10 °C
Reino Unido

Nuevos ataques de bandas callejeras

|

Elena de Ordanza Hontanilla
ana_elena93@msn.com


El pasado lunes 30 de marzo la localidad de Salford, Manchester, vivía uno de los momentos de mayor tensión en los últimos meses. Un pelea entre bandas callejeras precipitaba el ataque a una casa situada en Formby Road. Diferentes tipos de armas, incluyendo una granada de mano y varias pistolas provocaban la caída de la fachada de la vivienda y hacían cundir el pánico entre los atemorizados vecinos. La policía investiga ahora cual fue la causa de que estallara una pelea de tal magnitud.
Escasas horas después del atentado un hombre fue rescatado herido de gravedad tras recibir varios disparos cuando se encontraba dentro de su vehículo en un lavado de coches en Ashton-in-Makerfield. Los agentes de la ley no dudan de que ambos crímenes están estrechamente relacionados. Hasta el momento un hombre de 50 años se encuentra bajo sospecha, a través de él se pretende desenmascarar toda la trama que esconde detrás el ataque a esta vivienda. Sin contar con el ataque sufrido sobre este hombre, el atentado con granada no se ha cobrado la vida de ninguna persona. Las pruebas e indicios sobre la naturaleza de esta agresión, como afirmaba la Greater Manchester Police (GMP) en varias ocasiones, son muy escasas. Por ahora la policía tan solo ha podido confirmar la presencia de un BMW X5 en la escena del crimen en el momento de producirse el atentado, coche que más tarde fue encontrado reducido a cenizas en Quarry Road.
Este no es el primer ataque que ha tenido lugar dentro de la localidad de Salford, la GMP busca indicios que confirmen la relación entre esta nueva agresión y el ataque con machete que tuvo lugar en la misma zona, además de los disparos que se produjeron en Irlams o' th' Height donde un hombre sufrió heridas importantes en el cuello el pasado 21 de marzo. Desde entonces el hombre se encuentra hospitalizado grave pero se prevee una rápida recuperación de sus lesiones.
Manchester esta viviendo un gran número de agresiones dentro de sus calles en los últimos tiempos. Un joven de apenas 25 años de edad ha sido puesto en libertad preventiva hasta mayo de este mismo año a la espera de ser juzgado por un intento de asesinato. Con 23 años de edad otro joven inglés se encuentra hospitalizado con una herida menor tras participar en una pelea con pistolas en Fairfield Road, Irlams o' th' Height el 17 de febrero. Dos hombres más han sido encerrados acusados de conspirar en un intento de asesinato para acabar con la vida de un joven de la zona.
Mary Doyle, situada la cabeza de las inventigaciones sobre la floreciente violencia, achaca este inesperado número de ataques a la rivalidad entre dos bandas criminales en Salford, rivalidad que está poniendo en peligro a todos los vecinos de la localidad. “Muchos de los tiroteos que están teniendo lugar empiezan en las horas de mayor circulación por la ciudad, el fuego cruzado que intercambian ambas bandas puede herir a biandantes inocentes y matar a personas que no buscan la confrontación. Es extremadamente raro que después de todos los ataques no haya habido alguna persona muerta”. La GMP intentará acabar con la rivalidad entre ambas bandas en los próximos meses.