11 °C
Portada

Cadena perpetua a violadores y asesinos de niños en Colombia a punto de ser aprobada por el Congreso

|

CARCEL PIXABAY


Reporte especial

Dawits Buitrago


Colombia ha pedido a gritos durante años la aprobación de una ley que pueda frenar crímenes abominables contra sus niños. En la memoria están casos tan aberrantes como el asesinato de Yuliana Samboní, de 7 años, en Bogotá; Angie Lorena Nieto, de 12 años, en El Meta; Heidy Yuliana Restrepo, de 11 años, en La Virginia – Risaralda. La lista es interminable y las estadísticas indican que estos crímenes van en aumento cada año.


Al menos 3 niños son violados cada hora en Colombia, es decir, 70 menores pierden su inocencia e incluso sus vidas diariamente, Resegún indica el último reporte de 2019 del Instituto de Medicina Legal. Sin embargo, responsables de otras instituciones como El Bienestar Familiar (ICBF) y ONG’s que operan en el país, consideran que la cifra podría ser mucho mayor debido a que no todos los casos se denuncian, especialmente en áreas rurales y zonas de conflicto armado.


En relación a los datos de reincidencia de los abusadores sexuales, se ha establecido por parte del Ministerio del Interior colombiano que estaría en el orden de un 7%.


"De manera excepcional, cuando se cometan los delitos de homicidio doloso, secuestro, tortura, acceso carnal o actos sexuales abusivos con menor de 14 años; se podrá imponer hasta la pena de prisión perpetua. En todo caso la pena será revisable en un plazo de treinta años (30) en los términos que establezca la Ley". Reza la sinopsis de la ley.


 A pesar de contar con una gran aceptación por parte de sectores políticos y de una sociedad civil cansada de los innumerables casos que han causado consternación, no han faltado las críticas y oposición de algunos congresistas.


Antonio Sanguino, de Alianza Verde, dijo en una entrevista para la revista Semana que no comparte esta postura porque, según él, este tipo de leyes no resuelve el problema social y solo busca saciar la sed de venganza del pueblo colombiano.

Mientras que el representante a la Cámara Efraín Torres Monsalvo, dijo que “Estas personas depravadas, sádicos y violadores, deben terminar el resto de sus días en la cárcel, necesitan estar apartados de la sociedad”. 


Aunque se da por hecho que la ley será aprobada, lo cierto es que aún restan 2 debates de los 8 que son necesarios para se convierta en ley de la Republica.


Conocida como “Ley Gilma Jiménez”, recibe ese nombre en memoria de la exsenadora que luchó para conseguir que se aplicara la pena máxima a los autores de asesinato y violación contra los menores de edad.

Niu00f1os violencia 1


Gilma Jiménez fue miembro del Partido Verde y falleció de un cáncer en junio de 2013. Paradójicamente, en junio de este año será la fecha en la que podría promulgarse la ley por la que tanto luchó.


Es cierto que Colombia está inmersa en una crisis carcelaria sin precedentes con una sobrepoblación estimada en un 54%, este es uno de los elementos a los que se adhiere la mayoría de detractores.


Pero también es cierto que hay delitos menores que pueden ser excarcelables y que la falta de inversión en el sector judicial, permite que los expedientes se acumulen en los juzgados y a su vez retrase la salida de personas que ya han cumplido sus sentencias.

Violencia niu00f1os




Colombia no se puede permitir repetir historias como la de Luis Alfredo Garavito, “La Bestia” el mayor pederasta y asesino en serie de niños del mundo, quien confesó haber violado y asesinado a cerca de 172 menores en Colombia, Venezuela y Ecuador. Pero que la justicia cree que le quitó la vida a más de 200 personas entre menores y adultos.


Fue sentenciado a 1853 años y 9 días, pero por buen comportamiento se le conmutó la pena a 40 años y podría quedar libre en 2023, al cumplirse las tres quintas partes de su pena.