4 °C
América Latina

Venezuela no financia partidos políticos españoles

|

UNASUR y el ALBA lanzan comunicados de apoyo a la soberanía de la República Bolivariana



Por Carmen Chamorro García


Ante la decisión norteamericana de dictaminar Decreto Ejecutivo-declaración de emergencia nacional, por el que se califica a Venezuela como una amenaza, el Embajador del Gobierno bolivariano en Madrid, Mario Isea Bohórquez convocó a la prensa nacional e internacional para hacer público un llamamiento a que el Presidente Barack Obama retire la orden ejecutiva contra Venezuela y normalice las relaciones diplomáticas con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, con base en el respeto mutuo y el principio de no injerencia en los asuntos internos de los países. Por su parte, el Presidente de los EEUU, Obama entiende que la situación en el país caribeño (persecución de opositores políticos, uso de la violencia, abusos de los derechos humanos en respuesta a las protestas contra el Gobierno, y la exacerbada corrupción política) le constituye una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados de Unidos.



Sin querer dar explicaciones por su categoría de diplomático y evitando emitir juicios sobre la supuesta financiación ilegal del partido español emergente Podemos, cuestión que preocupa a los medios españoles, tuvo que reiterar hasta tres veces que, Venezuela no financia partidos políticos. “No tenemos interés en inmiscuirnos en la actividad electoral española”, dijo en una sala de la sede diplomática repleta de medios. “Entendemos que pudiera ver tendencias o simpatías de una corriente ideológica, si bien no hemos financiado partidos políticos”, dijo para continuar diciendo que “no somos candidato a nada fuera de Venezuela, por lo que respetamos el derechos del pueblo español a avanzar y elegir sus gobernantes”.



Igualmente, quiso tranquilizar a los presentes que no es la primera vez que se da una caída abrupta del precio de petróleo, debido a una sobre oferta con explotación por el fracking (técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo). “No estamos frente al caos económico, sacrificando la inversión social”. Quiso también destacar la solicitud hecha por el gobierno venezolano a la institución, UNASUR para facilitar un diálogo con el gobierno estadounidense, de quien dijo “no ser los gendarmes del Planeta”. Bajo su perspectiva, ni las sanciones, ni los bloqueos, ni las agresiones armadas son los caminos para un diálogo verdadero. “La historia ha demostrado, como lo admitiera el gobierno de Obama el pasado 17 de diciembre en relación con Cuba, que esas son políticas ineficientes que sólo causan daños a los pueblos”, añadió.


Afirmó que su presencia en España evidencia el tono de mejoramiento en las relaciones diplomáticas con España, aunque se distorsionen en ocasiones, la relación se trata que sea de “ganar-ganar”. De modo que “no hay tiranteces ni mecanismos de presión”. El plenipotenciario venezolano, Isea Bohórquez aludió a la necesidad de fomentar un camino de respeto a la legalidad vigente de cada país y en este marco aludió al propósito del gobierno de Nicolás Maduro orientado a mejorar las relaciones, “pese a sus expresiones jocosas, en tono de chance por la televisión”. Los problemas internos de cada país han de ser respetados y en ese sentido, Venezuela es celosa de mantener vigente ese principio.


El Embajador de Venezuela en Madrid quiso hacer hincapié, al término de su intervención, en el comunicado de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA_TCP), por el que se rechaza el Decreto Ejecutivo emitido por Obama el pasado 9 de marzo, al igual que la nota oficial de UNASUR, que continuará acompañando a Venezuela para buscar el diálogo y la paz. “Todos los Estados miembros de UNASUR, sin excepción, en desarrollo del Tratado Constitutivo, rechazan cualquier intento de desestabilización democrática de orden externo o interno en el hermano país”, reza el comunicado.