16 °C
Reino Unido

​Se prohibirá vender bebidas energéticas a adolescentes

|


Las tiendas tendrán prohibido vender bebidas energizantes y otras bebidas "con alto contenido de cafeína" a los adolescentes, según los planes anunciados por Theresa May.


P7 bebida

Por Redacción

El plan evitará que los minoristas vendan bebidas energéticas a menores de 16 años y posiblemente incluso a menores de 18 años.

Se conoció a través del diario The Independent que la intención es usar las mismas sanciones que vender cigarrillos a los jovenes, lo que significa que las tiendas podrían recibir una multa de £2,500.

La Señora May dijo que estaba actuando como evidencia de que el consumo excesivo de bebidas por parte de los adolescentes está relacionado con problemas de salud graves. Algunas muertes están incluso conectadas a ellos.

La iniciativa fue bien recibida por los activistas, incluido Jamie Oliver, pero habrá reacciones negativas por parte de los fabricantes e incluso de algunos ministros que lo ven como “el nanny-estatismo".

La Primera Ministra dijo: "Con miles de jóvenes consumiendo bebidas energéticas regularmente, a menudo porque se venden a precios más baratos que los refrescos, consultaremos sobre la prohibición de la venta de bebidas energéticas a los jóvenes”.

"Es vital que hagamos todo lo posible para asegurarnos de que los chicos tengan el mejor comienzo en la vida".

Se lanzó una consulta sobre cómo debería funcionar exactamente la prohibición, aunque la intención es que se aplique a bebidas con más de 150 mg de cafeína por litro.

Una lata de 250 ml de Red Bull contiene alrededor de 80 mg de cafeína, el equivalente a casi tres latas de cola.

Algunas bebidas energéticas también contienen niveles excepcionalmente altos de azúcar, con un promedio de 60 por ciento más de calorías y un 65 por ciento más de azúcar que otros refrescos regulares.

Con más de dos tercios de personas entre 10 y 17 años y un cuarto de entre seis y nueve años que consumen bebidas energéticas, es probable que contribuyan tanto a la obesidad como a la caries dental.

Las autoridades sostienen que el consumo excesivo ya se ha relacionado con problemas de salud en los jóvenes, desde dolores de cabeza y problemas para dormir hasta dolores de estómago e hiperactividad.

El ministro de salud pública, Steve Brine, dijo: "Todos tenemos la responsabilidad de proteger a los chicos de los productos que perjudican su salud y educación, y sabemos que las bebidas de cafeína y, a menudo azúcar, se están convirtiendo en un elemento común de su dieta.

"Nuestros jóvenes ya consumen un 50% más de estas bebidas que nuestros homólogos europeos".

Las bebidas ya están prohibidas para la venta a los chicos por algunos minoristas importantes, pero siguen estando disponibles en máquinas expendedoras y tiendas más pequeñas.

En el mercado de comestibles del Reino Unido, incluidas las tiendas de la esquina, solo el 21% de las ubicaciones están suscritas a las restricciones voluntarias.

El chef de televisión Jamie Oliver dijo: "Tenemos un gran problema con los jóvenes y las bebidas energéticas.

"Demasiados los usan regularmente para reemplazar el desayuno".

El profesor Russell Viner, presidente del Royal College of Pediatrics, y el director ejecutivo de Public Health England Duncan Selbie también respaldaron la prohibición.

Pero es probable que la señora May sufra un retroceso de la industria de bebidas que ya está sujeta a las restricciones del azúcar.

La consulta se inició la semana pasada y tendrá una duración de 12 semanas e invita a expresar puntos de vista sobre la edad a partir de la cual deben aplicarse las restricciones sobre la compra de bebidas energéticas, ya sean las opciones de 18 años o la de 16 años.

*Imagen tomada de Pixabay