15 °C
Londres

​Chilenos en Londres recuerdan a las víctimas de la dictadura

|


P5 2018 09 11 PHOTO 00000011

Arelys Goncalves

El 11 de septiembre es una fecha difícil para los chilenos, especialmente para las familias que todavía están a la espera de conocer el destino de sus seres queridos que desaparecieron de manera forzosa tras el golpe de Estado llevado a cabo por Augusto Pinochet en 1973. A 45 años de aquel triste episodio de la historia de Chile, los familiares de las víctimas de la dictadura se han prometido no olvidar.

En el país la fecha estuvo marcada por manifestaciones de calle para exigir justicia. En Londres, en menos número, el día fue recordado con el mismo ánimo. Varios integrantes de la comunidad se organizaron para realizar un acto "Por la memoria, la verdad y la justicia". El evento conmemorativo consistió en una concentración en Westminster, que luego continuó con una caminata hasta la Embajada, ubicada en Old Queen Street.

Frente a la sede diplomática, los manifestantes emitieron varios discursos para recordar lo ocurrido, realizaron algunos performances y actividades de índole cultural para exigir a las autoridades que den a conocer el destino de los desaparecidos. Adicionalmente, solicitaron al Gobierno que revierta la liberación de los "criminales" condenados por violaciones de los derechos humanos. Jimena Pardo, una de las impulsoras de la protesta pacífica dijo a Express News que muchas de las familias solo quieren saber en dónde están los restos de sus parientes para darles sepultura y acabar con la incertidumbre que han vivido por décadas. Pardo tiene 44 años y aunque no vivió la situación del golpe del Estado, contó como su padre fue torturado físicamente por dos años y narró el sufrimiento de su madre por esta situación.

Los chilenos que llegaron al Reino Unido en los años setenta venían huyendo de las fuerzas de seguridad de Pinochet, muchos de ellos se establecieron como exiliados políticos. Con un registro de cerca de 200 mil exiliados, la dictadura generó en Chile el movimiento migratorio al exterior más grande de la historia del país.

Las cifras oficiales de crímenes cometidos en ese periodo establecen un saldo de 3.216 desaparecidos y asesinados y 38.254 víctimas de prisión política y tortura. En rasgos generales, el número total de ejecutados, desaparecidos y torturados durante los 17 años del gobierno de Pinochet supera los 40 mil, según el más reciente informe elaborado por la Comisión Valech.

Pardo destacó que la indignación se ha avivado al conocer las decisiones del Gobierno de liberar a quienes han sido condenados por los crímenes cometidos durante dictadura. En agosto, diputados de la oposición chilena presentaron una moción judicial para exigir la sanción a los jueces que autorizaron la liberación de siete exfuncionarios relacionados con crímenes y torturas durante el periodo de Pinochet al poder (1973-1990). Esta es la misma solicitud realizada desde la capital británica.

Un bordado por la memoria

Durante la manifestación se presentaron los trabajos realizados por las bordadoras que han dejado plasmados en sus mantas los rostros y nombres de las víctimas. Ha sido un trabajo desarrollado en los últimos siete meses y que se ha llevado a cabo internacionalmente como un acto de recuerdo. Pardo indicó que es necesario recordar, pero también estos bordados son un llamado contra la impunidad y contra el daño que se ha hecho a las familias chilenas.

Este ha sido un proyecto colaborativo que involucra a la comunidad de exiliados chilenos en el Reino Unido y de otras partes como un gesto de solidaridad en la búsqueda de la justicia y la reconciliación.

*Fotos cortesía Jimena Pardo