8 °C
Reino Unido

La lucha contra los abusos sexuales hacia menores continúa

|

Elena de Ordanza Hontanilla
ana_elena93@msn.com


Inglaterra y Gales buscan la aprobación de nuevas leyes y consejos que prevengan el abuso sexual por parte de aquellos delincuentes que acechen a niños pequeños. Quieren que el Gobierno de sus países actúe en contra de la la explotación sexual antes de que esta se lleve a cabo, impedir que las personas que quieran abusar de un menor tengan la posibilidad de hacerlo gracias a nuevas medidas aplicadas a través de las Asociaciones del Gobierno Local (LGA).


La normativa que regula estas situaciones actualmente está muy limitada, la sanción previa antes de cometer el abuso no esta reconocida. Un menor debe verse implicado o agredido por su abusador antes de que las leyes puedan actuar en su contra. El Presidente de la LGA´s Children and Young People Board, David Simmonds, busca crear nuevas sanciones que prohiba a personas sospechas acercarse a ciertos lugares. Quiere que aquellos que sean considerados presuntos delincuentes no puedan acercarse a los colegios, comercios o restaurantes, en determinados momentos donde la presencia de niños y jóvenes sea muy numerosa. Estas nuevas leyes y medidas tendrían que ser aprobadas por las diferentes juntas dentro de Inglaterra y Gales, más de 370 juntas en total. De esta manera las nuevas normativas pasarían a ser órdenes dictaminadas por un juez, y por lo tanto, prohibitivas sobre las personas sospechosas.


Las diferentes investigaciones sobre abusos que han tenido lugar desde Oxford hasta Rotherham no han hecho más que demostrar que tanto policías como trabajadores sociales se ven impedidos a la hora de actuar en contra de presuntos delincuentes. No tienen medios ni formas para poder intervenir y evitar el abuso antes de que sea cometido. Los niños se ven expuestos e indefensos ante una persona que una vez ha abusado de ellos, puede ser castigada.


La LGA quiere que el próximo gobierno que llegue al poder presente un proyecto de ley para crear normativas que interrumpan el acoso sobre un menor. “Algunos padres no se sienten atemorizados porque sus hijos pasen tiempo con personas mayores de edad, se sienten cómodos ante los regales caros que sus hijos reciben por parte de estas personas. Pero la realidad es que hay padres y madres que han tenido que ver impotentes, como sus hijos han sido acosados por depredadores sexuales, y la ley no podía hacer nada”, declaraba Simmonds. “Hay que hacer posible que se puede intervenir antes de que el daño sobre el menor sea llevado a cabo. Podemos ayudar a prevenir que la vida de un niño se vea arruinada para siempre por este abuso cometido a tan tierna edad”.


Simmonds hacía especial hicapié en la idea de prevenir los abusos. El impacto de un menor abusado dentro de su familia y de su comunidad es debastador, provocará un mal irremediable en la vida de un gran numero de personas. Las nuevas leyes que quiere sacar adelante el LGA serían diseñadas para prevenir el abuso antes de que tuviera ocasión de cometerse. Buscaría crear el espacio suficiente entre el abusador y su víctima antes de que tuviera lugar el encuentro. Estas recomendaciones del LGA se basan en los resultados de la investigación parlamentaria que tuvo lugar el año pasado. El gobierno, finalmente, se ha mostrado decidido a erradicar el abuso sexual infantil y tomará medidas para fortalecer los poderes de la policía y los servicios locales para enfrentar a los delincuentes sexuales.