23 °C
Mundo

Coronavirus en Latinoamérica

|

¿Cuál es la capacidad de respuesta ante la enfermedad que ya se instaló en la región?

Este mes Argentina reportó la primera víctima mortal del coronavirus en Latinoamérica. Según informes oficiales hasta el pasado domingo, Brasil, Ecuador y Argentina eran los países sudamericanos más afectados por el COVID-19.

P1 coronavirus



Por César Pastor Gamarra

En el Perú, en menos de 48 horas se registró un aumentó de una a seis personas contagiadas y en esos momentos la cifra ha aumentado. A pesar de que en Sudamérica el virus avanza más lento que en otros continentes, la incertidumbre crece cuando se piensa en la capacidad que tendrá la región para combatir la enfermedad.

En términos de exactitud no es sencillo elaborar un informe sobre los casos del COVID-19 en el mundo y Latinoamérica. El problema ya ha sido calificado como pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el número de infectados de los que podríamos hablar cambia rápidamente y eso algo es irreversible. Hasta el momento de escribir este artículo el coronavirus ya había llegado a diez países de Latinoamérica y se había registrado la primera muerte en la región con el reporte de un hombre fallecido en Buenos Aires. Las cifras del contagio se incrementan cada día y es Brasil, país en donde se presentó el primer caso de contagio, la nación con mayor cifra de infectados. Los otros países con casos de coronavirus son hasta el momento Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Paraguay, México, Costa Rica y República Dominicana.

No se trata de informar con un tono alarmista ni exagerar sobre el real estado y los alcances de este problema mundial. Se espera que el mal en Latinoamérica no avance hasta niveles dramáticos en donde se han puesto en cuarentena a miles de personas como en regiones de China o lo más reciente en Italia con millones de ciudadanos restringidos de entrar o salir de todo el territorio. La medida sin precedentes adoptada por el gobierno italiano ha sido la manera más frontal para tratar de parar el avance de la epidemia que ya ha cobrado cientos de muertos y hasta la misma OMS ha felicitado a Italia por la decisión, ¿podría pasar lo mismo en Latinoamérica? ¿sus gobiernos estarán preparados para cortar los brotes y controlar la situación?

Mecanismos de prevención

Como se sabe, los aeropuertos son en su mayoría la puerta de entrada y el epicentro de los brotes del coronavirus. En los reportes de contagios casi siempre se informan de casos locales e “importados”, es decir personas que provenientes de otros países trajeron la enfermedad del exterior y la esparcieron en los lugares de destino. Esta fue, por ejemplo, la situación del Ecuador en donde el brote de los primeros casos reportados se dio en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo” de Guayaquil. Una vez confirmada la presencia del coronavirus las autoridades sanitarias ecuatorianas iniciaron el reparto de información escrita para prevenir la enfermedad, midieron la temperatura de los viajeros y entregaron alcohol para el lavado y desinfección de las manos. Por su parte, la población agotó el stock de mascarillas en las farmacias a pesar de que algunos especialistas cuestionan la eficacia de este artículo para prevenir el contagio.

El gobierno de Ecuador además hizo un llamado a la población a informarse adecuadamente solo a través de los canales oficiales evitando en todo momento orientarse por informaciones falsas que circulan por las redes sociales.

¿Qué se está haciendo?

En el mes de febrero antes de que se conocieran los primeros casos en Brasil y México, 19 países de la región buscaban adelantarse de alguna manera a la llegada de la epidemia al continente. El objetivo desde el principio ha sido el de contener y saber manejar los brotes del coronavirus en cada territorio. Los países iniciaron la difusión de información preventiva tratando de explicarla de la manera más simple y precisa posible. Medidas básicas de higiene para prevenir la infección y un procedimiento adecuado a la hora de estornudar o relacionase con alguna persona infectada, son el común denominador de las primeras recomendaciones de los organismos de salud de cada nación en la región. En el caso de personas ya contagiadas, una vez detectada la enfermedad se inicia un seguimiento de todos los contactos que tuvo el paciente para así realizar las pruebas de descarte del virus.

Tal como han advertido los especialistas y organismos de salud, una mayor extensión del coronavirus es inevitable, en tal sentido, los gobiernos tienen sus protocolos de emergencia activados en cada una de sus regiones, en Latinoamericana no se ha prohibido los movimientos de personas y hasta el momento no hay restricciones en los vuelos nacionales e internacionales.

Bajos los nombres de planes de contingencia nacional, planes de respuesta o alerta sanitaria cada nación sudamericana ha emprendido acciones que van más allá del estricto control a pasajeros que lleguen de China, Italia u otras zonas afectadas. Se están realizando acciones concretas de diversos tipos como la creación de aplicaciones móviles con consejos de higiene o para la detección de síntomas y sistemas de test rápidos como en el caso de Brasil, también avisos preventivos de viaje, mayor monitoreo de pacientes y revisiones en los aeropuertos tal como se hace en México, asimismo, Chile y otras naciones hacen firmar a los viajeros declaraciones juradas en donde se debe comunicar sobre los países que han visitado.

En el Perú, se ha decidido incrementar áreas de aislamiento y diagnóstico y entre otras medidas se tiene listo un fondo económico de contingencia en caso de que el problema se agrave. Por su parte, Colombia reportó la semana pasada su primer caso de COVID’19, los planes de prevención e información a la población ya se habían iniciado mucho antes de que la enfermedad llegue al país y en ciudades como Bogotá por ejemplo, se han dispuesto partidas económicas exclusivas para la atención de emergencias en la salud pública. Por su parte, la Secretaria Distrital de Salud informó que entre otras medidas se han dispuesto ocho instituciones sanitarias de alto nivel que están listas para las atenciones en la capital colombiana.

La experiencia de Brasil

Michael Ryan director de la Organización Mundial de la Salud, declaró hace pocos días que el COVID-19 está en fase decisiva y que se debe asumir que su avance en más países será inevitable, sin embargo, consideró que si se actúa de manera agresiva contra la enfermedad, se pueden evitar más contagios y salvar muchas vidas. El Doctor Ryan destacó el caso específico de Brasil país que, debido a su experiencia por la epidemia del Zika, ya sabe cómo combatir y está preparado para enfrentar una nueva epidemia como el coronavirus. “Brasil tiene experiencia en lidiar con epidemias muy serias, como el dengue o la fiebre amarilla. Ha demostrado la capacidad de una respuesta masiva. De hecho, estuvo al frente de la respuesta al zika”, declaró el máximo jefe de la OMS. Como se sabe, Brasil fue el primer país sudamericano en reportar un caso de coronavirus y las autoridades internacionales de salud esperan y confían en que su gobierno aplique todo lo aprendido luego de haber sufrido de otras epidemias.

Nuestra responsabilidad

El lavado de manos varias veces al día con agua y jabón por lo menos durante 20 segundos, taparse la boca y nariz con el codo o un pañuelo desechable al toser, no tocarse los ojos ni la boca, evitar el contacto con personas con problemas respiratorios y procurar el uso de desinfectantes anti bacterias con alcohol, son las medidas de prevención personal que cada uno de nosotros podemos realizar con responsabilidad para protegernos de un mal que ya ha infectado a más de 106 mil personas en el mundo, ha afectado a más de un centenar de países y ha provocado la muerte de muchas personas en el planeta.