8 °C
Express News Suecia

​Adrian Rivera: “Alguien que no se rinde no puede ser derrotado”

|


P6 suecia perfil adrian rivera foto

Cuando decidimos emigrar de nuestro país, algunos abogados, ingenieros, profesores, contadores, periodistas y un sinfín de tantos profesionales, echan a un lado la posibilidad de en un comienzo poder llegar a trabajar en sus profesiones, y por el contrario comienzan a pensar, como en un comienzo sería oportuno incluso, poder iniciarse lavando carros, lavando platos, o simplemente haciendo cualquier tipo de tarea que jamás imaginaron hacer en su país de origen, comenzando desde cero en todos los sentidos, en algunos casos comenzando desde el idioma, y, en general, aprender nuevas culturas, costumbres, tradiciones, normas etc.

No es el caso del Venezolano Adrián Rivera, residente en la ciudad de Estocolmo/Suecia, Ingeniero en computación de 34 años y actualmente desempeñando su cargo como Software Engineer, en una de las empresas más importantes de Europa, como lo es Spotify AB.

Lo que nos llevó a querer dar a conocer un poco sobre esas historias latinas, que han logrado alcanzar grandes escalones fuera de su país.

Adrián como muchos venezolanos, en vista de la mala situación económica que hoy día atraviesa su país de origen, tomó la firme determinación de emigrar junto a su esposa y su par de gemelos.

Nos cuenta; “Era el año 2014, todo para mí iba marchando de lo mejor, mi familia crecía y al mismo tiempo el inicio de mi proyecto como emprendedor de mi propia empresa daba grandes pasos con mi socio y al mismo tiempo mi mejor amigo. Había pasado un año de ese buen inicio, cuando de repente la vida me dio una mala jugada, un día me desperté con la inesperada noticia de que mi socio había fallecido, imposible describir el momento, me preguntaba una y otra vez cómo podía seguir yo solo con el proyecto, cómo podría sacar adelante nuestra empresa que apenas comenzaba, eso sin dejar de mencionar que habíamos comenzado en uno de los peores momentos económicos de la historia de Venezuela.

Al pasar los días, todo se hacía más fuertes para mí, la situación de Venezuela empeoraba en horas, la economía nos agobiaba, la delincuencia nos consumía, y aun cuando trabajaba para mí mismo, el trabajo se me duplicaba cada vez más. Así que comenzó a rondar por mi cabeza la idea de irme de Venezuela, con un sinfín de dudas, era difícil pensar en abandonar un proyecto familiar al que le había dedicado tanto tiempo, en dejar toda mi vida atrás, familia, amigos etc.

Un día lo hablé con mi esposa y discutiendo sobre el tema pasaron días, aunque por parte de mi esposa recibí como respuesta un SI condicionado, me dijo “al país donde decidamos emigrar deben hablar español”.

Desde el momento en que decidí emigrar, jamás pensé de manera apresurada, y muchos menos pensé en salir de mi país sin tener algo seguro, donde no le pudiera brindar una estabilidad a mi familia, lo cual me llevó en un principio a buscar ofertas de trabajos que me permitieran emigrar con una seguridad laboral. Millones de anuncios tras la búsqueda de ingenieros en computación en distintitas partes del mundo, y solo rondaban por mi cabeza las palabras de mi esposa, que insistentemente me repetía a diario el tema del idioma, (lo gracioso del asunto era que ninguno de los anuncios que me interesaban cumplían con el requisito).

Entonces buscando distintas alternativas, le comenté a mi esposa que mi grupo de currículos sería dirigido a varias empresas con las que soñaba trabajar desde que comencé mi carrera universitaria, entre las que le mencioné estaban, Facebook, Twitter, Google, Amazon, Spotify, entre otras.

Fue entonces en el año 2016 como un día de manera repentina recibí un correo por parte de un viejo amigo de la universidad, que después de 4 años de estar viviendo en Suecia me recordó y me planteó la posibilidad de poder aplicar para trabar en Spotify sin ningún tipo de seguridad. Así que ahí comenzó mi travesía, sin tener idea de cómo era un proceso de reclutamiento para aplicar en esas grandes empresas, pasé por un proceso de cuatro entrevistas, entre esas técnicas y personales, compitiendo con ingenieros de distintas partes del mundo y con la oportunidad de presentar una entrevista presencial en las oficinas de Spotify en Estocolmo.

Hasta que finalmente llegó el día de presentar lo que para mí era la entrevista más importante y decisiva, tendría que demostrar en persona mis habilidades como ingeniero en la parte técnica, y también demostrar lo que me definía como persona en medio de la presión de una entrevista, había viajado veintiún horas de vuelo, durante todo el viaje solo pensaba en cómo podía hacer para impresionarlos.

Salir de la entrevista que realice en Spotify/Estocolmo, con estas últimas palabras de parte de ellos: “más adelante te contactaremos para darte una respuesta”, fue un retorno difícil a Venezuela.

Habían pasado aproximadamente tres semanas después de haber pasado por un proceso de reclutamiento de aproximadamente 3 meses, cuando finalmente recibí el correo donde me daban la bienvenida para trabajar en una de las empresas más importantes y recocidas de Europa como los es Spotify.

Hoy día formo parte muchas veces de ese grupo de ingenieros que realizan las entrevistas técnicas en los reclutamientos, hoy día soy espectador de lo que un día solo era un ingeniero admirando el profesionalismo del otro desde una video llamada vía Skype, hoy día formo parte de un impresionante squad que cada día me brinda la oportunidad de seguir creciendo como profesional en mi área, hoy día también visito otros países en representación de muchos ingenieros de Spotify, y algo que me satisface aún más es que por medio de este trabajo he tenido la oportunidad de ir a visitar muchas de esas empresas que un día escribí como posibles trabajos.

Desafortunadamente no existe una receta para alcanzar nuestras metas o lograr nuestros sueños, en retrospectiva de mi caso en particular una de las cosas que pudiera recomendarles es: 1) Encontrar algo que realmente te guste y te apasione, para disfrutar a tope cada momento 2) Persistencia y tenacidad, es decir tener la mentalidad y la determinación de no rendirte hasta que consigas lo que quieres y 3) Nunca pares de aprender y de ser una mejor versión de ti, es muy importante no solo alcanzar tus sueños, sino también una vez que lo logremos debemos continuar mejorando como profesionales y como individuos”.

*Imagen suministrada