16 °C
Mundo

​Cambridge Analytica se declara en bancarrota en Estados Unidos

|


P33 Cambridge Analytica

La semana pasada la consultora política en el centro del escándalo de privacidad que envuelve a Facebook, Cambridge Analytica, solicitó la bancarrota en los Estados Unidos.


La consultora habría accedido indebidamente a información de hasta 87 millones de usuarios de Facebook y ha sido acusada de utilizar la información para impulsar la campaña electoral del presidente Donald Trump en 2016.


A principios de este mayo, Cambridge Analytica y su matriz británica SCL Elections anunciaron que cerrarían inmediatamente e iniciarían los procedimientos para la declaración de bancarrota, después de sufrir una fuerte caída en los negocios debido al escándalo.


El jueves 17 la petición para declararse en bancarrota fue presentada ante el Tribunal Federal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York. El documento fue firmado por Rebekah y Jennifer Mercer, hijas del multimillonario Robert Mercer, a nombre del directorio de Cambridge Analytica. La familia Mercer fue uno de los principales donantes de Trump.


Cambridge Analytica, con sede en Londres, se creó en 2013. Tiene activos cotizados en un rango entre los 100.000 y los 500.000 dólares y pasivos en el rango del 1 millón a los 10 millones de dólares.


Facebook, que anteriormente atravesaba un importante escrutinio público junto a otros gigantes de internet por el fenómeno de las noticias falsas y la supuesta influencia rusa en las elecciones, este año se enfrenta también a investigaciones en los EE. UU. y Europa a raíz del manejo de datos personales de los usuarios.


Zuckerberg ha comparecido ante los comités del Congreso de EE. UU. Para testificar sobre la privacidad de los datos y esta semana confirmó que también se reunirá con los líderes del Parlamento Europeo.


Facebook ha dicho que suspendió alrededor de 200 aplicaciones en la primera etapa de su revisión en aplicaciones que tenían acceso a grandes cantidades de datos de usuarios antes de que la compañía restringiera el acceso a los datos.