16 °C
Portada

​Puertorriqueños en Reino Unido celebran renuncia de Rosselló

|

PRico 1




Arelys Goncalves


Tras once días de intensas protestas, finalmente la petición del pueblo puertorriqueño fue escuchada y aceptada. el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló aceptó renunciar a su cargo que abandona este 2 de agosto. "Con desprendimiento les anuncio que estaré renunciando al puesto de gobernador, lo cual será efectivo el viernes 2 de agosto de 2019", declaraba el gobernador en un mensaje emitido en video, mientras en las calles, a las afueras de la Fortaleza, residencia oficial, se escuchaban las muestras de celebración entre gritos de alegría y fuegos artificiales.

Las marchas encabezadas por miles de puertorriqueños y por figuras como Ricky Martin, Residente y Daddy Yankee, unieron a toda la población en el clamor, sin distinciones de toldas políticas. El detonante de la crisis profundizada por el paso del huracán María, en 2017, que dejó 4 mil víctimas (según la Universidad de Harvard) fue la difusión pública de una extensa cadena de mensajes privados que fueron intercambiados por las autoridades, incluido el gobernador, en la plataforma Telegram. En los comentarios, predominaban los mensajes misóginos, homofóbicos e insultos a políticos adversarios, periodistas o incluso famosos del espectáculo como el propio Ricky Martin.

Apoyo desde el Reino Unido

La comunidad puertorriqueña no escapó al sentimiento de solidaridad y de celebración por la victoria lograda por el pueblo. Días antes de la renuncia de Rosselló, un grupo de puertorriqueños se sumaron a la protesta desde el Tower Bridge, en Londres, y en otras ciudades como Cambridge, para levantar la voz y solicitar la dimisión del gobernante. Aunado al colapso de la isla, producto del fenómeno natural, también se habla de los serios casos de corrupción, otra de las razones que tuvieron los boricuas para salir a la calle. Un juez federal acusó a varios exfuncionarios del gobierno de conspiración para cometer fraude, robo y lavado de dinero, entre otros delitos.  

Desde el Reino Unido, Julio Cesa Zúñiga Ortiz declaró a Express News que lo que sucedió en Puerto Rico "muestra el poder que tiene nuestra gente. Una isla tan pequeña pero al mismo tiempo rica en bondad e idiosincrasia. Nos unimos como un solo pueblo y sin importar color, raza o credo y, menos ideales políticos". Destacó el valor de las manifestaciones para cada uno de los ciudadanos: "luchamos por nuestros derechos y el respeto que merecemos. Ese día la justicia se hizo", dijo al referirse al anuncio realizado por Rosselló antes de la medianoche del 24 de julio.

"Tuvimos un llamamiento como puertorriqueños para defender lo que ha sido por años un abuso y falta de respeto hacia este pueblo", dijo y agregó: "Lo hicimos para sacarlo, pero también por la justicia que merecemos. En honor a nuestros antepasados que lucharon y levantaron nuestra isla y, más importante, para el futuro de nuestros hijos", concluyó Zúñiga Ortiz.

Para la dominicana criada en Puerto Rico, quien se identificó como Princesa Cloutier, fue una sorpresa ver la manera como se unió todo el país. "Me siento feliz por lo que pasó", dijo. "Creo que los años de corrupción, problemas y la economía han frustrado el pueblo, y que lo que pasó con María afectó a todo el mundo de alguna manera. Por eso, aunque hay diferentes perspectivas políticas, todos tienen experiencias en común que ayudaron a animar el fervor de la gente", explicó.

Cloutier vive en Londres pero decidió participar en las protestas desde la capital británica por amor a la isla. "Crecí con boricuas, he vivido en la isla y la cultura la siento como si fuera mía. Ahora estoy haciendo una maestría de América Latina, y mi tesis es sobre María y cómo se relaciona con la deuda y la situación colonial en la isla".

En palabras de esta dominicana adoptada por Puerto Rico, "Históricamente, los Estados Unidos han matado movimientos políticos con la fuerza militar o con la economía", por eso le preocupa qué pasará ahora. "Temo que van a poner a alguien que apoye los intereses estadounidenses, de los bancos y corporaciones, y dejar el pueblo sufrir aún más". Sin embargo, no pierde las esperanzas que sea el comienzo del cambio. "Espero que la animación del pueblo continúe  y que logren remover a los políticos corruptos, y que también logren transformar a Puerto Rico en un país que sirva a los puertorriqueños".

Por su parte, Paola López Rodríguez dijo a Express News que los que están fuera del país no pueden ser indolentes con los que sufren el defalco del país. "Mi solidaridad y simpatía están con el pueblo de Puerto Rico, familia y amigos que siguen en la isla. A pesar de la distancia y tiempo nunca he olvidado de dónde vengo", dijo como mensaje a sus connacionales. Ella formó parte de los manifestantes para hacer fuerza desde el Reino Unido y dar a conocer la situación del país fuera de las fronteras: "Desde Londres decidimos salir con pancartas y nuestra bandera a combatir la injusticia y las barbaridades de un gobierno que abusa, controla y limita".

Su pedido es para que el futuro mejore: "El pueblo de Puerto Rico merece ser gobernado por una persona honorable y transparente. Los muertos por el huracán María, las mujeres y los miembros de la comunidad LGBT se merecen respeto. Han sido muchos los hechos que han demostrado la falta de ética del gobernador", indicó. A su juicio, la indiferencia ha sido responsable de la crisis que enfrenta la isla. "Me niego a pensar que Puerto Rico está condenado a tener siempre un Gobierno corrupto. Esto es solo el comienzo de un nuevo Puerto Rico", concluyó.