6 °C
Reino Unido

​Los inmigrantes no son una carga para el sistema de salud

|


P4 SISTEMA SALUD INMIGRANTES 2

Arelys Goncalves

Con frecuencia se escucha lo contrario. Sin embargo, una investigación realizada en la University College London-Lacent ha dejado en evidencia que, lejos de representar una carga para el sistema de salud, los inmigrantes contribuyen a su funcionamiento con el importante porcentaje de profesionales que labora en este sector en los países ricos. El estudio que realizó la Comisión de Migración y salud de la casa de estudios derriba con cifras y datos concretos los mitos que asocian a los inmigrantes como portadores de enfermedades que ponen en peligro a los locales.

No es la primera vez que se habla de este tema, sin embargo, con estas evidencias se muestra más que con palabras que los inmigrantes están sujetos a políticas que restringen la entrada a los países o que los convierten en una amenaza para la salud pública de manera injusta y sin fundamento. La investigación que fue difundida recientemente por los medios nacionales e internacionales, fue liderada por 20 expertos de diferentes partes del mundo que resumen los datos más completos sobre este tema.

¿Qué dice el informe?

Contrario a lo que se dice, los inmigrantes representan un alto porcentaje de los médicos y demás profesionales en el sector salud de los países más avanzados. Concretamente, en el Reino Unido, en medio de la incertidumbre por el Brexit,hasta un 37 por ciento de sus médicos corresponden a profesionales de otros países. En lo que se refiere a la salud en general, según el informe, los inmigrantes tienen tasas de mortalidad menores en enfermedades cardiovasculares, digestivas, enfermedades nerviosas, endocrinas, respiratorias, trastornos mentales, entre otros, en comparación con la población propia del país.

En palabras del presidente de la Comisión y profesores de la University College London, Ibrahim Abubakar, "El discurso populista demoniza a los inmigrantes". A su entender, es un enfoque equivocado en vista de que ellos fortalecen la economía y sirven de refuerzo en la atención social y sanitaria. "No hay evidencia de que los migrantes supongan más costes ni de que transmitan enfermedades infecciosas".

En excepciones como la hepatitis, la tuberculosis y el VIH los inmigrantes tienen mayor porcentaje. Sin embargo, el estudio destaca que la posibilidad de transmisión ocurre entre las mismas comunidades de inmigrantes y el riesgo en la población local es mínimo. A esto se suman las muertes por casos de violencia en la los inmigrantes tienen la mayor tasa de mortalidad.

Recomendaciones

En declaraciones a la prensa, el profesor Abubakar señaló que la exclusión de los inmigrantes y la visión negativa hacia ellos es puramente política y no tiene evidencias. "El ambiente hostil hacia los inmigrantes ha llevado a que se les niegue la atención médica en algunos países y ello tiene graves consecuencias económicas directas sobre la salud pública". En concreto, la Comisión de investigación destacó la gravedad de negar o limitar la atención médica a los inmigrantes y se menciona los compromisos de "salud para todos" que establece la Organización Mundial de la Salud". A juicio de los investigadores, a largo plazo, esta política hostil resultará más costosa para los países que la inversión que deben realizar en la actualidad para garantizar el acceso a la salud a todos.