8 °C
Gastronomía

​¡A comer tacos!

|


P23 taco

Por Redacción

Los tacos son uno de los platos más famosos de la gastronomía mexicana. Aunque en su país el día del taco se celebra el 31 de marzo, a nivel internacional hay otra fecha para conmemorarlo: el 4 de octubre.

Por eso, este mes le rendimos un homenaje espacial a este platillo que nos llena de orgullo y que se ha vuelto tan popular en todo el mundo.

Sabemos que existen muchos tipos de tacos y cada vez nos inventamos muchas más formas deliciosas de disfrutarlos, sin embargo, la receta básica solo necesita una tortilla de maíz que se enrolla en diferentes tipos de carne y se suele acompañar de vegetales como cebolla y salsa picante.

Aquí te contamos cómo prepararlos y sorprender a tus invitados:


Ingredientes:

200 Gramos de Harina de maíz

100 Gramos de Carne Molida cocida (res y cerdo)

2 Hojas de Lechuga

1 Tomate

Queso rallado al gusto

1½ Tazas de Agua

1 Pizca de Sal

1 Pizca de Azúcar

1 Chorro de Aceite

1 Cucharadita de Mostaza

1 Puñado de Albahaca fresca

1 Salsa picante


Preparación:

1. Empecemos con la masa de las tortillas. Mezcla 1 taza y media de agua por cada dos tazas de harina y amasa hasta conseguir una masa homogénea y suave. Haz bolitas medianas y aplánalas.

2. Para cocinar las tortillas, se colocan en la plancha o sartén caliente y las vamos volteando cada 30 segundos hasta dorar suavemente.

3. Debemos tener lista la carne molida. En este caso la hemos dorado sazonando con cebollín, ajo y especias.

4. Aparte debemos elaborar la ensalada de lechuga y tomate con albahaca, sal, pimienta vinagre, aceite, mostaza y un toque de azúcar.

5. Ahora armemos los tacos mexicanos de carne, simplemente extendemos la tortilla, colocamos la carne, la ensalada y terminamos con una buena porción de queso rallado y salsa picante.

¡Enrollamos y buen provecho!

También puedes acompañar con un poco de pico de gallo o hacer más variedades de tacos.

Dato curioso:

La costumbre de comer tacos se remonta a la época prehispánica. Como los hombres debían trabajar largas jornadas, necesitaban llevarse consigo un alimento nutritivo, pero a la vez fácil de transportar, entonces a las mujeres se les ocurrió la genial idea de enrollar la comida en las tortillas de maíz.