- °C
Portada

Hasta pronto, Glastonbury

|

Por Roger Alarcón @RogerAlarconP

texto y fotos



Estos días estaríamos en camino a Somerset, al Glastonbury, a la granja más famosa del mundo, gracias a Michael Eavis, fundador de uno de los festivales más importantes del mundo.


Somos tantos los que hemos tenido la dicha de estar allí. Con 187.000 lugares disponibles y 20.000 personas de staff, hacen algo único en el mundo. El proceso para obtener un lugar comienza con casi un año de anticipación.


Se requiere además de un prerregistro en su página web. Cada año es diferente y la carrera por obtener un lugar es cada vez más difícil, ya que los boletos se terminan en tan solo 25 min.


Al lugar se puede llegar en coche, autobús o desde la estación más famosa, Castle Cary. Eso sí, hay que también reservar, con más de 8 meses de anticipación, pero la espera y la emoción lo vale. 


El transporte, la carga, el proceso, todo se borra al estar frente a la pirámide, el escenario principal y cantar entre más de 45000 personas. 

El festival tiene una ceremonia de apertura el jueves por la noche previo al fin de semana, una celebración de la vida y la naturaleza. Se lleva acabo en el área de Stone Circle.


Son los 5 días y noches más intensos que puedas tener, ya que hay interminables presentaciones de artistas, conciertos, arte, circo y espectáculos.


Lo más importante de esta experiencia es que todo está en un solo lugar y tener esa sensación de amistad, hermandad y respeto, además de ver los conciertos más importantes del mundo en vivo.


Es increíble cómo se mueve esta pequeña ciudad por una semana, mientras que la cantidad de talento reunido es increíble.


Otro elemento que es también importante mencionar es que el Festival de Glastonbury tiene una planta de reciclaje de basura, una de las más grandes en Somerset y entre las reglas que se manejan está no permitir la entrada a ninguna cadena o marca corporativa por lo que se incentiva el comercio de la región y se consumen productos locales como la sidra, la leche, entre otros. De igual forma, se le da preferencia de trabajo a todas las personas que viven en la localidad.

Este año se celebraría el 50º aniversario, pero por el coronavirus se decidió su cancelación. Para la familia de Glaston fue un golpe duro, pero también era obvio no hacer el festival. Los asistentes y, en especial, los mexicanos lo tomamos como descanso para la granja y un año más de oportunidades.


México ha estado presente gracias a Expressarte, dirigido por Alejandra Cuesta, y el año más importante para el país latinoamericano en Glastonbury fue el 2015 cuando estuvieron los Voladores de Papantla, y de ahí importantes artistas como Troker, Djzero, Nortec, Los de Abajo, Project San Juan, Agrupación Cariño, entre otros. 


Este año extrañaremos el estar ahí, pero los tiempos evolucionan. La BBC de Londres pasará en su programación esta semana los mejores momentos de los últimos años y algunas áreas tendrán conciertos virtuales. 

Así que Glastonbury se adapta a los tiempos y la esperanza de pisar el suelo sagrado del festival queda en nuestros corazones Glaston.


¡Nos veremos pronto!