5 °C
Deportes

El Barça se pone en cabeza

|

Javier Mirones
@javier_mirones


>Los de Luis Enrique destrozan al Rayo y se colocan líderes
>El Real Madrid pincha en San Mamés y pierde el liderato
>Atlético y Valencia empatan a uno, sin mucho fútbol de por medio


El Barcelona tenía este fin de semana la oportunidad de ponerse líder tras la derrota del Real Madrid en San Mamés. Una oportunidad que los chicos de Luis Enrique no desaprovecharon, venciendo al Rayo Vallecano por 6-1, en un encuentro en el que los visitantes no tuvieron ninguna oportunidad de sacar ningún punto del Camp Nou, gracias en parte al planteamiento demasiado ofensivo y muy poco realista de Paco Jémez.
A los cinco minutos vino avisando el Barça con un gol de Luis Suarez. Ni por esas cambió Jémez, quien tiene unas ideas de cómo le gusta jugar al fútbol y ni contra el Barcelona cambia, y continuó con su planteamiento fútbolístico de mantener las líneas adelantadas y jugar en el campo rival. A pesar de los espacios que dejaba este planteamiento, la primera parte terminó sin más goles. Sin embargo, la segunda parte fue una fiesta para los locales.
En el minuto 48’ anotaba Piqué el segundo para el Barça, tras un saque de esquina que remató Alves al palo y cuyo rechace cayo a los pies del defensa blaugrana. Siete minutos después marcó Messi el primero de penalti, que no fue muy claro y de hecho tuvo que repetir la ejecución, pero que terminó subiendo al marcador.
Esto sirvió para abrir el apetito del argentino, que anotó otros dos tantos más (62’ y 67’), logrando de esta manera un hat trick que le permitió igualar a Cristiano en la lucha por el pichichi.
A pesar del baño de goles que sufrieron y de jugar con un jugador menos, tras la expulsión de Tito en la jugada del penalti, los chicos de Jémez no se detuvieron. Espoleados por la idea futbolística, muy bonita pero poco realista, de su técnico, continuaron atacando toda la segunda parte.
Obtuvieron su recompensa en el minuto 80 con penalti que Bueno transformó en gol, y que supuso la expulsión de Alves. Ya en el descuento, Luis Suarez anotó el 6-1 que supuso el resultado final del encuentro.
Un encuentro que resultó duro para los rayistas, que afrontaron el partido con ganas e ilusión y se marcharon destrozados. Paco Jémez, fiel a sus palabras cuando dijo que le daba igual perder de uno que de siete, se retiró del Camp Nou con muchos goles a la espalda pero jugando con su estilo propio.
Una manera de jugar que le está dando buen resultado en esta liga, defendiendo una relajada doceava posición. Sin embargo, aunque este estilo le sirva para vencer al Levante (4-2 el pasado fin de semana), quizás debería emplear planteamientos más humildes si va a visitar el Camp Nou, porque dejarle esos espacios a Messi, Luis Suarez y demás, no es buena idea.
Por su parte el Barcelona termina la jornada líder, a un punto del Real Madrid, en una disputada liga a dos bandas de la que el Atlético está un poco alejado (6 puntos de diferencia con el Madrid). Independientemente de lo que haga el Madrid contra el Levante, si los de Luis Enrique vencen el próximo fin de semana en su partido contra el Eibar, el Barça recibirá como líder en casa al Real Madrid, en un clásico que promete ser definitivo para vencer en esta liga.


El Madrid pincha en San Mamés y pierde el liderato
El Madrid perdió el partido y el liderato este fin de semana, tras ser derrotado por 1-0 este sábado en San Mamés y vencer el Barcelona frente al Rayo Vallecano. El conjunto dirigido por Ancelotti no afronta una buena racha, tras empatar el fin de semana pasado frente al Villareal.
De esta manera, en solo dos jornadas la liga ha dado una vuelta de 180º, tras perder el Madrid cinco puntos en dos encuentros, que le ha supuesto situarse en segunda posición.
Una mezcla de demerito madridista y mérito de sus rivales, puesto que, tras un Villareal duro y encarnizado que les puso las cosas complicadas a los blancos, esta jornada el Madrid se metió en la jaula de los leones y salió escaldado.
Los de Valverde salieron al campo como leones, que es lo que son, y vencieron al Madrid en juego, pero sobretodo en intensidad. Demostrando quien mandaba sobre el terreno de juego, los locales abrieron el marcador en el minuto 26 con un magnífico tanto de cabeza de Aduriz.
El Madrid, por su parte, se convirtió durante la primera parte en un mero espectador que no sabía que hacer. El centro del campo fue un coladero donde Kroos no sabía ni donde estaba.
No fue hasta el ultimo tramo de la segunda parte, cuando el (por entonces) líder apretó un poco y empezó a generar peligro. Sin embargo no fue suficiente, y los locales supieron aguantar el resultado y obtener los 3 puntos.
Una derrota dolorosa (y merecida) para el Madrid, que se tendrá que poner las pilas este fin de semana para asegurar los 3 puntos contra el Levante y llegar con alguna opción al clásico de la jornada siguiente.
El Atlético empata y continúa en tercera posición
El Atlético de Madrid ha empatado a uno este fin de semana contra el Valencia, su perseguidor en liga, manteniendo de esta manera la ventaja de un punto y la tercera posición de la tabla.
El encuentro, que tuvo lugar a orillas del Manzanares, no destacó por su juego bonito, pero si por su intensidad y por las defensas de ambos equipos.
Los de Simeone se adelantaron en la primera parte con un gol de Koke en el 33’, y los visitantes lograron empatar el encuentro en el tramo final del encuentro con un gol de Mustafi (79’), ambos goles de jugadas a balón parado.
De esta manera el Atlético logra mantener su tercera posición, tras dos jornadas consecutivas enfrentándose a sus perseguidores. La semana que viene veremos si en la visita a Cornellá logran los tres puntos que tanto anhela el equipo del Cholo.