16 °C
Reino Unido

Los mercados internacionales no creen que mejore la economía en Reino Unido después de las elecciones

|

Jaime Peña


El gigante americano de la inversión teme un gran aumento del déficit de las regiones británicas con el próximo Gobierno.


La incertidumbre sobre el resultado de las elecciones que Reino Unido que se celebra el 7 de mayo está movilizando a ejecutivos, analistas e inversores de la City de Londres.
Mientras 100 altos directivos de compañías firman hoy una carta de apoyo a la reelección del primer ministro conservador David Cameron, la gestora de fondos BlackRock ha advertido del impacto negativo que tendría un Gobierno de coalición entre el Partido Laborista y el Partido Nacionalista Escocés (SNP).
"Imaginen un mundo en el que el SNP (y otros partidos regionales) obtienen más poder para gastar y pedir dinero prestado, a cambio del apoyo de sus votos en el Parlamento de Westminster", indica el mayor grupo de inversión del mundo en un informe enviado a sus clientes. "Esto podría transformar Reino Unido en una especie de España antes de la crisis, con abultadas pilas de deuda regional para financiar el gasto local. Cuando el estrés financiero llegue a golpear, los mercados esperarían que el Gobierno central tuviera que rescatar a las endeudadas regiones". Es decir, sería una crisis similar a la sufrida por varias autonomías españolas en los últimos años, que requirieron ayuda del Estado.
Según las encuestas, conservadores y laboristas quedarán lejos de la mayoría absoluta en los comicios parlamentarios británicos, por lo que BlackRock ve dos opciones principales. Una es que Cameron vuelva a llegar a una alianza con los liberal-demócratas, como en la actual legislatura. Pero la prevista caída de los liberales puede dificultar ese pacto. La otra posibilidad es que los laboristas alcancen un acuerdo para que el SNP, sin entrar al Gobierno británico, le apoye en las principales votaciones en la Cámara de los Comunes.
La gestora estadounidense opina que "el SNP apoya una expansión del gasto público, lo que eleva la perspectiva de un incremento del gasto del Gobierno y una mayor división entre los subsidios de las distintas regiones".