12 °C
Londres

​Artistas donan sus obras por los Chamos de Venezuela

|


Gracias a la contribución de casi 70 artistas, la organización Chamos, con sede en Londres, realizará una Gala de arte el martes 1 de mayo en la galería Maddox Arts. Las contribuciones servirán para dar continuidad a los programas sociales, educativos y de salud que desarrollan en Venezuela, conjuntamente con organizaciones locales.




Chamos


Por Arelys Goncalves


Chamos es una organización benéfica que desde 2007 trabaja en Londres para ayudar al desarrollo de proyectos sociales y educativos en Venezuela y brindar una mano a los niños de las zonas más vulnerables del país. El equipo de voluntarios que conforma esta ONG efectuará el 1 de mayo un nuevo evento, se trata de la gala de obras de arte que servirá para recaudar fondos y seguir apoyando programas en el país latinoamericano.



La presidenta de Chamos, Mariana Siblesz, dijo que para ellos la prioridad es seguir impulsando los proyectos que han logrado financiar gracias a donaciones. Detalló que en Venezuela se emplea el dinero en planes como el Hogar Bambi que atiende a 125 niños menores de 18 años, Trazando espacios públicos que ofrece a los niños en las zonas pobres la posibilidad de transformar su entorno y hacerlo más sano y favorable para ellos, así como becas y aportes a centros asistenciales, entre otros.



Explicó que el equipo trabaja sin ninguna remuneración y su energía es saber que con ese esfuerzo se puede lograr una vida mejor para las nuevas generaciones. “Ellos merecen tener un entorno seguro, educación y alimentación”.



Obras de esperanza


El evento titulado Art Gala 2018, se realizará en Maddox Arts, en Mayfair. La misma galería acoge esta semana obras de artistas latinoamericanos que donaron también sus creaciones a otra de las organizaciones de caridad que funciona desde Londres, Healing Venezuela. Mario Palencia, representante de Maddox Arts, destacó la importancia que tiene la contribución de estos artistas para las dos fundaciones con el objetivo de proporcionar algún aporte al país.



Chamos 1


Palencia explicó, que la galería que pronto cumplirá una década, ha estado muy vinculada al arte contemporáneo latinoamericano, además de servir de escenario para diferentes subastas, pero estas dos en particular “tienen una urgencia muy palpitante ya que sabemos que hay una crisis humanitaria seria que el gobierno en Venezuela no quiere aceptar ni asumir su responsabilidad”, comentó. Explicó que, debido a lo difícil del panorama, “estas dos organizaciones hacen un trabajo enorme que involucra logística y riesgo para suministrar ayuda en el país”.


Por su parte, Renata Fernández, una de las artistas que participa, dijo que como venezolana quería dar algún aporte efectivo a Chamos porque sabe que el dinero recaudado servirá para dar continuidad a proyectos como albergues infantiles, instituciones educativas o de salud. Insistió en la necesidad buscar una vía para contribuir debido a la gravedad de la situación.



La obra donada por Fernández es parte de una serie reciente de la artista, denominada Deck Chairs. Su trabajo agrupado en series está entrelazado y sus últimas piezas dan cabida a la nostalgia, “a la memoria que no quiero perder y a la que me aferro, de un paisaje que posiblemente ya no existe, que es el de mi niñez y juventud”.



El artista venezolano Jaime Gili, radicado en Londres, también ha contribuido. Como muestra de su interés en ofrecer ayuda, Gili realizó en su país el proyecto “Diamante de las semillitas”, en uno de los barrios pobres de Caracas, Petare.El artista explicó que ha colaborado junto a su esposa, Lucía Pizzani, con entidades que tratan de reemplazar las funciones y derechos básicos que el Estado debería proveer en Venezuela. “Chamos es una de ellas”, “colaboraciones como esta son una oportunidad de emergencia que reflejan la crisis profunda en la que nos ha sumido el régimen de Maduro."



Entretanto, la artista y comunicadora social, Lucia Pizzani, dijo sentirse contenta por estar en el grupo y poder ayudar a través de la donación de una edición fotográfica de su autoría. “Admiro la labor que realizan para ayudar a los niños necesitados en Venezuela, cuya situación se agrava cada día más debido a las políticas del actual régimen que han ido deteriorando el país al punto de llevarlo a una aguda crisis humanitaria”.



Su contribución es una fotografía, de la serie Orchis, tomada en Villa Planchart, en Caracas.


Enriqueta Ahrensburg, artista venezolana que también se cuenta entre los creadores, explicó que el cuadro que donó está representado por el bosque como símbolo del lugar donde ocurren las transformaciones y donde el hombre se inicia para una nueva vida”. Para Ahrensburg, su aporte a la fundación es un granito de arena para ayudar a tantos niños necesitados en su país. “creo que desde donde estemos siempre podremos dar amor y todo lo que ella, Venezuela, necesite”. Más información en www.chamos.org.uk