- °C
Reino Unido

​Así son las nuevas leyes contra el abuso doméstico

|


P8 mujer

Nuevas leyes buscan proteger a las mujeres de aquellos maridos que intentan limitar su independencia.

Por Ulysses Maldonado

Los hombres que retienen las llaves del coche de sus esposas o novias para que no vayan a trabajar se enfrentarían a una grave acusación de acuerdo a la nueva legislación de abuso doméstico revelada este mes.

La Ministra de la Home Office, Victoria Atkins, dijo que impedir que una mujer hiciera un trabajo sería considerada como un control económico coercitivo de carácter ilegal porque equivaldría a una opresión de nivel "extraordinario" que socavaba la independencia financiera femenina.

Otras acciones para restringir la independencia de una mujer también serán prohibidas bajo una definición ampliada de abuso doméstico diseñada para cubrir conductas que van más allá de la violencia física.

El movimiento fue anunciado por el gobierno, que publicó su esperado proyecto de ley de abuso doméstico.

Se estima que los delitos de abuso doméstico cuestan £66 mil millones al año en toda Inglaterra y Gales, incluyendo el dinero gastado en tratamiento de salud, policía y servicios para víctimas.

Las medidas emblemáticas incluidas en la nueva legislación de hoy incluyen nuevas "órdenes de protección contra el abuso doméstico", que procurarán impedir que los delincuentes se acerquen a sus víctimas, y la prohibición de que los perpetradores interroquen a sus antiguos socios en los tribunales de familia.

También habrá un nuevo Comisionado de abuso doméstico designado para vigilar los esfuerzos y abordar el problema, descrito como un "crimen horrible" por el Secretario del hogar, Sajid Javid, y un mayor apoyo a los niños afectados por tal ofensa.

Pero una de las medidas más trascendentales es la extensión de la definición de abuso doméstico para cubrir actos no violentos de control emocional y financiero.

La señora Atkins, que también es la Ministra del gobierno para las mujeres, dijo que la razón para ampliar la ley era que "el chantaje económico puede ser una forma terrible de abuso" y parte de un patrón de opresión que dura muchos años.

Agregó: "puede ser cualquier cosa, desde controlar cuentas bancarias o tomar préstamos en su nombre sin su conocimiento, o quitar las llaves de su coche para que no pueda trabajar o pierdan su trabajo y por lo tanto su independencia financiera”.

"En este proyecto de ley, hacemos muy claro que este tipo de comportamiento coercitivo de control que vemos tan a menudo en el abuso doméstico, lamentablemente, es tan ilegal como los actos de violencia física".

*Tomada de Pixabay