10 °C
Reino Unido

Trabajadores deben buscar un segundo empleo para garantizar su sustento

|

El 40% de los trabajadores del Reino Unido han establecido un negocio "aparte” debido a la creciente inseguridad de su empleo cotidiano.

P11 empleo



Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

 ¿Qué logró exactamente Theresa May como Primera Ministra?  Según el Sunday Times del 21 de julio, en la semana anterior a su renuncia el 24 de julio y para ser recordada por más que su “política fallida de Brexit” desesperadamente anunció una serie de nuevas propuestas, entre ellas una ley que compromete al Reino Unido a emisiones netas de carbono cero para 2050 y un aumento salarial de £2 mil millones para los empleados en el sector público británico.

En consecuencia, de lo que la columnista de Daily Mail, Claire Ellicot, describió el 19 de julio como el "regalo de despedida" de May, los policías, dentistas y consultores recibirán un 2,5% más, soldados 2.9%, maestros y otro personal escolar 2.75% y altos funcionarios 2%. No está claro como el nuevo Primer Ministro británico, Boris Johnson y su Canciller del Hacienda, Sajid Javid, financiarán estos gastos adicionales. ¿Además, aliviará verdaderamente este dinero extra las presiones de las personas a las que está diseñado a ayudar?  Una encuesta realizada por la Federación de Policía de Inglaterra y Gales (PFEW), citada por Jamie Grierson, corresponsal de asuntos internos para el Guardian, mostró que, debido a sus apuros económicos, 9.500 policías tomaron un segundo trabajo como taxistas, fotógrafos, plomeros y jardineros.

El 17 de junio, el periodista del Oxford Mail, Tom Williams, informó que los bomberos en Oxfordshire se ven obligados a buscar un segundo empleo después de años sin un incremento de sueldos adecuado para pagar sus hipotecas y otras facturas. Muchos maestros han tenido que hacer lo mismo, frecuentemente - como Mary Bousted, Secretaria General del Sindicato Nacional de Educación, le dijo a Donna Ferguson del Guardian - su bajo salario neto significa que ni siquiera les permite pagar su alquiler. El Consejo de Escuelas Internacionales Británicas (Cobis), observó Ferguson, estima que alrededor de 15,000 docentes abandonan el Reino Unido cada año para ensenar en el extranjero, un éxodo, declara Bousted, de la cual el Gobierno es completamente responsable.

Los comentaristas del Financial Times, Sarah O'Connor y Vanessa Houlder, han señalado que, debido a que los salarios a tiempo real se han reducido un 8% desde la crisis financiera de 2008, más personas en el país están efectuando trabajo adicional en sus noches, fines de semana e incluso sus horas de almuerzo para complementar sus principales ingresos. Ben Chapman, un colaborador del Independent, ha aludido a la investigación de la Escuela de Comercio Henley que sugiere que el 40% de los trabajadores del Reino Unido han establecido un negocio "aparte” debido a la creciente inseguridad de su empleo cotidiano. Los números precisos son inciertos, ya que aparentemente muchos de ellos no declaran sus segundos ingresos a las autoridades fiscales.

Por razones bastantes diferentes, tomar una segunda ocupación, o incluso varias, se ha convertido en una práctica habitual entre la "élite" del Reino Unido. George Osborne, el ex Canciller conservador de Hacienda, por ejemplo, actualmente tiene siete, entre ellas como editor del London Evening Standard, dos responsabilidades distintas con la Universidad de Stanford en California, consejero a los gestores norteamericanos Blackrock (remuneración: £650,000 al año trabajando un día a la semana) y presidente de la Colaboración Fuerza Motriz Nortena.

Esto no es inusual: De hecho, el consultor de medios Peter Cunliffe comentó en un artículo para el Times que realizar varias funciones simultaneas se ha transformado en la opción de carrera de moda para ejecutivos de mediana edad. "¿Qué podría ser más agradable (pregunta) que asumir tres o cuatro puestos no ejecutivos por £60,000 cada uno y saltar de una sala de juntas a otra para dispensar sabiduría?" No obstante, los inversionistas están comenzando a rebelarse contra los directores que se involucran en demasiados oficios no ejecutivos, un fenómeno conocido en inglés como "overboarding".

El 14 de julio, el Guardian resalto las preocupaciones de que el presidente de Energía Escocesa (SSE), Richard Gillingwater, no esté dedicando tiempo suficiente a la empresa porque también es presidente del administrador de activos de £274 mil millones Janus Henderson y director de Whitbread PLC, el mayor operador de hostelería del Reino Unido. Otros personajes prominentes del sector industrial que a veces han sido el foco de críticas similares son: Sir Nigel Rudd, presidente no solo del grupo aeroespacial y defensa Meggitt, sino también de BBA Aviation y Sappi, un conglomerado registrado en Johannesburgo; El presidente de Barclays, Sir Ian Cheshire, quien fue retirado de la junta del minorista Debenhams en enero. El expresidente ejecutivo de Diago, Paul Walsh, quien renunció como director de HSBC debido a la inquietud con respecto a su "colección de cargos como director", tales como con la Agrupación Compass y Comunicaciones Avanti.

Stephen Martin, Director General del Instituto de Directores, ha enfatizado que las organizaciones deben asegurarse de que los miembros de su junta directiva no se extiendan demasiado y tengan el tiempo adecuado disponible para cumplir con sus obligaciones. El Código de Gerencia Corporativa del Reino Unido (Julio de 2018) estipula que los candidatos para un Consejo de Administración deben revelar, antes de su nombramiento, todos sus otros compromisos comerciales significativos.