8 °C
Rincón Audiovisual

Entre transgresores anda el juego…

|

Enrique D. Zattara
www.elojodelacultura.com


Sin haber sido nunca estrenada en los cines comerciales, pocas películas levantaron más polémica el año pasado que Welcome to New York, un film protagonizado por el monumental Gerard Depardieu, que intentaba escenificar la vida y decadencia del ex presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, un político de vida desenfrenada que apuntaba para candidato a Presidente francés por el partido Socialista, y terminó enjuiciado por violación y acoso sexual durante uno de sus viajes a la Gran Manzana. Pero si el tema era ya de por sí riesgoso, nadie podía esperar menos que polémica de algo concebido por su director, probablemente uno de los más transgresores del cine actual: Abel Ferrara. Ferrara mismo ha terminado por pelearse a muerte con sus productores, que han cortado varias escenas de su película para aminorar el escándalo y poder así acceder a las salas cinematográficas normales.
Así que tampoco asombra demasiado que pocos se pongan de acuerdo al valorar la siguiente (y por ahora última) película del discutido cineasta nacido en el Bronx en 1951, estrenada hace dos semanas en las salas londinenses: Pasolini. El film reconstruye las últimas horas de vida de Pier Paolo Pasolini, otro polémico director, poeta y novelista de los años 60-70, asesinado brutalmente en una playa de Ostia la noche del 2 de noviembre del 1975. Ferrara no elige casualmente a otro director que, como él mismo, gozó de una contradictoria fama de “malditismo” en la escena cultural. Y coherente con su mirada, más que contar los últimos días de su antecesor lo que hace es intentar reflexionar a través de ellos sobre su propia personalidad, como estableciendo un diálogo con la vida del propio Pasolini. Por ello, probablemente no conformará ni a los adoradores del director italiano, ni a los que esperan una mera anécdota de la vida (turbia, eso sí) de un famoso. Claro que, a decir verdad, nadie va a ver una película de Ferrara esperando sólo eso.
No apela tampoco Ferrara (el guión está escrito junto con Mauricio Brauzzi) a la posible interpretación política del asesinato como una conspiración (Pasolini era una especie de personaje anarco-marxista muy incómodo para el poder e incluso para los gobiernos italianos de la época). Prefiere atenerse a la versión más o menos oficial (fue asesinado para robarle por un homosexual con quien había ligado esa noche), retratando sus últimas 48 horas de vida, con sus rutinas y sus rupturas: su relación con su madre o con su representante, una entrevista periodística, un partido de fútbol al que asiste, una cena, o la noche final con su asesino, metiéndose hasta el fondo en las obsesiones y la compleja personalidad de su personaje, cuyo itinerario lo va sumergiendo en una espiral casi ritual de autodemolición. Todas estas reconstrucciones, mixturadas con escenas de algunas películas (el film comienza con una escena de la vituperada Los 120 días de Saló, que transforma la novela del Marqués de Sade en una escalofriante y escatológica recreación de la República de Saló, último refugio del fascismo italiano). De este modo, la personalidad de Pasolini se teje en una red de deslumbramiento casi satánico por las clases populares y la marginalidad, la homosexualidad como resistencia al sistema capitalista, o su fanatismo por el fútbol.
Aclamada en la Mostra de Venecia y denigrada por los que siempre denigraron a Ferrara (y a Pasolini),la película está protagonizada por Willem Dafoe, con un elenco que incluye la participación de actores famosos del porno como Ninetto Davoli. No es para cualquiera, pero si usted es un amante del cine más transgresor, no se la pierda.


ESTRENOS TV
PÁG 36 FOTO 2
Rememorando la Guerra de la Independencia Americana


Basada en las novelas de Winston Graham. En el siglo dieciocho, Ross Poldark vuelve a Inglaterra después de haber combatido en la Guerra de la Independencia Americana, para encontrarse que su padre ha muerto, su estado está en ruinas y su amor va a casarse con otro.
Protagonizada por Aidan Turner (El Hobbit) y Eleanor Tomlinson (The White Queen). Se puede ver en BBC One.


PÁG 36 FOTO 3


Una enfermera


Drama-comedia sobre una enfermera psiquiátrica y los pacientes con los que trata, ayudando todo tipo de problemas emocionales de personas de la comunidad.
Protagonizada por Esther Coles (Peak Practice), Paul Whitehouse (The Fast Show) y Cecilia Noble (The Bill). Se puede ver en BBC Two