18 °C
Reino Unido

El contrato de 0 Horas. ¿Flexibilidad o Abuso?

|

Mar Molina


“Sin este tipo de contratos Reino Unido sería como España o Italia a nivel de contratación y de mercado laboral”, Vince Cabel Secretario de Industria y Comercio.
La semana pasada el rotativo británico The Guardian publicó, basándose en las cifras aportadas por el Chartered Institute of Personnel and Developement, que más de un millón de británicos tienen contratos de 0 horas. Este tipo de contratos obligan al trabajador a estar disponible 24 horas al día pero no le garantizan un mínimo de horas laborales. Después de que se hicieran públicos esas cifras, la filial británica de McDonalds admitía que el 90% de su plantilla (más de 82.000 personas) se regía con esta modalidad de contratación. El contrato de 0 horas es una práctica bastante extendida en Reino Unido y no únicamente lo utilizan las cadenas de comida rápida, sino que predomina en muchas de las empresas dedicadas a servicios, entretenimiento, cadenas de ropa o incluso en determinados puestos de los sectores de educación o sanidad.
Son muchas las voces que en Reino Unido se han alzado en contra de este contrato que exige al trabajador una total exclusividad, pero que en cambio no le permite optar a un segundo trabajo para obtener más ingresos, sino que al contrario le condena a la continua incertidumbre y al no poder tener una planificación de ingresos/gastos, algo vital para la planificación de cualquier economía familiar. Además los contratos de 0 horas ofrecen un salario de unas 236 libras semanales, lejos de la media británica que es de 557 libras. Otro de los puntos más conflictivos es que en este tipo de contratación, el empleado queda exento de cualquier ayuda o protección por parte de la empresa, es decir no acumula vacaciones ni tampoco está cubierto en caso de enfermedad.


PÁG 5 NOTI 1 FOTO 2
“Nos dicen que la macroeconomía, aquella que se ocupa de la especulación y las finanzas de La City ha salido de la recesión- apuntaba George Baggaley en The Guardian- pero que el GDP (Gross Domestic Product) vaya a la alza no se traduce en una economía próspera. En parte es por nuestro sistema de contratación que no ayuda a los trabajadores a tener una estabilidad económica ni laboral, fundamental para construir una sociedad equilibrada y próspera”.
En el otro lado de la baraja están los defensores de este tipo de contratos y los defienden porque, según argumentan, ayudan de forma plausible a la creación de puestos de trabajo. Los contratos 0 Horas están diseñados para dar flexibilidad laboral y ajustarse a las necesidades del mercado ya que permiten una contratación rápida y sencilla. Uno de los portavoces de McDonals en Reino Unido defendía esta postura argumentando que, la mayoría de personas que están bajo esta contratación, son estudiantes que necesitan también esta flexibilidad o padres de familia que necesitan compaginar la vida familiar con la laboral.
A las puertas de unas elecciones generales, consideradas por muchos como las elecciones de “Los Otros” partidos por el creciente peso que están teniendo los partidos minoritarios, los dos históricos partidos políticos también han entrado a debatir abiertamente sobre este tema. Desde el ejecutivo británico Vince Cable, secretario de Comercio e Industria, aseguró que este tipo de contratos deben seguir utilizándose pero de forma adecuada. “Sin este tipo de contratos Reino Unido sería como España o Italia a nivel de contratación y mercado laboral”. Desde el partido laborista se ha optado por un discurso más resolutivo y defienden que el contrato de 0 horas debería pasar a ser un contrato que garantizase la total protección del empleado así como una regularidad de horas, una vez el trabajador haya estado al servicio de la empresa 12 semanas.