18 °C
Londres

​Así fue el caso de las mujeres golpeadas en un bus de Londres

|

P5 pareja



Cinco jóvenes entre 15 y 18 años fueron detenidos en conexión con el ataque se tuvo lugar el 30 de mayo en el autobús N31 hacia Camden.


Arelys Goncalves

Las cifras no mienten. El número de agresiones y ataques en la capital británica continúan en aumento. Los crímenes de odio y homofóbicos no están fuera de la lista negra. El pasado 30 de mayo dos mujeres, la uruguaya Melania Geymonat, y su novia, Chris, de Estados Unidos, viajaban tranquilamente en el autobús nocturno N31 hasta que un grupo de jóvenes decidió convertir su trayecto en una pesadilla.

La foto de los rostros ensangrentados de Melania Geymonat, de 28 años, y Chris, de 29, han recorrido el mundo entero. Un nuevo ataque contra dos mujeres se producía en mano de cinco adolescentes groseros y violentos que comenzaron a molestarlas y a insultarlas sin ninguna razón. Entre burlas e insinuaciones sexuales pasaron al extremo de la agresión física. Las dos fueron golpeadas en el rostro y robadas por quienes las atacaron.

La policía londinense ha ofrecido a la pareja afectada la mayor colaboración para localizar a los responsables. cinco jóvenes entre 15 y 18 años fueron detenidos en relación con los hechos y liberados bajo fianza. Las autoridades continúan con las investigaciones y el análisis de las imágenes de la cámara de seguridad del transporte. 

Pese a que algunos medios han destacado en sus informaciones que los agresores las atacaron luego de que ellas se negaran besarse, para las víctimas, ante todo se trató de "un ataque contra mujeres y, en segundo, un ataque contra mujeres homosexuales". La pandilla se comportó como unos "hooligans" durante la agresión, "ellos nos veían como objetos sexuales, pensaban que estábamos allí para entretenernos", comentaron en una entrevista para Channel 4.

Para ellas, esta experiencia terrible ha evidenciado el nivel de intolerancia que todavía existe y la libertad con la que algunos creen que pueden actuar contra las mujeres. Aunque lo que vivieron fue bastante fuerte y traumático, ellas han manifestado que no permitirán que este incidente cambie su percepción sobre Londres y les haga sentirse inseguras al momento de salir de casa. Además, indicaron que no permitirán que esta situación afecte la manera en que actúan como pareja.   

la uruguaya, una azafata  de Ryanair y estudiante de medicina en su país natal, recordó que no era la primera vez que sufría violencia verbal pero nunca había sido agredida físicamente por su sexualidad. Para ella fue una situación aterradora y ambas manifestaron indignación por lo ocurrido y por el hecho de que los ataques de este tipo van en aumento. Para ellas, una de las conclusiones más importantes de esta agresión es que los derechos y la seguridad de muchas personas están en riesgo.

Tras lo ocurrido, la primera ministra británica, Theresa May, calificó el ataque como enfermizo: "Nadie debería tener que ocultar nunca quién es o a quién ama y debemos trabajar juntos para erradicar la violencia inaceptable contra la comunidad LGTB", declaró May.

Las víctimas han tenido que contar lo vivido en varias ocasiones y, pese a que no es algo que les haga sentir bien, decidieron narrar para llevar el mensaje a más gente y alertar sobre la necesidad de cambiar esta situación y detener este tipo de agresiones. "Esto tiene que parar", destacaron ambas.

*Imagen tomada de Facebook