12 °C
Uncategorized

Ripley’s Believe It or Not! London

|

Laura Lorenzo


Robert Leroy Ripley fue el fundador de esta extraordinaria muestra. Dibujante, explorador, periodista, aventurero y coleccionista, viajó a 201 países en 35 años en busca de elementos y objetos inusuales e inexplicables.
Fue apodado como “The Modern Marco Polo” (El Marco Polo Moderno), por su interminable búsqueda de historias, referencias y artefactos exóticos donde los empleaba para dibujar en el periódico New York Globe. Estas ilustraciones aparecieron en 1929 y 1931 en sus primeros libros Believe It or Not, que lo condujeron a realizar un programa de radio semanal hasta 1948. El siguiente años lanzó un programa de televisión en el que mostraba sus objetos de coleccionista y reproducía las historias que había acumulado los años anteriores.
En 1933 tuvo lugar la primera exposición en la Feria Mundial de Chicago, y desde entonces, su éxito siguió creciendo hasta crear varios museos con estas excentricidades. Las exposiciones del museo Ripley’s de Londres están dispuestas por más de 800 objetos singulares que se encuentran ordenados de forma temática a lo largo de las cinco plantas del edificio.
PÁG 32 FOTO 2
En la galería de los grandes podemos encontrar una colección de arte que no es muy común, puesto que esta creado por materiales poco comunes como cubiertos de plástico, mariposas, tostadas, las teclas de un ordenador, cerillas, y lo más extraño de todo se puede ver obras hechas con estiércol de vaca o con pelusas creando iconos famosos como Michelle Obama creada a partir de los tapones de botellas, Michel Jackson con dulces o la duquesa de Cambridge construida con grabados de besos.
Ripleys Believe It Or Not - London Piccadilly
Replay estaba fascinado por el Lejano Oriente y pasó más de 25 años explorando estas culturas, por eso se ha creado una sección sobre este tema recopilando cráneos caníbales, cabezas reducidas, tocados con un laborioso diseño, una mano momificada, un kit de tatuaje birmano o trajes de danza balinés.
Otra de las salas es en la que se muestra algunas de las personas más fascinantes del mundo. Uno de los amigos más famosos de Ripley era un hombre llamado Robert Wadlow que medía dos metros y setenta y dos centímetros de alto, podemos ver sus zapatos de cuarenta y siete centímetros. Se incluye también al hombre lagarto que se sometió a tatuajes y demás intervenciones para parecerse a este reptil.
Si seguimos avanzando nos encontraremos en la sala de los animales, pero no unos animales normales, si no que podemos observar animales como un ternero con dos cabezas, dientes de tiburones prehistóricos, un cocodrilo albino o huevos de dinosaurio. También se puede reconstruir la historia, o por lo menos, conocerla un poco más viendo una maqueta del Titanic hecha a partir de 147 mil cerillas o


PÁG 32 FOTO 4
introducir la mano en el agua que está a la misma temperatura donde se hundió en 1912. Se puede ver el discurso de abdicación de Eduardo VIII, los guantes usados por el rey Carlos I o un mechón de Napoleón.
Se puede apreciar una gran cantidad de rarezas, pero las más diferentes se puede decir que son un estiramiento de pulgares, la última cena creada en un grano de arroz, la cerveza más antigua del mundo hecha a partir de un lúpulo de 5000 años encontrado en una tumba egipcia, Jimi Hendrix en estiércol o una escultura de los Beatles con chicle.
Este circuito se completa con unas pasillos interactivos como el Mirror Maze un laberinto con efecto infinito, el LaserAce un reto al estilo de Misiñon Imposible contra reloj, el ilusorio Agujero Negro que te pone a prueba todos tus sentidos y la pared digitalizada en la que puedes dejar que tu creatividad salga a la luz, esta dispuesta al lado de un fragmento del Muro de Berlín.