16 °C
Deportes

La Roja vence con muchas dudas

|

Javier Mirones
@javier_mirones


CRÉDITO FOTO: http://estatico.vozpopuli.com/  
>La selección absoluta vence a Ucrania (1-0) y mantiene la segunda posición
>Los chicos de Del Bosque no dejan buenas sensaciones en el terreno de juego
>Morata estrena su cuenta goleadora en la selección


La selección absoluta ha vencido este viernes a Ucrania por 1-0, pero sembrando innumerables dudas acerca de su juego que no termina de cuajar. Los mejores del partido fueron Isco y Morata, quien se estrenó cómo goleador en la selección en su primer encuentro cómo titular.
No es el marcador lo que refleja las dudas sobre la selección española, en los mejores tiempos de la Roja dominaban el partido pero vencían con resultados ajustados. Sin embargo, los chicos de Del Bosque ya no demuestran ese dominio en el terreno de juego, ese tiqui-taca que les caracterizaba.
Arranco el encuentro en el Sánchez Pizjuan con Iniesta, Silva e Isco creando peligro, dejando bonitos detalles de calidad pero pocos de efectividad. Nadie duda de la clase que tienen los tres, pero deberían focalizar esa clase en crear más peligro.
El primer y único tanto del partido llegó en el minuto 27, con un pase al primer toque de Koke que remataba de manera genial Morata. El ariete de la Juve ha dejado muy buenas sensaciones en este encuentro (su primer partido cómo titular), reivindicando más minutos en la selección.
Minutos después, Sergio Ramos estuvo a punto de marcar en el estadio donde creció, con un remate de cabeza que dio en la escuadra. Con el gol en el marcador la selección fue bajando la intensidad progresivamente, confiados ante una selección que no les inspiraba mucho temor, y seguros al jugar en un campo como el Sánchez Pizjuan, que les animaba constantemente a pesar de las cerca de 12.000 entradas que se quedaron sin vender (el estadio sevillano tiene capacidad para 45.500 personas).
Ucrania se fue acercando más en alguna jugada aislada y la selección perdida por el campo sin realizar peligro en el área rival. Una situación que se prolongó a la segunda mitad, donde las dudas de los chicos de Del Bosque fueron aún mayores y Casillas tuvo que intervenir para cortar una jugada rival, en una buena acción del guardameta madridista que impidió el empate.
El encuentro finalizó y la Roja se llevó los tres puntos, que le sirven para mantenerse en solitario en la segunda posición, a tres puntos de la intocable Eslovaquia, que ha ganado los cinco encuentros.
Pero, a pesar de la victoria, las dudas en el terreno de juego son muy visibles. El equipo tiene los recursos y la calidad de sobra para hacer más en el terreno de juego que lo que hicieron este viernes. Los chicos de Del Bosque tendrán que ponerse las pilas si no quieren repetir el ridículo del Mundial en la Eurocopa.


PÁG 30 FOTO 2
CRÉDITO FOTO:  http://images.football365.com/


Estrella en Gales, estrellado en el Madrid
La selección galesa logra una contundente victoria (0-3) en Israel con dos tantos y una asistencia de Bale
El galés firma un impresionante partido que difiere mucho de sus encuentros vestido de blanco
Gareth Bale lleva unas semanas en el ojo del huracán de las polémicas. Cuando juega con Gales, todos le aman, cuando juega con el Madrid, no tanto. Y no es para menos, después de presenciar su magnífico partido con la selección, en la que marco dos tantos y dio una asistencia, una semana después de su ‘ausencia’ en el Clásico, en el que estuvo desaparecido
La jornada anterior del clásico el jugador ya se había colocado en el centro de todas las miras logrando un doblete que le daba la victoria al Madrid frente al Levante (2-0). Toda la prensa inglesa salto reivindicando a su “príncipe de Gales”.
Una semana más tarde, el jugador salta al terreno de juego en el clásico, que son ese tipo de partidos donde los que valen lo deben demostrar, y desaparece. Bale vuelve a ser ‘odiado’ otra vez.
Y llega el partido de la selección absoluta de su país y firma un magnifico encuentro, siendo el autor de dos magníficos goles y asistiendo al tercero, logrando la victoria frente a su rival directo del grupo B, poniéndose lideres con 11 puntos.
Uno de las posibles razones de esta diferencia, puede ser la diferencia de formaciones que ambos equipos usan. Mientras que el Real Madrid emplea un 4-3-3, que obliga a Bale a jugar en la parte derecha del ataque blanco, impidiendo su recorte al interior para disparar a pierna cambiada, en Gales juega cómo mediapunta, lo que le permite arrancar de más atrás y elegir el lado por el que internarse.
Lo que está claro que todo jugador es mejor si le dejas colocarse donde él se vea más a gusto. Un jugador del caché de Bale en una selección de un país pequeño cómo es Galés, puede (por así decirlo) colocarse y jugar cómo quiera y que el resto del equipo se adapte a ello y juegue para él. En el Tottenham ocurría lo mismo, era la estrella del equipo y se organizaba el juego en torno a él.
El problema de jugadores de este perfil es cuando recalan en equipos grandes cómo el Madrid en los cuales no es la estrella principal, sino que tiene que ceder su posición y lado preferente a alguien que te hace ‘sombra’: Cristiano.
Un problema que se temía y del que se habló antes de fichar al galés, pero que Florentino, haciendo alarde del populismo que le caracteriza, hizo oídos sordos y gastó 91 millones (se supone) en este jugador que, en lo que se refiere a posiciones cubiertas, no necesitaba el club. Su política de fichar por nombre y popularidad, antes que por necesidades técnicas ya ha quedado clara en múltiples ocasiones.
Veremos si Ancelotti logra sacar el provecho del príncipe de Gales, recolocándolo en el terreno de juego, o aprenderá de una vez Bale a asumir el rol que tiene vestido de blanco y empieza a jugar al nivel que se espera de él en la posición que tiene asignada.