4 °C
Londres

De futbolista de primera a cleaner

|

Juan Gómez Muñoz


“No todo el mundo puede ser un médico o un profesional, uno tiene que trabajar un poco aquí, y otro poco allí y hacer horas para sobrevivir”


José Manuel Forbs es un ex futbolista profesional de la liga portuguesa, llegó a jugar en el Sporting de Lisboa, nació en Guinea Bisáu, un país del este de África que en la época colonial fue colonia portuguesa, tiene 4 hijos, uno de ellos también es futbolista profesional en Chipre, sigue entrenando aunque no profesionalmente y su mayor sueño es volver a Guinea para entrenar a niños. Actualmente José Manuel reside en Londres y trabaja como “cleaner” y esta es su historia.


¿Qué recuerdas de tu infancia futbolística?
Pocas cosas, era muy pequeño. Tenía 5 años cuando empecé a jugar al fútbol, recuerdo que jugaba con personas mucho más mayores que yo, más adultas.


¿Quién crees que te inculcó el interés por el fútbol?
Yo mismo. Sin embargo creo que fue mi familia que ha tenido muchos futbolistas. Me crié con mi madre porque mi padre murió antes que yo naciera, y en el barrio siempre me gustaba jugar al fútbol, creo que fue así.


¿Profesionalmente empezaste en el año 82?
En el año 82 comencé en Portugal, pero en Guinea comencé en el año 79 con 15 años, en el equipo de Tenis Club de Bisáu en la categoría junior, luego con 16 años me pasaron para el equipo principal.


¿Porqué fuiste a Portugal?
Fui aposta para jugar al fútbol. Mi padre era portugués y tenía un familiar que vivía allí, yo le escribí una carta para decirle que quería ir, y él me apoyo. Mi primo era jugador también, aunque no profesional, jugaba y trabajaba.


¿Cuál era tu posición en el campo de fútbol?
Delantero izquierdo, derecha y centro, no soy muy alto y jugaba en la línea de atrás, para disparar a la portería usaba ambas piernas.


¿Probaste otra posición en el campo?
Me gustaba más en “frente de punta de lanza”, hacía muchos pases y marcaba muchos goles.


¿Cómo fue el proceso en Portugal?
En Portugal empecé en la categoría más baja, jugué una época en tercera división, y luego el entrenador que era de esa ciudad me llevó al otro equipo de segunda división.


¿Cuál fue el equipo que te llenó más como jugador?
Como jugador siempre es importante llegar a un equipo grande como el Sporting de Lisboa, pero el equipo que más me marcó fue con el que comencé, porque fue el momento más difícil, recién llegado de Guinéa, tenía 19 años y estaba solo, vivía conmigo mi primo, mi primo se iba a trabajar y me quedaba solo, fue muy difícil emocionalmente trabajar en el primer equipo, pero después fue muy bueno porque marqué 30 goles en la segunda parte del campeonato.


¿Cuál es tu jugador favorito?
Admiro mucho a Pelé, fue el mejor jugador que vi. Ahora Messi, es un gran jugador.


¿ Y tu equipo preferido?
Mi equipo favorito es el Sporting de Lisboa pero también me gusta el Barcelona.
PÁG 28 FOTO 1


¿Por qué el Barcelona?
Por la manera simple de jugar al fútbol.


¿Y el Real Madrid?
No me gusta mucho, porque es un equipo muy individualista, si Cristiano Ronaldo no resuelve, ninguno resuelve.


¿Qué opinas de lo que ganan los jugadores hoy en día?
En la época en la que yo jugaba no ganaba mucho, ahora si ganan mucho dinero. La vida de un jugador es muy corta, de manera que tienes que ganar más dinero, para cuando termine tu carrera. Cuando no tienes familia es más fácil combinar el fútbol con los estudios, pero cuando tienes a cargo una familia es más difícil. Ahora con internet es más cómodo, o pagas un profesor para que vaya a tu casa, pero antes era muy complicado.


¿Qué es lo que no te gusta del fútbol de hoy en día?
Cuando muchas personas usan el fútbol para estropear su buen nombre. El fútbol saca a mucha gente de la pobreza, de la marginalidad, también es una escuela, porque hace falta tener una mente fuerte, parece fácil pero entrenar de mañana y de tarde, estar poco tiempo con la familia, no poder comer o beber ciertas cosas lo hace difícil.


¿Cuánto tiempo duró tu vida profesional?
Comencé a los 19 y paré con 35.


¿Por qué acabaste en Londres?
Vine a Londres con la intención de jugar, pero el sistema de Inglaterra es muy diferente que el portugués. Aquí te tiene que traer un empresario, algún contacto importante, o pertenecer a algún equipo, es muy difícil. Pasé un año y unos meses sin encontrar equipo, mi esposa estaba en Portugal con mis hijos y necesitaban comer. Y mi situación infelizmente no era la mejor, en Portugal solo dos equipos me pagaron completo el contrato, el Peñafiel y el Boavista. El resto solo los primeros meses y después nada.
Cuando jugaba en segunda no ganaba más de £200, luego cuando fui al Sporting de Lisboa con mi contrato gané un poquito más, pero poco, porque no tenía nacionalidad portuguesa y el Sporting tenía muchos extranjeros. Me cedieron para otro equipo de primera división, y allí jugué 2 años, pero es poco tiempo para hacer dinero. Yo era profesional del fútbol, era mi vida y tenía que jugar aunque no me pagaran.


¿Cómo fue para que llegaras a trabajar de cleaner?
Tuve diferentes empleos, llevo en Londres 16 años, trabajé para una factoría haciendo salchichas y carne de hamburguesa, luego como mensajero de un banco, después trabajé como taxista con minicab durante 7 años, pero lo dejé porque tenía muchos gastos para la manutención del coche, y yo estaba muy delgado.


¿Te imaginaste alguna vez que pasarías de jugador profesional a limpiar?
Nunca me imagine que iba a trabajar como cleaner, pero también podía estar en la mala vida vendiendo droga u otras cosas, y elegí trabajar de cleaner, tengo dos manos y tengo hijos, prefiero dar ejemplo y trabajar de cleaner, antes que hacer trabajos que no dignifican a una persona.


¿Eres Católico?
Si.


¿Tenías algún amuleto cuando saltabas al campo?
No. Pero siempre entraba con el pie derecho.


¿Qué consejo le das a los más pequeños que quieren vivir del fútbol?
Que nunca se rindan y que escuchen siempre el consejo de los mayores. Los chicos de ahora creen que lo saben todo. La experiencia cuenta mucho en la vida.


¿Guinea, Portugal y Londres, cuando piensas volver a casa ?
Un máximo de tres años. Es mucho sacrificio. Estoy cansado y necesito descansar. Y tengo el sueño de ayudar a los niños de mi país.


¿Con la llegada de tantos extranjeros a Londres, cuál es la diferencia que notas desde la época en la que viniste ?
Ahora la inmigración es mucho más difícil, pero también tiene muchas más oportunidades, principalmente en Londres si tienes el pasaporte de la UE, hay muchas oportunidades.


¿Cuándo llegaste a Londres cuál era tu nivel inglés?
Cuando llegué no sabía nada pero fui a la escuela para aprender. Cuando se trata de trabajar hay que hablar un poco el idioma, porque sino no tienes la oportunidad de llegar muy lejos. En mi primer trabajo sólo había gente que hablaba mi idioma, así que me fui a otro donde sólo se hablaba Inglés, así aprendí.


¿Cómo ves la ley del trabajo?
No conozco bien las leyes, sólo sé que ganamos muy poco por el trabajo que hacemos. A veces son trabajos complicados para ganar seis libras o menos, a la hora. Pero si en ese momento no tienes otra opción acabas haciéndolo. Por menos de diez libras un Inglés no trabaja. Si te fijas en las empresas de limpieza sólo hay extranjeros. No todo el mundo puede ser un médico o un profesional, uno tiene que trabajar un poco aquí, y otro poco allí y hacer horas para sobrevivir. Quien quiere tener una vida decente tiene que trabajar y dar ejemplo a los niños.


¿Crees que has cumplido las expectativas que tenías cuando llegaste a Londres?
No. Hubiese querido que fueran mejor. Pero cuando llegué aquí las cosas empezaron a ser difíciles para los inmigrantes, porque muchas de las personas que vinieron unos años antes, el Council les daba casa, pero la gente no valoraba las ayudas y empezaban a engañar al Estado, por ejemplo teniendo varias casas a la vez, y a partir de esto quitaron muchas ayudas, no era todo el mundo pero si la gente que no quería trabajar y que solo esperaba un dinero fácil.