9 °C
Reino Unido

​Anuncios de comida chatarra serán prohibidos en estaciones de metro

|


Obesidad

Los anuncios de comida chatarra estarían prohibidos en las estaciones de metro y en las paradas de autobús para hacer frente a las elevadas tasas de obesidad infantil.

Por Ulysses Maldonado

Se espera que los proyectos que impiden la promoción de alimentos con alto contenido de grasas, sal y azúcar en la red de Transport for London se aprueben formalmente.

Los expertos en obesidad describen la iniciativa como ejemplar. Forma parte de una serie de medidas para abordar el estatus de Londres como la ciudad europea con más niños con sobrepeso y obesos, el 37,7% de los cuales se encuentran en el último año de la escuela primaria.

Los sitios de publicidad exterior de TfL son los más lucrativos del mundo y generan £147 millones al año para reinvertir en el transporte público. Alrededor de £20 millones al año provienen de anuncios de comida, de los cuales aproximadamente £13 millones podrían incumplir las nuevas reglas.

Los detalles completos se anunciarán poco después de que el alcalde Sadiq Khan estudie los resultados de la consulta pública del Ayuntamiento. Pero, en una entrevista con la prensa, dejó en claro su entusiasmo por la medida y dijo que proteger a los niños de la comida chatarra era un "problema de justicia social".

Él dijo: “Cuando comencé a ver las estadísticas de obesidad infantil en nuestra ciudad, fue desgarrador. Lo que estaba viendo en las partes más pobres de la obesidad infantil de Londres era lo peor. En Barking y Dagenham, algo así como el 45 por ciento de los niños de Year Six, que tienen entre 10 y 11 años, tienen sobrepeso o son obesos. Si comparas eso con Richmond, donde es el 23 por ciento. Este es un tema de justicia social: los niños más pobres tienen sobrepeso y son obesos.

"Me contaron historias de padres y cuidadores con niños en una estación de metro o en una parada de autobús, ellos ven estos anuncios de tiendas de comida rápida". Los niños presionan a los padres o cuidadores para obtener la comida chatarra".

Amsterdam prohibió los anuncios de comida chatarra en su metro en el mes de enero. Los asesores del Señor Khan dicen que los primeros indicios de su éxito han alentado a Londres. El alcalde tiene el deber de reducir las desigualdades de salud entre los concejos locales y cree que TfL "tiene una responsabilidad que va por encima de generar ingresos de la publicidad para ayudar a lograrlo”.

TfL utilizará el sistema de perfiles de nutrientes de la Food Standards Agency para determinar si un alimento o bebida tiene un alto contenido de grasa, sal y azúcar. Todavía no se sabe si los anuncios que incluyan solo el logotipo de una empresa de alimentos y bebidas, como los de McDonald's, también serán prohibidos. El Señor Khan dijo: "Si eres alguien que elabora comida chatarra, no puedes anunciar comida chatarra, pero sí puedes anunciar alternativas más saludables".

Otras medidas contra la obesidad incluyen la prohibición de nuevos sitios para llevar a menos de 400 metros de una escuela y la concesión de clasificaciones de bronce, plata y oro a los cuidadores y guarderías infantiles que alienten a los niños a desarrollar hábitos de alimentación saludables.