21 °C
Portada

​Así será el proceso de aplicación para vivir en el Reino Unido

|

El Gobierno británico ha revelado cómo será el proceso de registro que tendrán que seguir los inmigrantes europeos que deseen permanecer en Reino Unido a partir del 1 de enero de 2021, momento en que se dará por finalizado el periodo de transición y se darán todos los efectos la desvinculación de la UE.


P4 brexit

Por Ulysses Maldonado

Un sistema que pretende ser puramente digital, a pesar de que las críticas hayan obligado a introducir formularios analógicos, y que, según ha insistido la Home Office, dará una respuesta sobre si se ha obtenido el estatus asentado en apenas unos días.

El estatus asentado (o 'settled status' como se le conoce en Reino Unido) es una forma que tienen los ciudadanos europeos de decirle al Gobierno británico que quieren seguir residiendo en el país una vez se agote el periodo de transición. Tal y como insisten desde el Ministerio del Interior, a no ser que intervengan antecedentes penales que puedan hacer que se considere al individuo como "peligroso" o se hayan supuesto más de doce meses en prisión, la máxima que tendrán quienes revisen las solicitudes será la de dar una respuesta positiva.

Para ello, la Home Office contará con un equipo de 1.500 trabajadores que deberán atender a los "entre 3,2 y 3,8 millones de europeos" que podrían llegar a querer participar en el proceso de solicitud, teniendo que revisar hasta 4.500 solicitudes al día, a partir de que el sistema se abra progresivamente para las "diferentes comunidades" que residen en Reino Unido, con el fin de evitar un colapso informático. Aunque aún no se ha concretado una fecha definitiva, se espera que a finales de agosto se puedan empezar a tramitar las primeras peticiones.

Para poder optar al estatus asentado simplemente tiene que existir un registro de la llegada al país antes del 31 de diciembre de 2020, pero el proceso de aplicación estará abierto hasta el 30 de junio de 2021. Si una vez que se haya alcanzado esa fecha el individuo no puede demostrar cinco años de residencia continuada en el país, se le otorgará el 'pre-settled status', que a todos los efectos prácticos concede los mismos derechos, y una prórroga de cinco años para que pueda pedir el estatus en el momento en que llegue al lustro residiendo en Reino Unido. De hecho, cuando transcurra un año y se acumulen seis, se podrá pedir directamente la ciudadanía británica.

"Con este plan estamos cumpliendo con nuestro compromiso de asegurar los derechos de los ciudadanos europeos que ya están en este país contribuyendo de muchísimas maneras, ya sea trabajando, estudiando o con cualquier otra ocupación", explicó el Ministro de Interior, Sajid Javid. "Queremos que se queden y que el proceso de hacerlo sea lo más sencillo posible para ellos".

Para ello, y con el fin de simplificar un proceso de solicitud de residencia draconiano que llegaba a suponer costes de miles de euros, tener que rellenar formularios de más de 80 páginas y soportar más de seis meses de proceso de evaluación, el Gobierno ha tenido que desarrollar un sistema digital intuitivo y rápido que otorgue una respuesta "en apenas un par de días". De hecho, durante una presentación en la Home Office, se han podido ver las primeras capturas de pantalla de cómo será un proceso que tendrá un coste de 65 libras (75 euros) para los adultos y 32,5 libras (37 euros) para los menores de 16 años.

El requerimiento básico será el número de pasaporte del país de origen, que tendrá que ir acompañado de alguna prueba como puede ser el envío junto a la solicitud impresa del documento físico y original, que será devuelto al propietario "en unos días", o bien por medio de dos fotografías que escaneen el chip contenido en todos los pasaportes de los 28 países de la UE así como una fotografía selfie que se tomará desde la propia app del móvil para confirmar la identidad del solicitante. Sus datos se cruzarán entonces con los de Hacienda (HMRC) y el Departamento de Trabajo y Pensiones (DWP).

Una vez superado este paso se preguntará la situación laboral de la persona, ya sea estudiante o trabajador, el número de la seguridad social, si lo tiene, su dirección en Reino Unido y su teléfono móvil, por ejemplo. También se realizarán preguntas referentes a los antecedentes penales, la pertenencia a grupos extremistas, la participación en actos terroristas o el involucramiento en crímenes de guerra.

Tras este pequeño formulario, que según han insistido siempre desde la Administración no llevará más de 15 o 20 minutos, y tras el pago de la tarifa correspondiente, el solicitante recibirá un número de referencia y una primera respuesta sobre si potencialmente puede recibir el pre estatus establecido o directamente el 'settled status'. Si, por ejemplo, una persona lleva residiendo en el país cinco años, pero el sistema sólo le ha reconocido tres y cree que puede demostrar los otros dos, tiene en ese momento una opción para informar de su disconformidad.

En cuanto a la reunificación familiar, "las esposas, parejas civiles, parejas duraderas, hijos o nietos dependientes y padres o abuelos dependientes" que vivan fuera del país también podrán disfrutar del estatus asentado "de por vida", así como cualquier hijo futuro, aunque a partir de que finalice el periodo de transición las nuevas parejas no podrán acceder en principio a este derecho.


Estudiantes, jubilados y casos especiales

El proceso de solicitud del 'settled status' también ha tenido en cuenta a quienes tienen más difícil demostrar cuánto tiempo llevan residiendo en Reino Unido. Estudiantes, jubilados, personas dedicadas a las tareas del hogar y discapacitados que no trabajen tendrán que presentar otro tipo de pruebas que justifiquen cuánto tiempo llevan viviendo en el país.

Para ello se podrán presentar contratos de alojamiento y vivienda, facturas, adscripción a cursos académicos o pago de impuestos municipales, siempre y cuando la persona aparezca en ellos. Durante la presentación en el Ministerio del Interior se ha reconocido que si el nombre incluye caracteres especiales -como por ejemplo la 'ñ' cuando no haya sido sustituida por una 'n'- pueden existir dificultades a la hora de llevar a cabo la concordancia automática en el sistema, por lo que el solicitante deberá indicarlo específicamente.


*Foto Tomada de Pixabay