12 °C
Mundo

Cauto optimismo: ​Economía latinoamericana 2020

|

P12 presentaciu00f3n



Por Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

"Frágil. Tratar con cuidado". Fue en esta manera tentativa que el Banco Mundial lanzó su último Informe de Perspectivas Económicas Globales (GEP) de 334 páginas en una sesión informativa para miembros de la Asociación de Prensa Extranjera del Reino Unido el 8 de enero en la Torre Millbank de Londres. En el lado positivo, anticipa un crecimiento económico mundial del 2,5% este año, frente al 2,4% en 2019 y que esto podría ser aún más fuerte si disminuyen las tensiones comerciales. Si, por el contrario, aumentan, esto podría dar lugar a severas recesiones en las principales economías y el desorden financiero en los países emergentes y en desarrollo.

Como destaca el Informe, los Estados Unidos y China juntos representan casi el 40% del PIB y 25% del comercio mundial. Por lo tanto, una nueva dislocación en los lazos económicos entre ellos no solo los dañaría, sino también al resto del mundo. El 29 de diciembre, el Guardian retrató dos posibles escenarios: Una "visión benigna", mediante la cual el crecimiento global avanza y Donald Trump inicia su campaña de reelección al anunciar un pacto mercantil con China. Alternativamente, los mercados financieros concluyen que la guerra comercial entre Washington y Beijing será larga y amarga, y el mundo "está dirigiéndose hacia una nueva crisis económica, financiera y ambiental".

El editor de negocios para el Guardian, Larry Elliott, notó además el 9 de enero que el Banco Mundial está particularmente preocupado por lo que considera préstamos excesivos y acumulación de deuda por parte de China y las economías en desarrollo, que históricamente "tienden a tener un fin infeliz". Mientras tanto, cualquier imposición por parte de los Estados Unidos de aranceles a las importaciones de automóviles y piezas probablemente provocará represalias por las naciones afectadas, así que el entero sistema multilateral de comercio mundial "sería socavado".

Según el Banco Mundial, actividad en la zona del euro se ha "deteriorado significativamente". El sector industrial alemán ha luchado con la caída de la demanda de Asia e interrupciones en la producción de automóviles. El Banco calcula que la zona del euro se desacelerara a 1% este año, pero regresara a un promedio de 1.3% en 2021/22, contingente en cómo se desarrolle el proceso Brexit y si no hay más intensificación en las restricciones comerciales.

¿Qué impacto tendrá todo esto en América Latina y el Caribe (ALC)? El Banco Mundial cree que esta región aumentará de un estimado 0.8% en 2019 a 1.8% en 2020 y 2.4% en 2021. Brasil se adelantará a 2% debido a la más robusta confianza de los inversores y la relajación gradual de los préstamos y las circunstancias del mercado laboral. Sin embargo, se prevé que la economía argentina "se reduzca a un 1,3% más modesto a medida que el consumo privado y la inversión paulatinamente retrocedan". Se espera que América Central se estabilizara en un 3% gracias a la atenuación de las condiciones crediticias en Costa Rica y al alivio de los contratiempos en las propuestas de construcción en Panamá. El Banco parece estar seguro de que Chile se recuperará de los disturbios sociales de fines de 2019, logrando un 2.5% en 2020 y un 3% en 2021.

P12 finanzas




Para Colombia, predice condiciones de financiamiento favorables que respaldarán una demanda interna más amplia y una implementación más rápida de los proyectos de infraestructura planificados. Estos factores combinados "proporcionarán la base para un incremento hasta 3.6% en 2020 y alrededor del 3.9% en 2021". "Enfoque Económico" (FE) está de acuerdo en que el "impulso sólido" en Colombia seguirá este año debido a "impuestos corporativos más bajos y desgravaciones fiscales, así como desembolso privado saludable respaldado por inflación moderada".

La incertidumbre política ante de las elecciones de 2021 en Ecuador lo mantendrá en un 0,5%, mientras que, en Bolivia, a pesar de las tensiones sociales prevalecientes, la disminución de las reservas de divisas y un entorno externo difícil para las exportaciones de hidrocarburos se situará en torno al 3,2%. FE pronostica que el PIB de Perú se expandirá a 3.2% este año como resultado de la mejora de la confianza del consumidor, pero comparte la opinión del Banco Mundial de que las perspectivas para Venezuela "siguen siendo sombrías", que su economía se contraerá en 8.4% en 2020, aunque podría mejorar en 0.7% en 2021 si surge una solución política. De hecho, el Banco Mundial enfatiza que, debido a la falta de datos, su GEP no incluye pronósticos de crecimiento para Venezuela, sino que se centra en las potenciales ramificaciones para los países vecinos.

La principal ansiedad para la ALC, señala el Banco Mundial, es que las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China empeoran más: "Este riesgo es particularmente grave para los países para quienes China representa un destino clave de exportación (Brasil, Chile, Perú y Uruguay)”, aunque esto podría ser parcialmente aliviado por el tratado (aún por ratificar) firmado entre Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) y la Unión Europea en junio de 2019. Asimismo, el lento crecimiento de los EE. UU. podría ser un gran obstáculo para México y otros países dependientes de los Estados Unidos.