6 °C
Reino Unido

¿Té Inglés?

|





Roselyn Vargas


Extrañamente mucha gente aún piensa que el té, la segunda bebida más consumida a nivel mundial es de origen Inglés. Para sorpresa de muchos, no es así, todos los tipos de Té que existen: Té verde, negro, blanco, amarillo, oolong, puerth o rojo, proviene de una misma planta llamada Camellia sinensis, que es originaria del Sur y Sudeste Asiático, aunque actualmente su cultivo se ha extendido a muchas partes del planeta.
Unas de las leyendas más aceptadas sobre su origen data del año 2757 a.C. y se le atribuye al emperador Chino Shen Nung, quién por su interés en mantener la salubridad de la población mando a que se hirviera toda el agua que iba a ser consumida por sus habitantes, cuando un día por error algunas hojas de la planta Camellia sinensis cayeron dentro del agua hirviendo, desprendiendo un aroma agradable y generando así la popular bebida conocida mundialmente como el té.
Según los historiadores, los primeros en introducir la desconocida bebida en Occidente fueron los holandeses hacia el año 1606 quienes transportaron el primer cargamento importante de té a Europa, con la famosa compañía Neerlandesa de la Indias Orientales, considerada como la primera corporación multinacional del mundo, la cual se encargaba del tráfico de sedas, tintes y especies desde China. El Té es descubierto por los Chinos, introducido en Europa por los Holandeses, presentada en las Cortes Inglesas, por la Portuguesa Catalina de Braganza, (consorte de Carlos II de Inglaterra, quien entrego como dote las ciudades de Tánger y Bombay, y que además trajo consigo un baúl lleno de tés con varios servicios de porcelana procedentes desde China). Que a los ingleses se aficionaran al té, se debe a la Duquesa de Bedford quien introdujo la costumbre de consumirlo, cuando un día en que la espera del largo tiempo que debía transcurrir entre el desayuno y la cena (no se acostumbraba servir almuerzo), le dio hambre y mando a servir panecillos y tortas acompañados de té, dando origen al típico y actual té de las cinco.
PÁG 30 FOTO 1
Una bebida legendaria, con mucha historia, capaz de generar grandes sentimientos de paz. Los Japoneses lo usan en ceremonias especiales con mucha solemnidad a fin de revitalizarse espiritualmente. Los budistas beben té con el propósito de facilitar su autoconocimiento y la iluminación, así como grandes conflictos, como los que tuvieron lugar en las dos guerras del opio que enfrentaron a Inglaterra con China, por el monopolio del té, el cual para la época ya se había convertido en un bien de consumo habitual y masivo, y el famoso Boston Tea Party, conocido como el “Motín del té”, que tuvo lugar cuando los colonos americanos lanzaron al mar todo un cargamento de té como acto de protesta contra Gran Bretaña y que sentó las bases para la posterior guerra de Independencia de EEUU.


Su sabor depende del clima, el tipo de suelo y como se procesa la planta Camellia sinensis, un té negro es el que posee un grado mayor de oxidación lo que genera que sea más fuerte. El té blanco es el menos oxidado y se caracteriza por un sabor más suave, el verde tiene un nivel de oxidación intermedio entre ambos.


Cuando el té paso a forma parte de la cultura de Reino Unido comenzaron casas comerciales a hacer todo tipo de combinaciones, lo que generó una variedad de mezclas o “blends” existentes hasta el momento. Entre las casas más reconocidas, prestigiosas y que han perdurado a lo largo del tiempo están, Twinings que abrió en el 216 en Strand Londres y que aún sigue en el mismo sitio y Whittard of Chelsea, cuando un joven emprendedor, abrió su primera tienda en 1886 con el fin de mezclar los tés de la más alta calidad, lo que perdura hasta el día de hoy.


FOTO 2


Los más conocidos tés consumidos en el Reino Unido se encuentran:
El popular té negro English Breaksfast, uno de los más consumidos por los Ingleses, no es más que una mezcla de los Tés Asam, proveniente de la India, Ceylon de Sri Lanka y Kenia, obviamente proveniente del país africano, lo que conjuga una bebida fuerte para ser tomada a primera hora de la mañana, y que tiene la cafeína suficiente para activar a cualquier persona el resto del día.
Afternoon Téa, té negro mezclado con Jazmine y con el sabor acido de la bergamota, muy característico de la cultura Inglesa y que es un atractivo turístico por la variedad de ofertas para tomar el té de las cinco en hoteles y restaurantes de diferentes partes de Reino Unido, sobretodo en Londres, donde la mayoría de los establecimientos de restauración tienen el té de las cinco.
Earl Grey, té negro que recibe su nombre del Primer Ministro Británico Charles Grey, según una de las leyendas más aceptadas es que una persona de China agradeció al conde Grey que salvaran a su hijo de morir ahogado, presentándole así el té negro aromatizado con bergamota. Le gusto tanto al conde, que cuando lo pedían, decían: el té de Earl Grey; se caracteriza por su sabor cítrico de bergamota.
Té Oolong, conocido como té azul. Es como un cruce entre té verde y negro, su delicado sabor y su suavidad lo hacen ser muy requerido a nivel mundial.
Lapsang Souchong, con olor y aroma ahumado. Su nombre significa “variedad de humo”.
Russian Caravan, una mezcla de té Oolong, Keemun y Lapsang Souchong, que debe su nombre a los grandes viajes comerciales de comienzos del siglo XIX, donde las caravanas de camellos recorrían las fronteras entre China y Europa, atravesando Rusia para transportar el té, un viaje que duraba meses y que según los Rusos, al traspasar el territorio seco y frío de Siberia, el té absorbía las condiciones climáticas y mejoraba notablemente su sabor.
La misma preparación del té es un arte (uso de la habilidad y la imaginación, para crear experiencias con el fin de lograr placer) debe verificarse con cuidado la temperatura del agua para disfrutar mejor su sabor y aroma, la temperatura adecuada para el té blanco, sería entre 80º/85º, mientras que para los negros o rojos sería 95º, sin llegar a punto de ebullición. El tiempo de infusión varía de entre tres a cinco minutos dependiendo el tipo, nunca más para evitar que se amargue.
Lo cierto es que cualquier variedad de té que decidas consumir, estás aportando una bebida saludable, antioxidante, anti-envejecimiento, adelgazante y con un sinfín de propiedades, que dejará valiosos beneficios a tu salud.


200271903-001
Los cinco tés más raros y sus beneficios
Té de cúrcuma
La cúrcuma no es un sabor que estemos acostumbrados a beber como infusión. Tomar este té producirá un efecto antioxidante y antiinflamatorio, sobre todo cuando la inflamación es de origen muscular por el exceso de ejercicios que pueden llegar a estresar el músculo. Para prepararlo, solo deberás diluir media cucharadita de cúrcuma en una taza de agua y beberlo bien caliente.
Frijoles verdes
Los frijoles verdes son sucedáneos del café, pues se pueden preparar infusiones que tienen grandes beneficios para la salud. Cuentan con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes muy eficaces en la lucha contra los radicales libres. Además, ayudan en los regímenes de pérdida de peso, pues aceleran el metabolismo. Para prepararlo solo deberás moler los frijoles verdes y colocarlos en agua fría o caliente, según tu gusto. Debes tener en cuenta que la cafeína que contiene es mucho menor que la del café normal.
Moringa
Apodado como el árbol milagroso, es una de las especies nativas más milagrosas de África y de Asia, pero puede crecer en cualquier lugar. Cuenta con más de 90 nutrientes y grandes cantidades de vitaminas y minerales, además de ser rico en antioxidantes. Tiene poderosos beneficios contra la diabetes y también es un excelente remedio para problemas del corazón. En los comercios especializados podrás encontrar polvo para preparar tés o, si lo deseas, para agregarlo directamente al desayuno de la mañana.
Pu-erh
Este té se caracteriza por ser el más caro del mundo. Es producido en la provincia de Yunnan de China y se precisa de una ceremonia durante su recolección, ya que necesita de un proceso de fermentado que es único en el mundo, que se lo brindan los microbios que crecen durante el secado. Esta actividad microbiana es la que le da al té sus beneficios para la salud en cuanto a la disminución del colesterol, a la aceleración del metabolismo e inclusive a la reducción de los niveles de azúcar en sangre.
Té de cardamomo
El cardamomo es una planta que se cultiva principalmente en países como la India y Guatemala. Tanto las flores secas como las semillas se utilizan para hacer té, que tiene un sabor levemente picante. Esta infusión combate la enfermedad pulmonar y funciona como expectorante, aliviando la tos.