23 °C
Reino Unido

​Parlamento habla sobre situación del Pueblito Paisa

|

P3 FOTO 2 PUEBLITO PAISA



Arelys Goncalves

El popular mercado de Seven Sisters continua su lucha por sobrevivir. Tras los anuncios de modernización y los planes de demolición de los espacios de lo que se conoce también como la Latin Village, algunos comerciantes destacan que el fin de ese punto de encuentro de los latinoamericanos afectaría a numerosas familias que ven el mercado no solo como un lugar de trabajo sino como un hogar.

El pasado 29 de enero, en un discurso emitido por el parlamentario laborista, David Lammy, los legisladores británicos escucharon la situación. Durante su discurso, el parlamentario laborista cuestionó las acciones de las autoridades y dijo que no podían reemplazar a los comerciantes por apartamentos lujosos. A su juicio, es importante escuchar las demandas de la comunidad que hace vida en ese rincón de Tottenham.

Durante su discurso, indicó que, aunque es un problema local, es parte de una historia nacional e incluso mundial. "Lo escuchamos muchas veces, en muchos lugares, los migrantes convierten un espacio deteriorado en un centro cultural o de negocios, pero entonces una entidad corporativa amenaza con tomarlo".

"¿No deberíamos unir a las comunidades existentes con la reurbanización, en lugar de echarlas?", preguntó Lammy a manera de reflexión. Tal como está planteado el futuro de este espacio, el Consejo lleva adelante los planes de modernización de la zona que involucraría el derrumbe del mercado. Tras largas batallas legales, los comerciantes han logrado avanzar en algunos aspectos, pero no ha sido suficiente.

Este año han continuado las protestas para exigir al Consejo de Haringey que cambie radicalmente su posición. Algunos de los dueños de comercios han denunciado intimidación tras intentos de desalojo.

La compañía privada de desarrollo urbano, Grainger, planea demoler el mercado y construir 196 apartamentos de lujo. El consejo de Haringey firmó un acuerdo contractual con el desarrollador en 2007 y en enero de 2019, se aprobó la orden de compra obligatoria (CPO). A menos que se revoque la decisión, el acuerdo garantiza que Grainger pueda terminar de adquirir este espacio que da vida a una de las comunidades latinas más grandes y vibrantes del país.