15 °C
Londres

El escenario brasileño y de las próximas elecciones fueron los temas en Londres

|

Ex presidenta Dilma recibida en Londres con una pequeña manifestación


Dilma de Cristiane Lebelem

Por Cristiane Lebelem

Nombres importantes de la política de Brasil como el de la ex presidenta Dilma Rousseff, estuvieron en Londres el pasado fin de semana, para participar del Brazil Forum UK. Un evento con la propuesta de debatir los desafíos sociales, políticos y económicos a lo largo de los últimos 30 años, desde la promulgación de la Constitución de 1988.


El ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) Luís Roberto Barroso, uno de los participantes de gran elocuencia, aprovechó el momento para dar su opinión en cuanto a sus intenciones en la política y también alejar los rumores de una posible candidatura a algún cargo. "Soy un juez y mi idea es servir al país como juez", dijo a la audiencia compuesta mayoritariamente por brasileños, en el auditorio de la London School of Economics, en el centro de Londres. Además de Barroso, también estuvieron en el escenario de la renombrada institución otros nombres para debatir la distribución de la renta, la desigualdad, la política económica, la seguridad pública y otros temas.


El propio sábado 5 de mayo, la ex presidenta Rousseff fue quien cerró el día con una charla seguida de preguntas y respuestas, que duró cerca de 2 horas. La ex presidenta reiteró que el Partido de los Trabajadores (PT) sigue en la defensa de Lula, que está detenido en Curitiba acusado de corrupción desde hace más de un mes, y que debe mantener su nombre para la elección presidencial. "Él es la idea de unidad de las fuerzas progresistas en Brasil", dijo.

Sobre la posible coalición del Partido de los Trabajadores que llevaría a una composición con otro partido, Dilma intentó aclarar que Jacques Wagner no habría sido autor de la idea de unión del PT con otros partidos para la disputa de octubre. La posible candidata al Senado Federal, también aprovechó para reforzar su opinión sobre la fragilidad de la operación Lava Jato y la falta de pruebas para mantener la condena de Lula.

Dilma también ha reforzado la necesidad de que haya nuevos líderes, personas más jóvenes, para las que se pueda "pasar el bastón". Sobre el actual escenario, Dilma enfatizó, "el golpe no comienza cuando llevo el golpe, pero antes", refiriéndose al momento del impeachment.


Al día siguiente, fue el turno de la presidenciable Marina Silva (nombre del ala moderada) que destacó en el evento, así como el médico Dr. Drauzio Varella, muy famoso en la tele de Brasil por su labor como consejero médico y social.

La pre-candidata a la Presidencia de la República por el partido Rede, habló contra las privatizaciones. Y durante el segundo día del evento, que se estableció en la Universidad de Oxford, Marina habló sobre la corrupción en las elecciones, "las donaciones vía caja 2 de empresas privadas a los grandes partidos políticos configuran un fraude en las elecciones".

La candidata también defendió la prisión para la condena en segunda instancia, o sea, el caso que configura en este momento la detención del ex presidente Lula.