13 °C
Reino Unido

Jade Blakeley sentenciado por el caso Jayden Parkinson

|

Elena de Ordanza Hontanilla


Jade Blakeley de 18 años ha sido finalmente encarcelado acusado de la muerte de Jayden Parkinson. El juicio celebrado tras la muerte de Jayden en diciembre de 2013, exculpaba a Jade el hermano del asesino, Ben Blakely de 22 años. Sin embargo, investigaciones recientes sitúan a Jade en la escena del crimen, siendo acusado de cómplice y de obstrucción a la justicia al no rebelar el paradero del cuerpo de la joven de 17 años. Jayden Parkinson fue estrangulada en 2013.


El hermano de Ben Blakeley fue absuelto tras defender en su discurso el desconocimiento absoluto de las acciones de su propio hermano. Ambos parientes enterraron el cuerpo de la menor de 17 años el pasado diciembre de 2013 en la tumba de su tío. Durante el juicio contra Ben, Jaden Blakely alegó desconocer el contenido del bulto que estaba enterrando junto a su hermano. Afirmó que en ese momento creía estar enterrando animales muertos de los cuales Ben no quería hacerse cargo. Tras 15 meses en los que Jade Blakeley ha hecho uso de su libertad, el mismo Jade ha confesado que desde un principio sabía que se trataba de esconder un cadáver y conocía la identidad del mismo.
El cuerpo fue hallado en la Iglesia de All Saint Church en Didcot, el 18 de diciembre de 2013 tras la negativa por parte de los dos hermanos por contribuir en la búsqueda del mismo. El juzgado de Oxford fue el encargado de escuchar las declaraciones de Jade Blakeley y dictaminar sentencia, una sentencia que parece haberse quedado obsoleta tras las nuevas confesiones del cómplice del asesinato. La familia de la joven asesinada no tiene palabras ante los recientes hechos que han salido a la luz. La madre de Jayden Parkinson, Samantha Shrewsbury, ha expresado su mucho dolor y pesar ante los nuevos sucesos que no parecen dejar descansar a su hija en paz, " El tiempo nunca borrará el mal que hicieron a Jayden. Nunca podremos olvidar o perdonar a los hermanos Blakeley. Nuestra pesadilla nunca se terminará. "
Varios voluntarios del propio Oxford fundaron un parque en los territorios cercanos al lugar donde fue encontrado el cadáver de Jayden durante el año 2014. Este parque sirve como homenaje para recordar la brutalidad del asesinato de la menor de edad embarazada, y aún mismo tiempo es una promesa de esperanza para su familia y aquellos que quieran visitar el lugar. “De algo tan trágico se ha formado algo realmente hermoso” se emocionaba la madre de la víctima, “Nuestra familia, nunca va perdonar u olvidar, no vamos a superarlo, pero va a ser un lugar muy agradable y bonito para ir y reflexionar” añadía. El parque se abrió en marzo de 2014, hace justo un año, y en él se plantaron las flores y arbustos favoritos de la fallecida.
La policía añadía que desde un comienzo sospechó de la posible implicación de Jade, ya que las excusas y la exposición de los hechos del joven no concordaban. Finalmente los 15 meses de libertad de los que ha podido disfrutar el condenado, se sumaran a una sentencia de tres años. Un portavoz de la policía concluía cerraba el caso con las siguientes alegaciones: "Incluso sin ser consciente Jake Blakeley ayudó a su hermano Ben a ocultar el cuerpo de Jayden después de que ella fuera asesinada, una ayuda que prolongó la agonía de la familia de la víctima. Creo que la sentencia de hoy refleja la severidad del acto de ambos hermanos ".