- °C
Cultura

​London Fashion Week: Aparecen rostros nuevos en la pasarelas

|


P21 MATTYBOVAN103 190215 LFWAW19 602

Por Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

¿Existe el riesgo de que la bianual Semana de la Moda de Londres se vuelva un poco predecible y rutinaria? El comunicado de prensa emitido por el Consejo de la Moda Británica (BFC) antes del último LFW (viernes 15 - martes 19 de febrero), destacó que el evento presentaría tanto lo mejor de los nombres emergentes como los establecidos de la industria, indicando que BFC es consciente de esta posibilidad y está decidido a evitar que suceda. Dio la bienvenida a la larga lista de diseñadores de renombre internacional que aparecen en LFW de manera regular, pero también recalcó las nuevas adiciones al programa, como 16Arlington, fundada por la pareja italiana Marco & Kikka, Asai, de origen chino/vietnamita y la colaboración del vanguardista inglés Symonds Pearmain.

Como señaló el BFC, la industria de la moda del Reino Unido contribuye £32,3 mil millones al PIB del país y genera 890,000 empleos. El columnista del London Evening Standard Richard Gray, observó el 15 de febrero en la edición especial del periódico para LFW que sería "la nueva generación, esos jóvenes diseñadores y graduados de nuestros globalmente admirados colegios de moda y escuelas de arte que despertaría el mayor interés". A pesar de la adversidad y los recortes en los fondos gubernamentales para la educación artística, agregó, los innovadores de la moda de la capital están encontrando distintas formas de crear otras opciones de vestirse.

Gray citó como ejemplos a los londinenses Asai "quien confecciona atrevidos y hermosos atuendos mezclando sedas teñidas con telas inusuales" y el Studio Ahluwalia, "uniendo las culturas juveniles en escala mundial para engendrar una original y única versión de estilo callejero. Sabrina Carder, una colega de Gray, también se centró en "los nuevos diseñadores que merecerían atención en LFW AW19", a saber, la diseñadora británica Bethany Williams, "que aborda los problemas sociales a través de la moda" (martes 19 de febrero), las prendas de punto brillantes de Katie Ann McGuigan de Irlanda (sábado 16 de febrero) y la presentación de Supriya Lele (lunes 18 de febrero), cuyos diseños "exploran las facetas interculturales de su herencia india y su identidad británica ".

Aunque 180 The Strand es ahora la sede fija para LFW, Somerset House, a solo unos minutos a pie, es donde la Exposición de Moda Internacional tuvo lugar simultáneamente con LFW, aunque por más tiempo (del 11 al 24 de febrero). El propósito de este evento, organizado conjuntamente por el BFC, el Consejo Británico, el Colegio Londinense de Moda, la Universidad de las Artes Londres (UAL) y Somerset House, es promover y presentar la obra del mejor talento de la moda internacional. Esta vez, en un nuevo formato llamado "Un audaz Mundo Nuevo", 16 diseñadores - de Bangladesh, Brasil, Canadá, Colombia, India, Georgia, Italia, Kenia, Líbano, Lituania, Países Bajos, Ruanda, Sudáfrica, Sri Lanka, Uruguay y Vietnam - fueron seleccionados para exhibir "una serie de instalaciones cautivadores" de sus respectivos países.

Colombia estuvo representada por la diseñadora bogotana Laura Laurens, cuya muestra “Envolvente” de intrincados collares de cuentas de Okama se había realizado junto con dos miembros LGBTQ + de la comunidad indígena Embera. La contribución de la modista de ropa femenina uruguaya, Clara Aguayo, de Montevideo se tituló "Recuerdos Ansiosos del Fin del Mundo" y reflejó su predisposición a usar "telas rescatadas de la pasada gloria de la industria textil de Uruguay". El foco principal de la exhibición del brasileño David Lee, otro de los 16 elegidos, fue el ganchillo y la ropa deportiva de Ceará, en el noreste de Brasil.

Las marcas nacientes, sin embargo, según el diseñador norirlandés Jonathan Anderson, están luchando para ganar visibilidad en las redes sociales que están saturadas por las etiquetas conocidas. Hubo un momento, le dijo a otra periodista del ES, Lizzie Edmonds, el 13 de febrero, cuando las redes sociales eran ideales para las marcas jóvenes porque las grandes marcas no las estaban utilizando. Ahora los recién llegados están siendo "desalojados" por las grandes casas de moda que están comprando mucho más espacio en el internet. En la inauguración oficial de LFW el 15 de febrero, la Jefa de BFC, Caroline Rush, declaró que su prioridad es demostrar que la moda de Londres está abierta a todos y contrarrestar la imagen "cerrada" que el Reino Unido podría estar sufriendo.

Mientras tanto, la corresponsal del Guardian, Zoe Wood, informó que algunos importantes minoristas de prendas de vestir tales como Primark, Boohoo y Misguided han sido criticados en el parlamento britanico por "alimentar una cultura de la moda desechable vinculada a la explotación de trabajadores mal pagados en fábricas del Reino Unido". Si los compradores pagan solo 2 libras por sus camisetas, es más probable que las vean como "descartables". El resultado, notó Wood, es que alrededor de 1 millón de toneladas de ropa están tiradas cada año en Gran Bretaña, de las cuales 700,000 toneladas se recolectan para reutilización y reciclaje. El resto se envía a vertederos o se incinera, a un costo estimado de £82 millones


Foto Matty Bovan