18 °C
Reino Unido

​Requisas y toques de queda para menores en Reino Unido

|


P9 texto 1

Por Ulysses Maldonado

Reino Unido ha anunciado la introducción de una serie de medidas dirigidas a acabar con el crimen por arma blanca, una conducta especialmente sensible entre los adolescentes captados por las bandas dedicadas al tráfico de drogas.

Medidas como toques de queda, restricciones en el acceso a internet e incluso la prohibición de visitar territorios en los que estén establecidas las supuestas bandas enemigas.

Con ello se pretende tener más controlados a los sospechosos habituales y a los jóvenes que se consideren más vulnerables. Eso sí, falta por aclarar cómo se controlará el cumplimiento de todas estas restricciones.

"Haré todo lo que esté en mi mano para acabar con la violencia sin sentido que está traumatizando a nuestras comunidades y reclamando las vidas de demasiados jóvenes. La policía ya tiene herramientas para mantener nuestras calles seguras, pero podemos hacer más para ayudarles a librar esta batalla", explicó el ministro del Interior, Sajid Javid, a través de un comunicado.

Las medidas, muchas de las cuales requerirán la autorización previa de juez para poder ejercerse contra cualquiera mayor de 12 años, incluyen restringir el acceso a ciertas páginas de internet y la prohibición de contactar por aplicaciones de mensajería instantánea con determinados individuos, hecho clave para evitar el reclutamiento de adolescentes por parte de las bandas.

A partir de ahora, además, la policía podrá cachear a cualquiera que crea que puede portar un arma blanca, incluyendo a los sospechosos habituales y a los que ya hayan sido condenados antes por un crimen de este tipo. Además, también se reconoce la posibilidad de confinar a los sospechosos en sus casas o prohibirles visitar determinadas partes de la ciudad.

Esta decisión por parte del Gobierno llega tan solo unos meses después de que en septiembre se anunciase que el número de incidentes relacionados con el crimen con cuchillos había aumentado en Inglaterra y Gales un 8% durante el último año hasta situarse en una cifra cercana a los 40.000. Estas medidas que se anuncian se basarán más en las "probabilidades" que en la perpetración de un crimen concreto.

Cualquier sanción que resulte de ellas durará dos años, pero será revisada a los 12 meses por un juez en el caso de los adultos y con mayor regularidad en el caso de los menores con el fin de saber si han modificado su conducta. Cualquiera mayor de 18 años que sea descubierto con un cuchillo se enfrentará a un mínimo de seis meses en prisión, mientras que las sentencias para los adolescentes se rebajarán a los cuatro meses.

La policía ya tuvo que poner en funcionamiento en el norte de Londres lo que se conoce como la 'sección 60', que legitima a los agentes a detener y cachear indiscriminadamente a cualquiera que consideren sospechoso de portar un arma blanca. La alerta se produjo después de que Nedim Bilgin, un joven de 17 años, fuese apuñalado hasta la muerte en Islington tras negarse a entregar su bicicleta durante un atraco.

Tres adolescentes de 16, 17 y 18 años ya han sido detenidos en relación con el asesinato, el octavo en la capital este año, y la prensa británica asegura que fue cometido con lo que comúnmente se conoce como un cuchillo Rambo, un tipo de arma blanca de supervivencia.

Dentro de esa política de endurecimiento que está llevando a cabo el Gobierno británico, se ha anunciado también la revisión de la sentencia para el joven de 17 años que atacó con un cuchillo zombi a un conductor por golpear ligeramente su bicicleta con el coche en el sur de Londres.

En un primer momento, Joshua Gardner, ahora de 19 años, fue condenado a dos años de cárcel por los hechos y por portar un tipo de arma que fue prohibida en 2016, pero ahora, tras una revisión del caso, se ha decidido incrementar su estancia en prisión hasta los tres años y medio.