8 °C
Deportes

Fiesta del gol en el Bernabéu

|

Javier Mirones
@javier_mirones
Crédito fotos:  https://timedotcom.files.wordpress.com/


El Madrid arrasa al Granada con un histórico 9-1 en el marcador
Cristiano anota cinco y se adelanta por cuatro a Messi
El Barça logra la victoria en Vigo en el tramo final (0-1)
El Valencia empata y el Atlético le roba el tercer puesto


El Real Madrid ha arrasado al Granada con un histórico resultado de 9-1. Los chicos de Ancelotti, con Cristiano liderando el encuentro con cinco tantos, han destrozado a un humilde Granada que acudió al Bernabéu con suplentes, reservando así sus mejores jugadores para su liga.
La jornada se presentaba bien para los blancos. Un partido no muy difícil y el retorno de James, un jugador que se convirtió en esencial en el esquema del italiano. Arrancó de titular, situado en la banda izquierda con Cristiano y Marcelo, avisando ya del peligro que iba a venir por ese costado.
El Granada se presentó en el Bernabéu con un equipo de suplentes, algo entendible para un equipo que juega en la llamada “otra liga”, pero aun así lo hizo con ganas de presentar batalla. Y la presentó durante 25 minutos hasta el primer tanto del Madrid que abrió la veda al festival de goles blancos.
El encargado de abrir la lata fue Bale, quien ha sido objeto de críticas las últimas semanas, cuestionado por su ‘alto rendimiento’ con su selección y su ‘bajo rendimiento’ en los partidos que su club le necesitaba. El galés tiró de potencia para robarle la cartera a Mainz, deshacerse del portero y rematar a portería vacía.
Y llegó el turno del Balón de Oro con un hat-trick en ocho minutos. El primero (30’), asistencia del reincorporado James y finalización dentro del área del portugués; el segundo (36’), jugada combinada con Marcelo, seguido de un buen remate del siete, tras un error de Oier; y el tercero (38’), un derechazo desde fuera del área, que el guardameta vio venir, pero que sus manos blandas no pudieron detener.
Así se fue al descanso el conjunto blanco, con un 4-0 en el marcador y la tranquilidad de saber que los 3 puntos se iban a quedar en el Bernabéu esa mañana de domingo. Generalmente este tipo de encuentros que comienzan con este resultado terminan igual, con un paseo en la segunda parte esperando mientras corre el tiempo. Pero esta vez no fue así.
Benzema decidió que también quería sumarse a la fiesta del gol que habían organizado sus compañeros de la BBC y anotó dos goles en cuatro minutos (52’ y 56’), con gol del portugués entre medias (54’). 7-0 nada más empezar la segunda parte, un resultado muy duro para los visitantes.
El encuentro se calmó hasta el último cuarto, cuando Robert anotó el de la vergüenza para su equipo (73’). Los últimos diez minutos sirvieron para aumentar el resultado y la humillación del Granada, con un gol de propia puerta de Mainz y el quinto del portugués, que cerraba el 9-1 en el marcador.
Los cinco goles de Cristiano suponen un nuevo record para la bestia blanca, y una gran ayuda en su carrera por el pichichi, ya que logra llegar a los 36 tantos, adelantando en cuatro a Messi.
Un resultado doloroso para el Granada que decidió afrontar el partido cómo perdido con el planteamiento de jugadores suplentes. El Madrid, por su parte, disfruta de la fiesta de goles y de juego, además de la gran reincorporación de James, que ha vuelto a un nivel mucho mal alto del esperado. Habrá que ver si los blancos mantienen este nivel con rivales más duros que un Granada en puestos de descenso.


La cabeza de Mathieu salva la distancia


Un espeso Barcelona salva los tres puntos de su visita a Vigo gracias a un cabezazo de Mathieu en el último cuarto del partido y logra así mantener la distancia de cuatro puntos frente al Madrid. Los culés sufrieron para lograr la victoria frente a un Celta que jugo muy bien pero que perdono de cara a portería.
El Barça salto a Balaídos cómo favorito, pero con respeto tras la derrota que le propinó el Celta en la primera vuelta (0-1 en el Camp Nou). Con buen criterio los chicos de Luis Enrique mostraron respeto ante los locales, ya que la primera parte fue un dominio del Celta que tuvo varias ocasiones para adelantar el marcador.
Sin embargo, los de Berizzo no supieron aprovechar su ventaja de juego frente al Barcelona, especialmente en la primera parte, y eso pasa factura (algo que ya quedo desmostrado en el clásico). En el segundo tiempo las cosas se fueron estabilizando y los culés lograron anotar un solitario tanto gracias a un remate de cabeza de Mathie (73’) que les daría la victoria.
Los tres puntos permiten mantener la ventaja de los culés frente al Madrid, pero deberán tener cuidado ya que la indiscutible goleada blanca frente al Granada avisa que no pretender perder ningún punto más en los dos meses que quedan de liga.


El Valencia empata y el Atlético le roba el tercer puesto
El Valencia ha perdido la tercera plaza en la clasificación tras empatar a cero este domingo frente al Villareal. El Atlético, en su constante ritmo, logro una victoria por dos goles a cero en su visita al colista de la liga.
Mestalla es un público exigente y soñador. Se despertaron este domingo a cuatro puntos de los blancos, soñando con una derrota blanca y una victoria suya que les pusiera a un solo punto, y se fueron a dormir con un festival blanco, un empate suyo y sin la tercera posición.
Los chicos de Nuno recibieron en Mestalla a su rival con calma, aguardando una oportunidad para adelantarse en el marcador y sin querer arriesgarse demasiado. Y eso, para un equipo ambicioso cómo es el Valencia, no es óptimo. Cuando quisieron darse cuenta y empezaron a apretar el encuentro (cerca del final de la segunda parte) fue demasiado tarde y no pudieron adelantarse en el marcador.
El Atlético, por su parte, continuó con su ritmo duro y constante, y no se confió en su visita a Córdoba. Griezmann adelanto el marcador en los primeros minutos (5’) y Saul sentenció prematuramente el encuentro en el minuto 39. La segunda parte fue de trámite para los blancos, exceptuando los últimos quince minutos que el colista dio señales de vida pero terminó todo en una falsa alarma
Empate para los de Nuno y victoria para los de Simeone, que le devuelve la tercera posición al Atlético. Lección de humildad para los valencianistas, que deben aprender a salir a morder desde el minuto cero si quieren pelear por esas posiciones de la clasificación.