8 °C
Destacados

Rubén Cortecero, el héroe español que salvó a dos turistas de ahogarse en el río Támesis

|

Texto y fotos: Juan Gómez Muñoz


https://www.youtube.com/watch?v=j61Vedqhlz8


Ruben Cortecero, nació en Madrid, tiene 23 años y es uno de los tantos españoles que ha venido a Londres empujado por la crisis económica para trabajar y aprender inglés. Tras casi tres meses en la capital británica su primer trabajo fue como “housekeeper” limpieza de habitaciones de hotel, tras esta experiencia, se animó a cambiar de trabajo como camarero para poder practicar mejor el idioma.


En la madrugada del lunes, 16 de marzo, Rubén se encontraba en su día de descanso cenando con algunos amigos en el bar en el que trabaja, de repente se dio cuenta que los hombres de seguridad del bar y su manager salían corriendo en dirección al río Támesis, Rubén fue detrás para saber que pasaba y cuando llegaron allí se escuchaban gritos de dos españoles que estaban en el agua y pedían socorro. “¡Nos estamos ahogando!, ¡nos vamos a morir!” dice Rubén que al ver que el resto de la gente no entendían español, él se animó a ayudarles, se quitó la ropa, trepó un pequeño muro que les separaba y bajo como pudo. Entre palabras de animo para tranquilizarles, le tendió la mano a uno de ellos para que trepara el muro, pero era todo muy resbaladizo, el chico era muy pesado y no tenía mucha fuerza para agarrarle, luego hizo un segundo intento, pero esta vez le engancharon los dos chicos para subir y al no tener fuerza suficiente se cayó al agua con ellos. Aún así, entre el oleaje y el agua helada, Rubén se mantuvo a flote con el mismo mensaje de animo para que nadaran y se agarraran del muro mientras venían en su rescate. Cuenta Rubén que uno de los dos chicos que estaba peor porque sufría mayor hipotermia y ya no le quedaba fuerza, se soltó del muro y se agarró de él para salvarse, pero acabó hundiéndole y haciéndole tragar agua, Rubén como pudo salió a flote y le apoyó nuevamente en el muro hasta que llegó la guardia de salvamento marítimo para socorrerles. Dice que después de subirles a la lancha de rescate, les llevaron a una sala que disponen para estas cosas, pero como Rubén se encontraba mejor fue al primero que trasladaron al hospital, afirma que ese mismo día le dieron el alta y durmió en su casa. Con respecto a los otros dos comenta que, solo uno de ellos tenía hipotermia pero por suerte ya están todos bien.


PÁG 16 FOTO 2
Muro en el río Támesis donde se cayeron los dos españoles que fueron socorridos por Rubén Cortecero


Dice que esa noche no le dio mucha importancia a lo sucedido y no le dijo nada a su familia para que no se preocuparan, pero que al día siguiente le empezaron a llamar periódicos de Londres y de España, y sus padres acabaron enterándose por lo que vieron en la tele, primero se preocuparon, pero luego le dieron la enhorabuena por su acto de valentía.
Rubén estaba en España preparándose unas oposiciones para ser bombero, pero como ahora está aquí, de momento se lo prepara por su cuenta y no descarta aprender un buen nivel de Inglés para ser bombero en Reino Unido. También afirma que tal vez su reacción de querer ayudar le ha venido por vocación.