7 °C
Reino Unido

​El costoso cuidado de mascotas en gran Bretaña

|

P11 gato



Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

El 2 de septiembre, el primer ministro Boris Johnson y su novia, Carrie Symonds, adoptaron un perro, un pequeño Jack Russell que llamaron "Dilyn" ("Seguir" en galés). Lo adquirieron de la organización benéfica Amigos de Animales Gales, especializada en el rescate de cachorros descartados porque tienen defectos físicos. Dilyn y su hermano Jed nacieron con las mandíbulas desalineadas. Como notó la periodista del Daily Mail, Barbara Davies, el 6 de septiembre, Dilyn se ha convertido en favorito del personal de 10 Downing Street, la residencia oficial del primer ministro.

Johnson, Symonds y el nuevo propietario de Jed (un funcionario en Gales) ahora pertenecen al 50% de la población adulta del Reino Unido que posee una mascota. Estadísticas publicadas por el Dispensario de Personas para Animales Enfermos (PDSA) muestran que el 24% de los hogares en Gran Bretaña tienen un gato (total estimado, 10,9 millones), el 26% un perro (9,9 millones) y el 2% un conejo (900,000).

Melissa Hogenboom, colaboradora de BBC Tierra, se ha preguntado exactamente por qué las personas tienen mascotas. Parece que (señala) solo los humanos hacen que un animal forme parte de la familia: "No verá a un chimpancé llevando a un perro a pasear ni a un elefante acompañando una tortuga". Las mascotas, enfatiza, obtienen comidas, atención médica y un hogar para toda la vida. Cuidarlas toma tiempo. Aunque acepta que brindan compañía, ella considera todo esto muy extraño, especialmente considerando los gastos involucrados.

La Guía Para Cuidadores De Mascotas, por el contrario, se centra más en los beneficios que deriva para la salud (por ejemplo) pasear al perro, además de las oportunidades que esto proporciona para ampliar su círculo de amigos. En algunas ciudades de China, observa, muchos jubilados llevan sus jaulas de pájaros a un parque cercano y socializan con otros dueños de pájaros mientras las aves cantan entre ellos. La Guía sugiere también que las mascotas ayuden a aumentar la autoestima de sus propietarios: "A nuestras mascotas simplemente no las importa si somos ricos o pobres, guapos o “feos”, con sobrepeso o bajo peso. Su lealtad es incondicional”.

Los comentarios de Hogenbooom sobre el costo de mantener una mascota, no obstante, tienen resonancia con una gran cantidad de duenos. La PDSA ha calculado que el cuidado de un perro requerirá un desembolso de entre £6,000 y £17,000 durante su vida, dependiendo de su raza, tamaño y longevidad. El gasto mensual mínimo para un perro pequeño como Dilyn será de al menos £70, para una raza mediana £80 pm y para uno grande, £105 pm. Esto no presentará ninguna dificultad para Boris Johnson, con sus salarios de primer ministro y diputado, pero podría ser una gran preocupación para cualquier persona con ingresos mucho más bajos o desempleada. Para los gatos, la cifra del PDSA es de £12,000, subiendo a un potencial de £24,000 si el gato vive más tiempo del promedio de alrededor de 15 /16 años de edad.

Nada de esto, por supuesto, incluye los honorarios veterinarios en los que se incurrirá si su mascota desarrolla problemas de salud o sufre un accidente. De hecho, las altas cargas se han vuelto tan controvertidas que, según el reportero senior del Daily Telegraph, Patrick Sawer, los veterinarios están a menudo amenazados por dueños de mascotas enojados por el costo del tratamiento. Una encuesta realizada por la Asociación Británica de Veterinaria (BVA), citada por Sawer, reveló que muchos de sus socios están acusados de ser “codiciosos” por clientes molestos por la cantidad que deben pagar por sencillas auscultaciones médicas para sus mascotas.

P11 perro



El comentarista de MoneySupermarket, Kevin Pratt, ha confirmado que las facturas veterinarias en el Reino Unido han seguido aumentando, por lo que las aseguradoras de mascotas pagaron un récord de £775 millones (el equivalente a £2 millones por día) para animales enfermos o heridos en 2017. Una prueba sanguínea puede costar £100 - £130, una radiografía £300, una consulta con un veterinario £60, cirugía de emergencia más de £1,500, cada noche en un hospital de mascotas £600 y quimioterapia continua £5,000.

El ex veterinario, Matthew Watkinson, en un artículo para el Daily Mail, expresó su vergüenza por haber sido miembro de una profesión “que somete mascotas a tratamientos dolorosos, riesgosos e innecesarios para estafar a sus confiados dueños ". Una industria entera (escribió) ha surgido para sacar la mayor cantidad de dinero del tratamiento de las mascotas de la familia, especialmente en áreas adineradas con residentes de clase media. Por lo tanto, es la ganancia, no el bienestar del animal, que con demasiada frecuencia es la prioridad del veterinario. El seguro para mascotas es "simplemente una licencia para imprimir dinero que solo ayuda a los veterinarios”. Watkinson se opone a que los animales deben soportar muchas operaciones con la esperanza de que logren curarse de sus problemas de salud y prolongar sus vidas.

El Colegio Real de Veterinarios (RCVS) ha respondido a esta crítica reconociendo que hay algunas "manzanas podridas" en el sector, pero enfatizando que opera "un sistema regulador robusto para establecer, garantizar y cumplir con altos estándares de educación y conducta profesional”.