8 °C
Mundo

​Por qué pelean las parejas y cómo evitarlo

|


P22 discutir


Por Redacción

Es cierto que las relaciones de pareja no son un idilio y tienen sus momentos dulces y amargos. También sabemos que lo importante es salir adelante en los más difíciles y así demostrar que sí están hechos para estar juntos. Aunque esos momentos en algunas ocasiones llegan sin avisar, uno que otro puede evitarse. Las diferencias siempre causan pequeñas discusiones que pueden no terminar muy bien.

Hoy seguiremos los consejos de vix.com sobre qué peleas evitar para no arruinar la relación de pareja. Veamos:

Peleas por incompatibilidad

Discutir por cosas que los hacen incompatibles puede arruinar la relación rápido. El problema con estas cosas es que no son un tema de discusión: son una causa de separación.

Si tu pareja es violenta, derrochadora, infiel, alcohólica, adicta o apostadora, no hay discusión que valga; simplemente son incompatibles.

Peleas por dependencia

Si lo que esperas es que tu pareja se haga cargo de tu vida y resuelva tus problemas, lo que necesitas es un padre o una madre, no una pareja. Las cuestiones relacionadas con la dependencia económica o emocional deben ser resueltas por cada integrante de la pareja para no afectar la relación.

Peleas por tareas domésticas

Discutir por las tareas domésticas es otra de las causas de problemas en la relación. La mejor política es que cada uno se haga sus cosas, y que se repartan aquellas tareas de la vida en común. Por ejemplo: uno cocina y el otro lava los platos.

Peleas por sexo

El sexo es probablemente la principal causa de peleas de pareja. En este caso, lo mejor es hablar tranquilos y cada uno exponga sus sentimientos de manera calma, en lugar de esperar a explotar en una pelea. Y como todo lo demás en la relación, estar dispuesto a negociar.

Peleas por dinero

El dinero compite con el sexo por el primer lugar en la lista de principales motivos de pelea en las parejas. Para evitar las peleas hay que seguir el mismo procedimiento que con el sexo: tener una charla abierta y sincera, y negociar la manera de administrarlo.

*Foto tomada de Pixabay