10 °C
Reino Unido

Pasajeros podrán impugnar sanciones

|

Los pasajeros del tren multados con una tarifa de penalización después de cometer un "error" tendrán una mayor protección en virtud de las normas que entraron en vigor.


Por Ulysses Maldonado

Cualquier persona con una razón genuina para no tener un boleto válido podrá impugnar una sanción a través de un comité independiente no relacionado con las compañías de trenes.

Una vez que se recibe una apelación, tendrá un plazo de 21 días aproximadamente hasta que se decida el resultado de la disputa.

El nuevo sistema dará mayor consideración a las circunstancias de cómo y por qué se emiten las sanciones en un intento por garantizar que las personas reciban un trato justo, según el Departamento de Transporte.

El ministro de ferrocarriles, Jo Johnson dijo: "Los usuarios de trenes deben hacer todos los esfuerzos posibles para obtener el boleto correcto para su viaje, pero si cometen un error honesto, deben sentirse seguros de que el sistema de apelaciones lo reconocerá y lo tratará justamente”.

"Estamos simplificando las reglas sobre las tarifas de penalización e introduciendo un proceso de apelación independiente para ayudar a aquellos que cometen un error genuino al usar el tren".

Las multas pueden emitirse cuando alguien viaja sin boleto, no puede presentar una tarjeta de tren en un boleto con descuento, viaja en primera clase con un boleto estándar o permanece en un tren más allá del destino que pagó.

Los pasajeros reciben un cargo de £20 o el doble del costo de una tarifa individual completa, que sea mayor.

Eso puede llevar a sanciones que alcanzan cientos de libras para viajes de larga distancia.

Jacqueline Starr, Directora general de experiencia del cliente en Rail Delivery Group, que representa a las compañías ferroviarias, dijo: "Los clientes a veces cometen errores genuinos y los cambios en el sistema de tarifas de penalización, que tienen como objetivo disuadir a los que evaden la tarifa, ayudarán a quienes sienten que han sido maltratados y asegurar que haya suficiente tiempo para manejar su apelación”.

"Los evasores de tarifas privan al ferrocarril de recibir aproximadamente £200 millones cada año, dinero que de lo contrario se invertiría para mejorar el ferrocarril de Gran Bretaña para los clientes, las comunidades y la economía".

Alex Hayman, Director general de mercados públicos del grupo de consumidores Which?, dijo: "Algunas personas ocasionalmente cometerán un error genuino cuando viajan en tren, que podría incluir a un viajero que accidentalmente deja su boleto de temporada en casa o un pasajero que elige la opción incorrecta debido a un sistema de emisión de boletos complejo y confuso”.

"Es alentador que estos pasajeros tengan ahora un organismo independiente al que recurrir si deciden apelar su multa, para que puedan estar seguros de que el problema se resolverá de manera justa".