- °C
Mundo

​Tinnitus: los ruidos que nadie más oye

|


P28 ruido

Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

¿Qué tienen en común los cantantes estadounidenses Bob Dylan, Neil Young y Will.i.am, además de haber tenido carreras exitosas? Todos sufren de una condición conocida como "tinnitus". Según "ranker.com", Dylan lo desarrolló "después de pasar toda una vida tocando mundialmente en conciertos de música alta, forzó a Young a dejar de grabar provisoriamente en los años noventa y Will.i.am, un rapero, productor y actor, anunció en un video de Youtube que "ya no sabe cómo suena el silencio". Hay muchas otras celebridades con este problema: el actor Steve Martin lo culpa a una "escena de tiro con pistola" para la película "Los Tres Amigos", Barbra Streisand la ha sufrido desde su infancia y William Shatner cree que fue el resultado de estar demasiado cerca de los altavoces cuando filmaba para su papel de Capitán Kirk en la serie Star Trek.

El músico británico, Pete Townsend, alcanzó la fama como el guitarrista principal con "The Who", renombrada por ser "una de las bandas más ruidosas en la historia del rock". Aparentemente, junto con su tinnitus, ahora está completamente sordo en un oído y solo posee audición parcial en el otro. "Tinnitusterminator.com" ha difundido sugerencias de que el compositor alemán Ludwig Van Beethoven pudo haber adquirido la condición alrededor de 1796 "debido a su hábito de sumergir su cabeza en el agua para mantenerse despierto". Incluso hay especulaciones de que contribuyó a que el pintor holandés Vincent Van Gogh se cortara la oreja izquierda: se sabía que tenía problemas auditivos, intolerancia a los ruidos fuertes y que se sentía frecuentemente perturbado por "el zumbido y rugido en su cabeza".

La Asociación Británica de Tinnitus (BTA) ha estimado que la condición afecta al menos al 10% de la población del Reino Unido. La ATA (su contraparte en los EE.UU.) calcula que 45 millones de estadounidenses "están luchando contra el tinnitus" y en Alemania (manifiesta la "Deutsche Tinnitus-Liga"), 19 millones de personas lo han experimentado, 2,7 millones de ellos persistentemente y un millón severamente

Entonces, ¿qué es esto exactamente? Como la periodista de Daily Mail, Isla Whitcroft, ha notado, aunque la palabra proviene del latín, el ruido puede ser un zumbido o un silbido, escuchado en uno o ambos oídos o en el centro de la cabeza con ninguna fuente obvia. Ella cita la opinión de la doctora Verónica Kennedy, consultora médica en audiovestibular de la NHS en Bolton, al noroeste de Inglaterra, que muchas personas pueden soportar un "episodio leve". Pero, "si algo sucede que lo exacerba, como exposición a ruidos fuertes prolongados, se convierte en un malestar". Según informa Whitcroft, la afección puede ser causada por "heridas a las complejas vías auditivas en los oídos y cerebro, una acumulación de cera en el oído, una infección, un tímpano perforado o una lesión en la cabeza ".

Thomas Goulding, corresponsal del "Independent", ha destacado una campaña llamada "Todos Oídos" lanzada en 2018 por tres "amantes de la música", Matt, Oli y John, quienes creen que este padecimiento suele ser autoinfligido. Recomiendan que cualquier fiestero que vaya a un club nocturno abarrotado o un concierto de rock debe usar tapones para los oídos, para obviar el riesgo de dañar las células pilosas del oído interno. Dos de ellos padecen tinnitus, por lo que fundaron "Todos Oídos" para ayudar a otros a no contraerlo. Trabajan en lugares de música en vivo, festivales y otras organizaciones de música a través del Reino Unido para promover entornos de audición seguros.

Para gente con este infortunio, observa Whitcroft, no existe una cura específica. Los tratamientos varían desde técnicas de relajación hasta terapia de sonido, aunque ahora hay un nuevo invento: "Un dispositivo de ultrasonido portátil colocado detrás de la oreja durante un minuto y diseñado para brindar alivio transitorio". Mientras tanto, una encuesta de la Universidad de Nottingham reveló que un tercio de los pacientes con tinnitus no están contentos con lo que consideran es la falta de conocimiento y sensibilidad de su médico con respecto a esta dolencia. El Director Ejecutivo de la BTA, David Stockdale, se ha quejado a Whitcroft de que "se les dice que aprendan a convivir con la situación o se les da información incorrecta".

El BTA aconseja que si la cera en sus oídos no le causa dificultades tales como el tinnitus, dejarla tranquila, porque mantiene el canal auditivo lubricado y lo protege contra el polvo, la suciedad y las bacterias. Si comienza a sentirse bloqueado, debería obtener algunas gotas para los oídos en su farmacia o, preferiblemente, usar aceite de oliva para ablandar la cera. Luego saldra dentro de unos días. Si no, su cirugía local podría sacarla por usted, normalmente mediante jeringa de oreja. Sin embargo, el Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE) ha declarado recientemente que este procedimiento es arriesgado porque es difícil controlar la presión del agua y podría dañar el tímpano. La microsucción es ahora el método alternativo recomendado, pero el NHS generalmente no proporciona este servicio, por lo que tendrá que pagar entre £65 y £85 para que se realice en una clínica privada.

DESTACADO

La Asociación Británica de Tinnitus (BTA) ha estimado que la condición afecta al menos al 10% de la población del Reino Unido.

Foto p28 ruido// Tomada de Pixabay