5 °C
América Latina

La periodista mexicana Carmen Aristegui en el mayor escándalo

|

Redacción Express News


La historia empezó con una serie de fotos publicadas en la revista española Hola, en mayo de 2013.
En la galería aparece Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, mientras enseña los detalles de la lujosa mansión donde vivía con su familia.
El equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui investigó el origen de la casa, valuada en unos US$7 millones, y descubrió que pertenecía a uno de los principales contratistas del gobierno.
El caso, conocido como la Casa Blanca de Peña, se convirtió en un escándalo político que afectó la imagen presidencial dentro y fuera de México.
Pero ahora Carmen Aristegui y su equipo fueron despedidos de MVS Noticias, donde transmitían su programa radial cada mañana.
Los periodistas se unieron a la plataforma Mexicoleaks, un espacio de filtraciones para exponer casos de corrupción. La empresa descalificó la alianza y despidió a dos miembros del equipo.
Aristegui demandó su reinstalación, y en respuesta el consorcio dijo que no podía aceptar condicionamientos en su administración y terminó su relación laboral con ella.
En redes sociales como Twitter –donde el tema #EndefensadeAristegui es uno de los más populares- el argumento es distinto:
El despido de los periodistas, señala la mayoría de los mensajes, fue un acto de censura y represalia por sus investigaciones.
Historia de despidos
Carmen Aristegui es una de las periodistas más críticas de México, y por ello ha salido de varios medios de comunicación del país.
En 2008, por ejemplo, no le fue renovado su contrato con W Radio, controlado por Televisa y Grupo Prisa. La periodista argumentó discrepancias editoriales con la empresa, que a su vez dijo que no hubo acuerdo para manejar los tiempos comerciales del programa.
Luego en 2011, ya como parte de MVS, la comunicadora fue despedida por preguntar en su programa si el entonces presidente Felipe Calderón tenía problemas con el consumo de alcohol.
El consorcio dijo que se transgredió su código de ética. Después de varios días de polémica, que incluyeron protestas y críticas en redes sociales, la conductora fue reinstalada.
Un año después, sin embargo, se conocieron detalles de las conversaciones del presidente de MVS, Joaquín Vargas, con funcionarios de la Presidencia de México que exigieron una disculpa pública por los comentarios de Aristegui. Algo que la periodista no había aceptado.