2 °C
Miscelánea

50 años desde la guerra de Vietnam

|

Anabel Leal
Anabeleal@hotmail.com


La Guerra de Vietnam fue un importante conflicto bélico, desarrollado en el contexto de la Guerra Fría, protagonizada por Estados Unidos y la Unión Soviética, y que enfrentó, entre 1965 y 1975, a la República de Vietnam (Vietnam del Sur) apoyada principalmente por los Estados Unidos, y la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte), amparada por el bloque comunista. Sin embargo, aunque las tensiones en torno a la cuestión vietnamita cuentan con unos considerables antecedentes, son muchos quienes datan el comienzo de esta guerra el 8 de marzo de 1965, cuando dos batallones de Infantería de Marina estadounidense, con un total de 3.500 hombres, desembarcaron en Da Nang (la mayor ciudad portuaria del centro y sur de Vietnam) por orden del presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson.
El primer presidente norteamericano en implicarse en el conflicto, del que ya había salido derrotado Francia, fue J. K. Kennedy. Si bien, inicialmente, no se decidió a enviar soldados estadounidenses, sí apoyó con provisiones, alimentos y armas al líder nacionalista Chiang-Kai-Shek. Así, el país se fue militarizando progresivamente a ambos lados del paralelo 17 (frontera tomada para la partición vietnamita siendo el norte dominado por comunistas y el sur por capitalistas). El 11 de noviembre de 1961 llegó la ayuda militar directa a Vietnam del Sur tras la recomendaciones del por entonces vicepresidente, L. B. Johnson, que había viajado a Vietnam meses antes y había dado su incondicional apoyo a Diem, presidente de Vietnam del Sur.
Apenas dos años después, las relaciones entre EEUU y Diem cambiaron drásticamente hasta el punto de ser la CIA quien recompensara generosamente a los nueve prestigiosos generales sudvietnamitas que asesinaron a Diem y a su hermano Nhu. Poco antes del golpe de Estado, Kennedy acusó al presidente subvietnamita de haber “perdido contacto con el pueblo” y comunicó a los militares del país que no se opondría a ningún “alzamiento militar espontáneo” contra Diem. Es decir, Washington no solo alentó el golpe sino que, además, lo autorizó.
Tras el asesinato de Kennedy, el 22 de noviembre de 1963, el vicepresidente de la nación tomó el cargo y el primer problema serio de política exterior al que tuvo que enfrentarse fue el de Vietnam. Johnson fue quien inició, de forma sistemática, la política de bombardeos masivos sobre las posiciones comunistas del norte del país ya que, hasta entonces, no se había realizado una guerra abierta y decididamente ofensiva, sino que se había continuado con acciones bélicas concretas que no cambiaban el rumbo de la contienda. Fueron los años más duros, los avances y retrocesos de los ejércitos se sucedían pero sin ninguna ocupación territorial definitiva, y se saldaron con las tasas de mortalidad más altas desde la Segunda Guerra Mundial.
PÁG 32 FOTO 1
En 1968, Vietnam del Norte llevó a cabo la ‘Ofensiva del Tet’ que consistía en la idea de que a medida que se fuese avanzando hacia el sur, los sudvietanmitas se irían incorporando al ejército del norte apoyando su causa. Sin embargo, no fue así y la ofensiva fracasó aunque las más duras consecuencias fueron para Estados Unidos, ya que unos 4.000 soldados murieron en este movimiento. El mando militar estadounidense pidió auxilio para reconquistar el país pero por entonces el rechazo a la guerra en Estados Unidos estaba ya muy desarrollado y, además, se cuestionaban los límites financieros de la nación.
Las manifestaciones organizadas por el, cada vez más nutrido, movimiento hippie no cesaron, así mismo diferentes universidades estadounidenses solicitaban mediante protestas estudiantiles, de repercusión mundial, el fin de la intervención militar norteamericana en Vietnam, el fin de la guerra. Así, ya con Nixon en la presidencia, se redujeron las fuerzas armadas en Vietnam, al tiempo que iniciaban clandestinas conversaciones de paz con los nordvietnamitas. La impopularidad de la contienda, las pérdidas humanas y económicas, la pésima imagen que proyectaba EEUU al mundo, obligaron a la firma de la paz el 27 de enero de 1973.
La Guerra de Vietnam había terminado pero los pueblos de la Península de Indochina no hallaron la paz. El Vietnam prosoviético se rearmó y desencadenó el ataque final. Esto supuso un fuerte choque en la conciencia social estadounidense que cada vez entendía menos tanto derroche económico y tanto sacrificio en vidas humanas para acabar abandonando a Vietnam del Sur a su suerte.