- °C
Mundo

​Nuevo crimen por violencia doméstica deja en shock a la comunidad latina en Reino Unido

|


P4 madre e hija colombianas     asesinadas

Arelys Goncalves

El pasado 22 de marzo se llevó a cabo en Irlanda del Norte el funeral de Giselle Irina Marimón Herrera y de su hija, Allison, de 15 años. Los familiares de la madre colombiana y de su hija, de nacionalidad española, pudieron estar presentes en el servicio, gracias a la colaboración de la comunidad que ayudó a reunir los recursos para el viaje de la humilde familia desde Colombia.

Se trata de uno de los casos más escalofriantes ocurridos recientemente en el Reino Unido. La madre e hija fueron encontradas asesinadas en el apartamento en el que vivían, en Glin Ree Court, Newry, el pasado 7 de marzo a las 11 de la mañana. En el lugar se encontró también el cuerpo del compañero sentimental de Giselle, Russell Steele, de 38 años, quien, según indica la policía, fue autor de los crímenes. Además, se informó que incluso la mascota de Allison también había sido asesinada.

Una tragedia que enluta a la comunidad

Giselle Irina Marimón Herrera se había establecido en Irlanda del Norte hacía 4 años. Su hija, Allison, había llegado en 2017 luego de pasar cerca de dos años en Colombia mientras su madre se establecía en el nuevo país elegido para vivir. Hace 20 años, Giselle había salido de Barranquilla a los 18 años para establecerse en España junto a dos de sus hermanos. Con el tiempo, tuvo a Allison de una relación con un ciudadano portugués.

Como una nueva opción, la mujer colombiana decidió irse a Irlanda del Norte donde también se encontraba una de sus hermanas. Todo parecía estar bien. La hija era estudiante en la Newry High School y Giselle trabajaba. Desde hace cerca de un año tenía una relación con el escocés Russell Steele. Desde Colombia, la familia nunca supo si la relación estaba mal. Sin embargo, Yadelis Marimón, hermana de Giselle contó a los medios de comunicación en Barranquilla que la hija no se llevaba bien con el novio de su madre quien vivía con ellas, incluso se supo que discutían muy a menudo.

Desde el pasado domingo 3 de marzo no se supo más de ellas dos. La hermana de Giselle que habita en otro condado intentó comunicarse, pero no tuvo respuesta. En vista de la situación, fue al trabajo de Giselle y le notificaron que no sabían nada de ella y la misma respuesta obtuvo en la escuela de Allison. En vista de la situación, cuatro días después se trasladó al apartamento, pero nadie abrió la puerta y al no tener ninguna información, decidió llamar a la policía. Ese mismo día las autoridades descubrieron el terrible hallazgo, los tres cuerpos sin vida.

Un nuevo caso de violencia doméstica

En la marcha del día de la mujer que se realizó para conmemorar el 8 de marzo fueron recordados los nombres de las víctimas con el mensaje: "nunca serán olvidadas". Uno de los organizadores dijo a la prensa que no se quedarán callados frente a los casos de violencia contra las mujeres.

La autopsia confirmó que ambas habían fallecido por estrangulamiento, mientras Russell se había suicidado. Se informó que el autor de los crímenes sufría problemas mentales. Conocido como un cantante callejero, las autoridades ya tenían conocimiento de su comportamiento agresivo y de haber sido denunciado en 2018 como un vecino perturbador y violento. El hecho se investiga como un caso de violencia doméstica, según dijo el Servicio de Policía de Irlanda del Norte.

El poder de la solidaridad

Tras conocerse la trágica noticia, la comunidad abrió tres campañas de recaudación de dinero para ayudar a los familiares a costear los gastos y poder llegar al país para despedirse de sus seres queridos y acompañar la investigación de las autoridades. Con estas iniciativas fue posible la recaudación de 11 mil libras. Tras este gesto bondadoso, en un comunicado emitido a través de las autoridades, los familiares agradecieron el apoyo de las personas de la localidad

Uno de los aportes fue logrado a través de Newry Credit Union que creó el fondo de repatriación en Newry para los cuerpos de ambas víctimas y para ayudar a los familiares a pagar los gastos por el viaje y el traslado. A través de esta vía fue posible reunir 5 mil libras. La página Gofundme también logró recabar 1.600 libras para ayudar con el vuelo de los padres de Giselle. Una página denominada 'Fondo de repatriación de madre e hija de Newry' fue abierta y a través de ella se reunieron 4.400 libras. La totalidad permitió que los seres más cercanos pudieran estar en la ceremonia que se realizó el viernes 22 en el Roselawn Crematorium.

El gesto solidario de la comunidad ha sido una manera de intentar aliviar el pesar de la familia que llora por la muerte de su hija y nieta. De no ser por este terrible hecho, el próximo sábado 6 de abril Allison Stephanie estaría con sus amigos celebrando sus 16 años.

*Fotos p4// Tomadas de internet