atajó una pena máxima del racinguista Pinillos. El que no falla desde los once metros es Cristiano Ronaldo, aunque en esta ocasión sus cotidianos goles no vinieron a balón parado. El primero de ellos vino de la mano de su mejor socio, Karim Benzema, que le regaló el 1-3 al portugués. Similar fue la acción de su segundo gol que a la postre significó el definitivo 1-4, donde el “7” se aprovechó de la enésima incorporación de Carvajal al ataque para firmar un doblete. Doblete, por cierto, con el que alcanza la cifra de 25 goles en tan solo 15 jornadas. Además, el de Madeíra lleva 61 goles en todo lo que va de 2014, a solo 8 de los 69 que marcó en 2013, su récord individual.
Con esta nueva victoria en Liga, la vigésima consecutiva en partidos oficiales, el Real Madrid llega líder en solitario al parón navideño con 39 puntos y encara el inminente Mundialito de Clubes en un momento de forma extraordinario.


Barça y Atlético dan alas al Real Madrid


Llegó la jornada 15 de Liga y se comprobó lo difícil que es seguir la rueda del Real Madrid. Así lo dejaron ver Barcelona y Atlético de Madrid, que el pasado fin de semana se dejaron por el camino esos tipos de puntos que al final de año ganan campeonatos. La resaca europea se hizo notar en blaugranas y rojiblancos, que ofrecieron una de sus actuaciones más pobres de la temporada.
Así se reflejó, por el ejemplo, en el Coliseum Alfonso Pérez, donde el Barcelona se presentaba con la obligación de ganar tras conocer la victoria madridista ante el Almería. Sin embargo, aparte de un lanzamiento a la madera de Messi tras un tiro libre, no hubo rastro blaugrana durante los 90 minutos de encuentro. Los de Luis Enrique volvieron a ofrecer su peor versión y lanzaron un mensaje poco prometedor a la afición blaugrana. La prueba de ello: un equipo que contó en su alineación con Neymar, Luis Suaréz y Messi fue incapaz de hacer ni siquiera un tanto. Con este pobre 0-0 el Barcelona se aleja ya a cuatro puntos del Real Madrid, aunque continúa en segunda posición (35) tras el pinchazo del Atlético de Madrid.
Y sí, los de Simeone volvieron a perder en el Vicente Calderón 27 partidos después. Su verdugo fue el Villareal, un equipo que suena a buen fútbol. Los visitantes se hicieron con una victoria por la mínima (0-1) gracias a un gol de Vietto en las postrimerías del encuentro. Antes de este tanto, hubo cerca de 90 minutos para el poco fútbol y para la polémica: como el penalti por mano de Gabi que el árbitro no vio y el riguroso gol anulado a Mandzukic por un supuesto empujón a un defensa rival. De esta manera, y tras sufrir unas de esas derrotas que cuesta dirigir, el Atlético desciende a la cuarta posición (32) y se aleja ya a 7 puntos del Real Madrid.


La Champions League ya tiene sus octavos de final


Tras una fase de grupos donde los máximos favoritos (aparte del Liverpool) consiguieron clasificarse, el pasado lunes tuvo lugar en Nyon el sorteo que emparejó a los 16 mejores equipos de Europa. Las primeras dos bolas dejaron un jugoso Chelsea – PSG, donde los franceses buscarán la revancha de la temporada pasada. Mismo objetivo tendrá el Manchester City ante el Barcelona, que volverán a verse las caras en una eliminatoria en la que Yaya Toure se perderá el partido de ida por sanción. Otra eliminatoria que se repetirá será el Schalke – Real Madrid, donde los blancos vuelven a ser los favoritos. Menos decantada parece estar la apasionante eliminatoria que nos dejarán dos campeones de Europa venidos a menos como Borussia de Dortmund y Juventus. El que buscará (de nuevo) esa orejona que ya tienen los dos equipos anteriores es el Atlético de Madrid, que encontrará su primera piedra en el camino con el Bayern Leverkusen. Y de alemanes va la cosa, porque el otro Bayern, el de Munich, no lo tendrá fácil ante el a priori asequible Shakhtar, un equipo cimentado bajo una base brasileña. Igual de igualado se viene el emparejamiento entre el Arsenal y el Mónaco, dos equipos que conocen bien lo que es quedarse a las puertas de la gloria de Europa. Precisamente el verdugo del Mónaco en esa final de 2004, el Oporto, fue el último equipo en salir de un bombo que lo emparejó con el siempre complicado Basilea.


16 equipos, un destino: Berlín. Que el fútbol reparta suerte.