13 °C
Londres

The Sherlock Holmes Museum

|

Laura Lorenzo


El Museo de Sherlock Holmes es una típica casa victoriana hecha museo y dedicada a la vida y la época en la que están ambientadas las famosas novelas de Sir Arthur Conan Doyle. Situado en Baker Street, en esta casa vivió según el escritor Sherlock Holmes, junto a su ayudante el Doctor Watson y su ama de llaves, la señorita Hudson.
El número 221B de Baker Street sólo existía en la imaginación de Conan Doyle. Su recuerdo está unido a esta dirección ficticia en el barrio de Marylebone. La calle donde está situado el museo solo estaba numerada hasta el 100, y no fue hasta 1932 (dos años después de la muerte del escritor) cuando la calle se reconstruyo hasta llegar a Regents Park llegando al famoso número.
La Abbey National Building Society ocupó el inmueble situado entre el 219 y el 229. Así se resolvió finalmente el dilema al que se enfrentaban los carteros, que no sabían dónde entregar las cartas dirigidas al 221B de Baker Street. La avalancha de correo era tal, que el Abbey National decidió convertir a sus empleados como secretarios de Sherlock Holmes para atender la correspondencia.
PÁG 28 TEXTO 1 FOTO 5 PÁG 28 TEXTO 1 FOTO 4
Pero en 1990 se abrió en Baker Street otro número 221B, a la altura del Museo de Sherlock Holmes. Durante más de 15 años, hubo un arduo conflicto por la dirección más popular de Londres. Los carteros no sabían con qué cartas quedarse, hasta que Abbey House echó el cierre y el Museo ganó la disputa.
Se trata de una casa de tres plantas completamente decoradas tal y como se describe en los relatos que, teóricamente, están ambientados entre 1881 y 1904. Es por ello que todos los objetos que hay en la vivienda son de hace más de un siglo.
En la primera planta se encuentra el dormitorio de Sherlock Holmes, así como su despacho, donde, si eres aficionado a sus novelas, sabrás que se reunía con el Doctor Watson para llevar a cabo sus investigaciones y combatir el crimen en la ciudad. Esta primera planta es una de las más importantes del Museo de Sherlock Holmes, en ella podemos ver muchos de los objetos tan característicos del personaje como la lupa, la pipa y el violín.
En la segunda planta se encuentran los dormitorios del Doctor Watson y la Señorita Hudson. Cabe destacar que en estas habitaciones “los objetos están totalmente preparados para que parezca que, en cualquier momento, los personajes de las famosas novelas de Doyle fueran a regresar a por ellos”.
Por último, en la tercera planta, es donde se encuentran las figuras de cera que tratan de imitar los momentos más famosos e importantes que vivieron los personajes que figuran en las novelas, como la figura del más terribles malhechor al que se tuvo que enfrentar Sherlock Holmes, el famoso profesor James Moriarty.