21 °C
Portada

​Turismo en una corrala

|

Un lugar que acerca al turista a los valores histórico-artísticos y socioculturales de la capital a través del trabajo de artesanos y creadores. Una apuesta promocional del Ayuntamiento de Madrid para promover un turismo sostenible y de calidad.

Por Carlos Ruíz

@carlosmanuelruizsuarez

P27 A (2)




Madrid siempre ha sido una ciudad de creadores comprometidos con el diseño y la cultura.  Por tal motivo, en uno de los edificios más simbólicos dentro del cuadrilátero de la emblemática Plaza Mayor, exactamente en la Casa de la Panadería, se ha reinaugurado la tienda del Centro de Turismo. Un templo de atención oral y visual donde todo aquel que la visite podrá llevarse un poquito de la esencia de la capital.

Concebida bajo el cuidado arquitectónico de Izaskun Chinchilla, esta joven innovadora del panorama madrileño, ha sabido interpretar cuales son los elementos que identifican a la ciudad. “Es un espacio único identificable con Madrid, una tienda bonita, bien configurada y diseñada donde podemos adquirir recuerdos especiales y algunos de sus memorables productos artesanales”.

Cuenta Chinchilla, que cuando le dijeron que dentro de un espacio de información turística abrirían una tienda de venta de productos originarios, tuvo que idear una serie de estrategias que involucraran al visitante desde el punto de vista iconográfico. “Queríamos que la tienda tuviera pedacitos de todas esas personas desde el punto de vista no sólo del consumo sino de la creación. Por ello, hemos trabajado con un grupo de artesanos y diseñadores de diferentes ámbitos, como el joyero Andrés Gallardo, quien ha hecho 700 manitas de porcelana como soporte de las láminas de vidrio que conforman la cúpula del espacio”.

Corralas, tenderos y mercados

El llamativo local está lleno de referencias a ese Madrid del encuentro y la interacción social. En este sentido, evoca un elemento arquitectónico tan madrileño como las Corralas, que tanto han contribuido a construir la base sociológica y cultural de la ciudad. “Esta tipología tan importante desde el punto de vista residencial donde se representaban comedias del teatro del Siglo de Oro Español, sirvió de inspiración para el diseño del mobiliario y los escaparates de exhibición de los productos”, comentó Izaskun Chinchilla.

También, los Tendederos y el Mercado, con sus puestos llenos de color y alegría, antítesis de una ciudad monumental; al igual que la cara inferior de los balcones con baldosas hidráulicas que hablan de la belleza de una ciudad basada en detalles y en las aportaciones individuales, donde se vive tranquilo, han motivado esta estructura.

“Componentes menos conocidos de la ciudad como la Cúpula del Hotel Palace, donde se desarrollaron diálogos importantísimos como los que condujeron al desarrollo de la Guerra Civil, o ingredientes cargados no sólo de figuración sino de historia como los famosos Caramelos de Violetas y los dibujos de los Mantones de Manila, están troquelados en los biombos que separan los espacios de la tienda”, destacó la proyectista Chinchilla.

P27 A (1)



Made in Madrid

Los productos que pueden encontrarse son más que un recuerdo de la ciudad, ya que muestran el valor de lo hecho en Madrid y del delicado trabajo de los artesanos de la capital. Desde los bolsos de piel de Oficio Studio hechos a mano, o los pañuelos de seda de Natalia Lumbreras, a las piezas de decoración de “Favorito Studio” y la maravillosa floristería silvestre de Elisabeth Blumen.

Los sabores más madrileños están representados a través del cocido y los callos que se venden en conserva, los típicos barquillos y sus meninas de chocolate. Pitos de San Isidro, los jabones y el agua de colonia Álvarez Gómez, guías y libros de Madrid, barajas de cartas, juegos tradicionales, velas y propuestas tan originales como cestas de picnic para preparar un delicioso chocolate a la taza, son otros de los objetos que pueden comprarse.

Además, la tienda expone diferentes objetos típicos como es el caso de las famosas Capas Seseña o de las gorras de pichi o parpusas. La Tienda Casa de la Panadería permanecerá abierta los 365 días del año en horario de 9:30 h a 20:30 h.