13 °C
Reino Unido

El caso McGrath ve la luz al final del túnel

|

Elena de Ordanza Hontanilla
ana_elena93@msn.com


La policía ha arrestado esta semana a tres sospechosos acusados de llevar a cabo el asesinato de Kieran McGrath. Los detenidos, hombres de 18, 30 y 32 años, fueron finalmente encontrados tras 7 asaltos a diferentes propiedades en las zonas de Blackley, Whitefield y Heywood. No era la primera vez que los acusados eran sorprendidos delinquiendo. Entre otros cargos, los tres sospechosos del homicidio de McGrath, se enfrentan a la acusación de asesinato y la posesión de armas, por lo que permanecerán bajo custodia policial.
Kieran McGrath fue asesinado el 4 de octubre de 2014 a la salida del pub Sheldon Arms en Ashton-Under-Lyne a las 21:55 de la noche. La víctima abandonaba el recinto cuando tres asaltantes comenzaron a dispararle desde la entrada del propio local, muchos de los disparos erraron la diana, pero uno de ellos alcanzó a McGrath cuando este conseguía subirse a su vehículo, un Audi A3. El joven de 26 años, herido de muerte, conseguía conducir y llegar a la comisaría más cercana dentro del propio Manchester para morir en los brazos de varios policías, que alertados, salían en un intento por salvar la vida del herido. Kieran McGrath moría irremediablemente en el aparcamiento de la policía sin que hubiera a penas tiempo de llamar a los sanitarios.
A partir de entonces comienza la investigación policial que pone bajo sospecha a cualquier varón de mediana edad con capacidad de posesión de armas. Pero no es hasta febrero del 2015 cuando la investigación comienza a obtener resultados. Finalmente se localizan a los tres posibles asesinos que pasan a disposición policial donde permanecerán retenidos y serán interrogados en intento por descubrir cual de ellos mató al joven Kieran McGrath. Los exámenes post mortem realizados al cadáver concluían que un único disparo realizado en el pecho eran la causa de la violenta muerte.
La madre del fallecido, Marie McGrath, realizaba declaraciones muy duras y sentimentales en referencia a la muerte de su hijo: “Ninguna palabra puede explicar la devastación que siento dentro. Es y siempre será el hijo más increíble que podría haber deseado. Era un fantástico hermano, tío, sobrino y amigo. Nos ha dejado preciosos recuerdos. Todo el mundo le echa de menos como loco y estamos tratando de acabar con toda la maldad que comenzó en el momento de su asesinato”. La familia del fallecido ha ayudado en todo momento a que la investigación avanzara lo más rápido posible.
A los tres detenidos acusados de homicidio, se suma la retención de dos hombres más. Un hombre de 22 años y otro de 30 están en libertad bajo fianza tras ser detenidos para ser interrogados por el caso McGrath. La policía pide que cualquier persona con información sobre el homicidio, y en disposición de ayudar, llame al siguiente número: 0161 856 4711 o anónimamente, al 0800 555 111.