7 °C
Perfiles

María Paula Barrera, una atleta de oro puro

|

Esta joven colombiana, atleta paralímpica de natación ha logrado poner muy en alto el nombre de su país con tan solo 18 años.

Maria paula David Vasconez



Por Arelys Goncalves

Fotos David Vásconez 


Dentro de la selección colombiana de natación paralímpica, María Paula ha representado al país cafetero en cinco ocasiones. Hasta el momento, ha participado en una competencia suramericana, tres juegos panamericanos y un mundial en Chile, Canadá, Brasil, Perú y, en este mes de septiembre, en Londres. Entre sus victorias, este año logró cuatro medallas de oro y una de plata en su desempeño en los Parapanamericanos de Lima, un triunfo que se convierte en un paso más para sus aspiraciones olímpicas.

Su próximo gran reto en la mira son los juegos de Tokio 2020. Su desafío es seguir el entrenamiento para mantenerse entre las 8 mejores del mundo y asegurar su cupo para este encuentro al que acuden deportistas de todo el planeta. Express News tuvo la oportunidad de conversar con María Paula y conocer un poco de la vida de una apasionada atleta paralímpica que brilla con luz propia.

¿Cómo te sientes con estas cinco medallas?

Muy feliz, pero no satisfecha. Se dieron las condiciones y se hizo el trabajo. Ganar cuatro mellas de oro y una de plata es un gran logro, pero mi vista se encuentra en el panorama mundial donde está la verdadera competencia. Todavía tengo mucho camino por recorrer, y Lima apenas fue el primer paso.

¿Qué te hace una atleta paralímpica?

En pocas palabras mi discapacidad es una hemimelia. Mi pierna izquierda no se desarrolló como debía, y por eso tengo un acortamiento, ausencia total de ligamentos en la rodilla y otros defectos. En natación nos clasifican en 14 categorías diferentes según el tipo de discapacidad y la funcionalidad que tengamos en el agua. En nuestro caso, de 1 a 10 son categorías físicas, de 11 a 13, visuales y 14, cognitivas. Yo hago parte de la categoría 10 donde se encuentran las personas más funcionales.

¿Cómo te convertiste en una?

Cuando inicie mi proceso en el sistema convencional, un entrenador nos introdujo a mis papás y a mí al paralimpismo, pero no fue hasta años después que entramos más a fondo y decidimos darle una oportunidad en una competencia nacional. Los resultados fueron tan buenos que al año siguiente, con 12 años, ya estaba representando al país como selección Colombia. Así fue como inició mi carrera.

Maria paula con bandera David    Vasconez



¿Siempre la natación fue tu pasión?

No fue mi pasión hasta que inicié en el sector paralímpico. Fue un amor que se forjó paulatinamente a medida que pasaron los años y fui madurando y obteniendo experiencia. Más que los logros y las medallas, mi amor por este deporte se encuentra en las pequeñas cosas.

¿Qué tan difícil es ser atleta?

No voy a mentir, ser un atleta es duro. A pesar de que mi experiencia no es mucha y apenas estoy emprendiendo mi carrera, puedo decir que siempre vamos a andar con una preocupación desde la parte económica debido a los plazos y la continuidad de los pagos. No obstante, en Colombia contamos con el equipo de desarrollo psicosocial el cual nos acompaña en el desarrollo de nuestro proyecto de vida.

¿Cómo se siente tu familia con tus logros?

Orgullosa desde antes que empezara a conseguir tantos logros deportivos. Para ellos y para mí, lo importante siempre ha sido que me supere personalmente. El resto ya es valor agregado.

¿Cómo ves a la selección?

El equipo elite tiene un rendimiento impresionante, tan solo quedar de novenos con un equipo de 6 en un mundial donde participaron 73 naciones, da mucho que decidir. La selección a nivel nacional todavía se puede trabajar más, y a medida que el deporte se haga más conocido y lleguen personas apasionadas, espero que el número en el equipo pueda aumentar.

¿Qué has aprendido de otros deportistas?

Los atletas son personas admirables y cada uno me ha enseñado algo a manera personal. Sin embargo, la lección más importante ha sido que no me debo ocultar y esconder ante los ojos de la sociedad. Debo andar con paso firme, segura de quién soy y de mis capacidades. Invito a las personas a que no tengan miedo de admitir sus debilidades y dificultades, esa es la única manera en que vamos a descubrir nuestras fortalezas y lo que podemos mejorar.

¿Qué te llevas de Londres como experiencia?

Londres fue un sueño. Es la primera vez que compito contra las mejores del mundo y ahora que la puerta se abrió quiero seguir adentro. Tengo que seguir trabajando si quiero convertir este sueño en una realidad.

¿Cómo fue el recibimiento de los estudiantes latinos en Londres?

Mi parte favorita de este viaje definitivamente fue la visita al Saint Gabriel’s College. Era la primera vez que hacía algo así y fue muy lindo conversar con jóvenes de varios países que, por diferentes circunstancias, han llegado a la ciudad de Londres. En esa clase de actividades aprendemos todos, y espero que como yo ellos también se queden con un mensaje que influencie de manera positiva sus vidas.

¿Pensaste algún día que llegarías tan lejos a los 18 años?

Jamás pensé llegar tan lejos a esta edad, pero si trabajé para estar aquí. No le voy a quitar el mérito a los resultados que he obtenido porque no se dieron de la noche a la mañana, fueron el fruto de mi sangre, sudor y lágrimas en un proceso de varios años que llevo con mi entrenador Carlos Amaya.

¿Qué le dices a quienes te apoyan?


A todos los que nos apoyan, mil gracias. No se imaginan lo importante que es su interés y amor por el deporte para nuestra promoción y el crecimiento como atletas. Sigamos promoviendo estas actividades que cambian la vida de miles de personas.